El Perro Prehispánico sin pelo, ancestral y mitológico.

xoloitzcuintle-6
Xoloitzcuintle, emblema de México

El perro llegó a America en varias oleadas acompañando a seres humanos, esto ocurrió hace 11.000 años aproximadamente. Después de este evento, los perros americanos se aislaron geográficamente (Valadez et al 2003).

Actualmente hay dos áreas geográficas (andina y mesoamérica) donde existen perros con síndrome de hipoplasia ectodérmica (sin pelo),  junto con la creencia de su condición nativa y autóctona. Y aunque, obviamente no son la misma raza pues existen ciertas diferencias anatómicas entre ambos (el aislamiento geográfico, tal vez, sea el factor que provocó esto), es imposible no notar las marcadas semejanzas entre estas razas.


El Xolo, el Viringo y el crestado chino son las únicas razas de perros sin pelo reconocidas por la Federación Cinólógica Internacional, (existieron otros perros extintos en Africa, y existen otras razas en el mundo pero no están reconocidas).

El perro crestado chino sin pelo también es muy parecido, A este respecto, se especula que los marineros de China se llevaron a su territorio imperial  algunos de los ejemplares de esas razas o sus antecesoras como regalos a sus superiores.  En el Perú se le llama coloquial mente “perro chino” por que durante el siglo XIX era la mascota de los esclavos coolies que llegaron a causa del guano de las islas.

Existen varias teorías sobre el origen o historia del perro sin pelo, algunos sostienen que llegó a America tras la emigración del hombre desde Asia hasta continente americano a través del estrecho de Bering. Para otros, este animal fue introducido gracias a colonos de origen chino que se asentaron en territorio peruano.

Finalmente hay quien defiende su origen en los perros africanos introducidos en América por nómadas africanos. Las similitudes entre estos perros sin pelo y los antiguos perros desnudos africanos (como el perro egipcio de Nubia, el terrier sin pelo de Abisinia; y el perro elefante africano) sugieren que puede haber entre ellos un parentesco lejano.

Dentro del mundo mesoamericano prehispánico, el perro jugó un papel importante en la sociedad, bien como alimento, compañía, protección de vivos y muertos, personaje de mitos y leyendas, como componente de medicina tradicional, como sacrificio, símbolo calendárico, acompañantes de dioses y dioses como tal.  Se postula la posibilidad de que hayan sido los mesoamericanos quienes introdujeron a los perros sin pelo a sudamérica, mediante el comercio.

images-1Al perro de origen peruano que no tiene pelo, se le conoce popularmente como perro inca, perro Pila peruano o perro calato o Viringo que en lenguaje quechua significa avisador.  Puede medir de 25 a 60 centímetros. Es sumamente juguetón, amoroso y entusiasta. Ha sido reconocido oficialmente como patrimonio nacional del Perú pues estos perros cumplieron un rol importante dentro de las costumbres y mitos de los incas. El Perro sin Pelo del Peru, fue llevado por los incas durante la expansión de su imperio, a otros paises de America del sur, y a pesar de que se trata de viringos se les conoce con otros nombres como: perro “pila” al norte de Argentina, ashcu en Ecuador, “ccala” en Bolivia, y “yagua” en Paraguay.

En 1987 se descubrió en Huaca Rajada la tumba del Señor de Sipán, en medio de una caja mortuoria, acompañado de los esqueletos de dos de sus concubinas, ocho sirvientes y su perro inca sin pelo.

En estos perros más que la falta de pelo, lo que llama la atención es su piel caliente, que alcanza una temperatura de 40 grados. Basta un leve contacto y  da la sensación como si estuviésemos tocando bolsas de agua caliente. Esta extraña característica los ha convertido en protagonistas de muchas historias de curaciones milagrosas y extraños poderes.

Algunos afirman que, además de irradiar calor, la piel del perro sin pelo absorbe la energía negativa del cuerpo humano. Esta creencia popular le atribuye poderes curativos para el asma, la bronquitis o el reumatismo. Se afirma que con sólo colocar los pies en su barriga se obtienen resultados sorprendentes, utilizándolos para entibiar las camas y como mantas terapéuticas
Sobre sus orines también existen muchas crónicas rescatadas por el dr. Pedro Weiss. Según él, tenían un uso medicinal en el Perú antiguo. Los usaban para problemas de la piel, escoriaciones o inflamaciones de la vista.

220px-xolotl_1
El dios perro Xólotl descrito en el Códice Fejervary-Mayer.

La raza canina Xoloitzcuintle  (también conocido como perro azteca o perro pelón mexicano) tiene su origen en México. A pesar de no tener una apariencia atractiva, el xolo es popular  por su inteligencia, su resistencia, su docilidad (es fácil de educar), y su naturaleza noble y cariñosa. Son buenos guardianes del hogar, dependiendo del tamaño, (toy, estandár, mediano y gigante). El emperador Moctecuzoma llegó a poseer más de 100 ejemplares y que ocupa un lugar preponderante en el Calendario Azteca o Piedra del Sol. Hoy en día los xolos se distinguen por su enorme valor y las federaciones caninas internacionales los reconocen como perros de clase alta. Cada ejemplar con pedigrí puede costar más de dos mil dólares, pero están en peligro de extinción.

Xolotl el dios azteca de la muerte. Señor de la estrella de la tarde y del inframundo. En el arte, Xólotl fue representado por un hombre con cabeza de perro. Su figura tiene muchos parecidos simbólicos con el dios Anubis (JentiAmentiu) del Antiguo Egipto

anubis-3
Anubis es el dios de la muerte del antiguo Egipto, maestro de las necrópolis y patrón de embalsamadores, representado como un gran cánido negro acostado sobre su estómago, probablemente un chacal o un perro salvaje, o como un hombre con cabeza de perro.

Itzcuintle significa perro. Xolo viene del vocablo Xolotl, Xoloitzcuintle  significa perro de Xolotl. El dios Xolotl, hermano gemelo de Quetzalcóalt, es la divinidad mejicana de la vida y la muerte, que comúnmente es asociado con figuras monstruosas. También es el dios de fuego y de la mala suerte. El dios nahua del atardecer, la personificación del planeta Venus y el señor de los espíritus, a quienes guía en la muerte y quien tenía el don de nahualismo (facultad de una persona para adoptar forma de animal) pues podía transformarse en un Huexolotl, un Axolotl y el Xoloitzcuintli.
Fray Bernadino de Sahagún en el Códice Florentino escrito en los años 1500’s ya menciona a estos perros de la siguiente manera:

“ Otros perrillos criaban que llamaban xoloitzcuintle que apenitas ningún pelo tenían, y de noche abrigábanlos con mantas para dormir. Estos perros no nacen así sino que de pequeños los untan con resina, que se llama óxitl (aguarrás), y con esto se les cae el pelo quedando el cuerpo muy liso. Otros dicen que nacen sin pelo en los pueblos que se llaman Teotlixco y Toztlan.”

En la cosmología náhuatl , la muerte es un regreso al origen, ya que el alma del difunto -con excepción de los guerreros, los sacrificados y las mujeres que mueren de parto- debe viajar durante cuatro años hacia el Mictlán, lugar de los muertos o lugar subterráneo conocido como lugar oscuro y al que los españoles católicos  le llamaron “infierno”.

En la Mitología mejicana se creía que los Xoloitzcuintles acompañaban a las almas de los difuntos cuando viajaban al Mictlán, el inframundo, por lo que eran sacrificados y enterrados junto con los muertos a los que debía guiar. Los toltecas y aztecas , llegaron a considerar que el amor más puro y no egoísta era el del perro hacia su amo, quien al morir era enterrado con su can, al creer que el noble animal intercedería ante el dios de la muerte, y le explicaría las buenas obras de sus amos. A pesar de este lugar prominente en la mitología, la carne del Xoloitzcuintle era parte de la dieta de algunos pueblos de Mesoamérica durante celebraciones religiosas o especiales.

La fascinación sagrada por el Xoloitzcuintle, que en 2008 fue declarado por la revista Reader’s Digest el perro más feo del mundo, ha quedado reflejada en la cultura azteca a través de las pinturas y murales. Personalidades como Diego Rivera y Frida Kahlo criaron estos ejemplares como mascotas, convirtiéndolos también en animales de culto e inspiración para su obra.

Imagino a Frida buscando en  el abrazo de sus mascotas, la protección de Xólotl , la divinidad que le tiene miedo a la muerte y a la mala suerte, que no la acepta y quiere escapar de ella mediante sus poderes de transformación.  Frida Kahlo se transforma en inmortal en sus pinturas cuando se autoretrata junto a sus inseparables xolos.

amoroso-abbraccio-universo-frida-kahlo
El Abrazo de Amor de el Universo, la Tierra (México), Yo, Diego y el Señor Xólotl. Frida Kahlo, 1949. Colección J. y N. Gelman

 


FUENTES:


 

Anuncios

3 comentarios en “El Perro Prehispánico sin pelo, ancestral y mitológico.

  1. hola amigos yo quiero saber si es de origen mexicano o peruano? si los mexicanos llevaron a los peruanos esa raza o los perunos le llevaron a los mexicanos esa raza? o son rasas muy distintas apesar de su gran parecido no tienen una que ver con la otra?. y en cualquiera que sea el caso como pasaron ese perro a la otra cultura no conozco en la historia que aya habido un encuentro aztecas, incas estaría muy agradecido si alguien me contestara. saludos

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s