Nanas y cantos de cuna

Lullaby por François Nicholas Riss  Fuente: Wikipedia
Las canciones de cuna son composiciones simples de una melodiosa dulzura que intentan en todas las culturas que el niño concilie el sueño en el momento en que la madre lo desea. Esto supone que existe una raíz de orden mágico para una instancia verbal: con mi orden “duérmete ya”, eso es algo que sucederá efectivamente. La cultura de las nanas pertenecen a la sabiduría ancestral de la maternidad y se transmitían a través de las generaciones por contemplación y unión.
Sabemos que las canciones de cuna se consideraron lo suficientemente importantes para ser documentados por los babilonios hace 4.000 años, pero ¿cuánto tiempo más van a sobrevivir?
Las generaciones de familias anteriores, sin televisores y computadoras, naturalmente, se reunían para cantar y compartir historias. Hoy, hay muchos factores que pueden amenazar la continuidad de la tradición de las nanas.  El consumismo de aparatos para entretener y calmar a un niño que llora, y el aumento de la dependencia de la tecnología para la comunicación, por ejemplo.

Lola Kiepja fue la última chamán selk’nam (u ona), cultura milenaria que pobló Tierra del Fuego, en el extremo sur del continente americano,  hasta finales del siglo XIX y principios del XX.  En 1964 la etnóloga francesa Anne Chapman registro en un grabador magnetofónico las tradiciones y cantos selk’nam, según el testimonio de Lola Kiepja. Varios de esos registros fueron publicados en dos discos producidos por el Museo del Hombre de París, bajo el título Selk’nam chants of Tierra del Fuego, Argentina (Cantos selk’nam de Tierra del Fuego, Argentina), algunas de los cuales pueden escucharse en Internet, como esta Cancion de Cuna
Lola Kiepja – Canción de Cuna

                                                                                                                       

Muchas canciones de cuna son muy básicas, con sólo unas pocas palabras repetidas una y otra vez. Son muy similares al lenguaje de bebes (gorgoritos) en los contornos de tonos, el ritmo y sonidos de vocales alargadas. Donde quiera que vayas en el mundo, las mujeres utilizan el mismo tono, la misma especie de forma de cantar a sus bebés.  
Cançó de Bressol-Mª del Mar Bonet
Letra popular mallorquina
No-ni-no, sa meva nina,
no-ni-no-nes, petitó;
no-ni-no, quan l’engronxava
i antes d’engronxar-lo.
Sa nineta és petiteta
i a poc a poc tornarà gran.
Els fadrins qui la voldran
s’hauran de posar levita.
Sa nineta que és petita
                                                                                                                      
Beatriz Pichi Malen – Canción para dormir a un niño
Letra popular mapuche:
Gumayta puñén may, gumayta puñén may
kupage guru may, kupage guru may
xa pita puñén may, xa pita puñén may
amutugué guru may, xa pita puñén may
amutugué guru may
kupaytá guru may, amutugué guru may
umutugué puñén may, xa pita puñén may,
xa pita puñén may, xa pita puñén may…

Y su traducción al español:  

Lloran los niños, lloran los niños,  vinieron los zorros, vinieron los niños, tuvieron miedo, váyanse zorros, váyanse, los niños tuvieron miedo, duerma,niño, duerma, el zorro ya se vá

¿Por qué se duerme el bebé al escuchar esta nana? ¿Tendrá miedo a de los zorros?  ¿Del lobo? ¿Del coco? “Duérmete, niño, duérmete ya, que si no vendrá el coco y te comerá.” 
Estas palabras no producen miedo en el niño. El bebé no entiende la letra, sólo identifica la melodía. Si la melodía es relajante, el bebé se relajará y acabará durmiendo.

                                                                                                                       

El ritmo, por ejemplo, le recuerda al bebé al sonido del corazón que escuchaba en el interior de su madre. Hay una oscilación característica o movimiento de balanceo, que imita lo que experimenta un bebé en el vientre materno cuando la madre se mueve. La música clasica ha recogido  el concepto y lo ha incluido en sus obras, la más famosa es la cancion de cuna de Johannes Brahms (” Wiegenlied “, 1868). 

Canción de cuna – Johannes Brahms

                                                                                                                       

TONOLEC es un dúo formado por la cantante Charo Bogarín y el músico Diego Pérez que se caracteriza por la fusión de los géneros electrónico y étnico. En las voces de Tonolec recuperamos una canción de cuna ancestral de la comunidad indígena toba en el norte de Argentina .
En este vídeo podemos apreciar dos instrumentos tradicionales: La abuela que es el eslabón del relevo generacional de esta sabiduría lleva un resonador o shaker hecho con uñas de llama o cabra llamado chajchas; típico andino y de los indios de Norteamérica, los segundos se lo ataban a las pantorrillas. El músico de pelo largo y barba toca un charango  

CANCIÓN DE CUNA, “LULLABY”. Canción Toba . 
Tonolec: fusión de música indígena Toba y electrónica.
Letra popular Toba: 
O olec, o-o-o- lec 
Dó ochi yalqalec 
Dó ochi dó ochi yalqalec 
Dó ochi dó ochi yalqalec 
Ten so taxade na yitaiqueca, 
Quoilala, yalqalec 
Yalqalec do ´ chi 
Yalqalec do ´ chi 

Y su traducción al español:  

Dormi, dormi hijito dormí Dormi dormi. Porque tu papa se fue a mariscar . Se fue a buscar miel de abeja. Para nosotros. Dormi, dormi hijito dormí. Porque yo quiero hacer mi trabajo. Tengo que tejer la red para cazar los pescados a tu papá 

En muchas letras encontraremos expresadas las preocupaciones de la madre, si debe hacer alguna tarea en este caso tejer la red de pesca, y del padre que se ha ido. Las canciones de cuna nos hablan así de una preocupación primigenia y ancestral sobre la vida de la familia  y la magia de la crianza con apego. 
En la década de 1920, el poeta Federico García Lorca estudió nanas españolas y tomó nota del “carácter poético” y “profundidad de la tristeza” de muchas de ellas. La teoría de Lorca fue que una gran parte de la función de la canción de cuna es ayudar a una madre vocalizar sus preocupaciones e inquietudes. En definitiva, también sirven como terapia para la madre.

                                                                                                                       
Todas las culturas del mundo tienen sus propias formas de nana, adaptadas a las estructuras rítmicas y melódicas propias de la música folclórica de la zona. A caballo entre la copla y el flamenco, la cantante española Pasión Vega despliega su ternura en el tema “Nana para un rey”.
PasionVega – Nana para un rey
                                                                                                                       

El hombre asume también la nana. Escuchamos la voz de Camarón recreando la canción de cuna flamenca “Nana del caballo grande”, aportando dramatismo y un acentuado sentido poético.

Camarón de la Isla  – Nana del caballo grande 
El efecto relajante y terapéutico de una nana funciona tanto con un recién nacido como con un niño de tres años en plena pataleta, porque la voz tranquila del adulto le permite entender que todo está bien. 
                                                                                                                       

“Nanas de la cebolla” está considerado como uno de los poemas más sobrecogedores de la poesía española del siglo XX. El poeta Miguel Hernandez, con motivo de la Guerra Civil española, estaba en prisión donde esperaba ser ejecutado, cuando su mujer Josefina Manresa le envía una carta en la que menciona que sólo tenían pan y cebolla para comer; el poeta compone en respuesta las “Nanas de la cebolla”. 

 Joan Manuel Serrat – Nanas de Cebolla
La cebolla es escarcha
cerrada y pobre.
Escarcha de tus días
y de mis noches.
Hambre y cebolla,
hielo negro y escarcha
grande y redonda.
.
En la cuna del hambre
mi niño estaba.
Con sangre de cebolla
se amamantaba.
Pero tu sangre,
escarchada de azúcar,
cebolla y hambre.
.
Una mujer morena
resuelta en luna
se derrama hilo a hilo
sobre la cuna.
Ríete, niño,
que te traigo la luna
cuando es preciso.
.
Alondra de mi casa,
ríete mucho.
Es tu risa en tus ojos
la luz del mundo.
Ríete tanto
que mi alma al oírte
bata el espacio.
.
Tu risa me hace libre,
me pone alas.
Soledades me quita,
cárcel me arranca.
Boca que vuela,
corazón que en tus labios
relampaguea.
.
Es tu risa la espada
más victoriosa,
vencedor de las flores
y las alondras
Rival del sol.
Porvenir de mis huesos
y de mi amor.
.
La carne aleteante,
súbito el párpado,
el vivir como nunca
coloreado.
¡Cuánto jilguero
se remonta, aletea,
desde tu cuerpo!
.
Desperté de ser niño:
nunca despiertes.
Triste llevo la boca:
ríete siempre.
Siempre en la cuna,
defendiendo la risa
pluma por pluma.
.
Ser de vuelo tan lato,
tan extendido,
que tu carne es el cielo
recién nacido.
¡Si yo pudiera
remontarme al origen
de tu carrera!
.
Al octavo mes ríes
con cinco azahares.
Con cinco diminutas
ferocidades.
Con cinco dientes
como cinco jazmines
adolescentes.
.
Frontera de los besos
serán mañana,
cuando en la dentadura
sientas un arma.
Sientas un fuego
correr dientes abajo
buscando el centro.
.
Vuela niño en la doble
luna del pecho:
él, triste de cebolla,
tú, satisfecho.
No te derrumbes.
No sepas lo que pasa ni
lo que ocurre.

Desgranando la letra, versos breves y concisos, en toda la poesía late la añoranza que el poeta siente por su familia y la amarga situación que les ha tocado vivir, sin embargo desdramatiza el progenitor el contenido angustioso con la gracia alegre del ritmo de la seguidilla  (versos heptasílabos y pentasílabos con rima asonante), y le da a la nana esa alegría que rodea inevitablemente la evocación de un niño recién nacido, de su hijo, que no sabe lo que pasa ni lo que ocurre, pero que es la unica esperanza de futuro de los padres.
                                                                                                                       

Muchas canciones de cuna, sin importar el significado de sus palabras, poseen una calidad hipnótica pacífica. Otros son tristes u oscuras, como un lamento. El “Ba, Ba, Mo Leanabh Beag”, esta nana en Gaelic fue escrita en 1848 durante la hambruna de la patata, lo que causó muchas dificultades en las Highlands escocesas. 
Ba, Ba, Mo Leanabh Beag

                                                                                                                       

Portada de «Nanas contemporáneas»

RECOMENDADO: «Nanas contemporáneas. Canciones de ternura en los tiempos del rencor». Marlango, Mª del Mar Bonet, Pascal Comelade, Robert Wyatt, Bohemia Camerata, Montserrat Figueras, Muchachito, Marc Parrot cantan a bebés en «Nanas contemporáneas». Este trabajo salió al mercado por primera vez hace unos años, pero se ha ido reeditando debido a su gran aceptación. El disco, además, se ha convertido en el embrión de Mama Terra, el festival ecológico para niños que se desarrolla en el seno de Biocultura.

                                                                                                                       

Muchos villancicos están diseñados como canciones de cuna para el niño Jesús, el más famoso de los cuales es ” Noche de Paz “. Noche de paz, noche de amor (Stille Nacht, heilige Nacht) es una conocida canción de navidad compuesta originalmente en alemán por el sacerdote austriaco Joseph Mohr y el maestro de escuela y organista Franz Xaver Gruber. La canción ha sido traducida a más de 300 idiomas en todo el mundo y es uno de los villancicos más populares de todos los tiempos. Se canta en ocasiones sin acompañamiento musical y a veces se llega a tocar en dos idiomas al mismo tiempo llevando el mismo ritmo.

                                                                                                                       

De boca en boca, desde el principio de la humanidad, las nanas han puesto paz donde había rabieta, han puesto reposo donde había pucheros.  La cultura de las nanas es uno de los ingredientes de la paz social y de un mundo mejor. 

NANAS PARA LA PAZ 
Proyecto musical y didáctico presentado en Espacio Ronda el 23 de enero de 2010. 
Carmen Díaz Baruque, voz y composición, e Inmaculada Díaz Blanco, piano y composición, ofrecieron un repertorio de nanas de distintas naciones así como composiciones propias llenas de armonía y sosiego.

                                                                                                                       

¿Vosotros cantáis nanas a vuestros hijos? ¿Cuáles son sus preferidas?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s