Dana, la Gran Madre de los Tuatha Dé Danann

112563645En la mitología celta, Danu o Dana, también llamada Anu o Ana es el nombre irlandés de la diosa madre de los Tuatha Dé Danann (irlandés antiguo: “de la tribu de Danu”) los seres mágicos que habitaron Irlanda antes que los irlandeses actuales. Si bien sabemos que cuando los hijos de Dana, llegaron a Irlanda, la diosa Madre no fue con ellos, aunque todos sus hijos, son considerados como extensiones de la diosa primigenia.

La tradición pagana, consideraba a los Tuatha De Danann como dioses venidos del cielo. Llegaron a Irlanda, lucharon con los Fir Bolg, los Fir Domnann y los Galioin, así como con sus dioses los Fomoré, y se convirtieron durante un tiempo en los únicos señores de Irlanda. Cuenta la leyenda, que arribaron en barcos voladores envueltos en una densa nube oscura y que inicialmente no pudieron aterrizar, debido a que los gigantes Fomores, habían creado un campo de energía que no podían penetrar.

Según versiones de textos “cristianizados” los Tuatha De Danann descienden de Nemed, el líder de una raza anterior de habitantes de Irlanda. Vinieron de cuatro ciudades norteñas, Falias, Gorias, Murias y Finias, donde adquirieron sus habilidades ocultas y cualidades. Llegaron a Irlanda, cerca del 1 de mayo (la fecha del Festival de Beltaine), montados sobre nubes oscuras. Aunque las últimas versiones racionalizan este argumento diciendo que ellos mismos quemaron sus naves para prevenir la retirada, y las “nubes” eran el humo producido por los barcos incendiados.

Sin embargo los Tuatha de Danann fueron a su vez derrotados por los Milesianos, la moderna raza irlandesa que después de atacarlos y de vencerlos tomaron posesión del país. Los Tuatha de Danann vencidos se refugiaron en los Sid o palacios subterráneos que Dagda (el Buen Dios) descubrió para ellos en las profundidades de las montañas. En la mitología irlandesa los Milesianos, eran los hijos de Míl Espáine, llegados de Galicia (España), que fueron los habitantes finales de Irlanda, y se cree que representan a los celtas goidélicos.

La mitología celta tiene la particularidad de tener un único principio femenino divino. Briga se considera la última descendiente de Dana, la gran diosa madre, una equivalente de la diosa griega Gea, señala Joseph Campbell en su libro “Las máscaras de dios”. Brigid, es transformada esquemáticamente como la madre, esposa, hermana e hija de los otros dioses. Este renacimiento de Dana en Brigit tiene paralelismos con el de Démeter , que renace en Perséfone o como tantos otros dioses resurgen actualizados en la forma de sus hijos.

Dana es la madre de Dagda, por lo que por nacimiento ambos pertenecían a los dioses de la vida, la luz y el día como divinidad solar. Era compañera del Bile irlandés, que parece corresponderse con el Dis Pater latino, dios del que creían descender los galos. De la unión de ambos nacieron la diosa Arianrod y los dioses Gwydion, Amaethon, Goibniu y Lugh. Ella es la Madre Universal y Madre de todos los dioses. Era la gran diosa madre de las aguas y las tierras virgenes, sin cultivar. La deidad que encarna la fertilidad, la fecundidad y el bienestar, representando todos los ciclos: la vida, la muerte y el renacimiento, reflejados en los ciclos de la tierra. La diosa que fue adorada en muchos templos megalíticos aún existentes. La anciana primigenia, señora de la naturaleza salvaje. Deidad también asimilada a la luna y gobernadora de las mareas. Mecenas de los vates y augures. Los druidas, en general, solicitaban, su permiso para encomendar a las almas de los recién difuntos a través de las puertas de los “sidhs” para alcanzar su nueva vida en el Otro Mundo.

Como diosa benéfica es mencionada en el “Glosario de Cormac” como equivalente a Buann-Ann, interpretado como buena Madre. Como diosa menos benéfica compone la trinidad del destino junto a Macha y Badb, conocidas como una tríada, en el aspecto de “La Morrigan”
El que Morrigan es una diosa importante está evidenciado en su identificación con Anu, la diosa que en el Glosario de Cormac es definida como mater deorum hibernemsium y es descrita como la “nutridora de los dioses”. Tal identificación se encuentra en Lebor Gabála Érenn:

«Ernmass tenía otras tres hijas, Badb Chatha y Macha y Mórrígan, cuyo otro nombre era Anu»
(Lebor Gabála Érenn, 64)

Puede parecer curioso que una diosa guerrera como Morrigan pueda ser identificada con Anu, la “nutridora de los dioses”. Este punto, si es verificado, arrojaría una luz interesante sobre la antigüedad de esta figura. Se podría pensar en una antiquísima diosa de características duales, tanto benignas como malignas, similar a la diosa india Devī, esposa de Shiva, entre cuyos muchos aspectos están incluidos la dulce Umā, la batalladora Durgā o la terrible Kalī.

Rutherford (1994, 24) dice: ”
… los celtas disponían de un sistema de entidades políticas entrelazadas que disfrutaban de una amplia autonomía individual y tomaban decisiones en asamblea pública. La más pequeña de estas unidades, la familia, pertenecía al clan o fine (la palabra significa, grosso modo, «parentesco»), que poseía una independencia considerable…” … “Una forma de organización similar, que prima los intereses de parentesco por encima del individuo, se encuentra también en la India; es uno de los muchos paralelismos que existen con la sociedad celta.”

La diosa Anu – Ana es la forma de doncella de la diosa Dana -Danu, siendo Dana la forma de madre y Badb la forma de anciana. Ana es diosa de la fertilidad, la abundancia y la prosperidad. Uno de sus símbolos es la Luna creciente. Muchos son los investigadores que asocian a Anu – Ana con una primigenia deidad, con una diosa arcaica pre-indoeuropea. Algunos investigadores asocian a la primigenia deidad de Danu de la edad de bronce, con Annan, una diosa arcaica pre-indoeuropea, asimilada por la cultura celta en sus invasiones, incursiones y asentamientos.

En el marco de la mitología hinduista, Danu es una diosa primordial no muy conocida. Se menciona en el Rig-veda como madre de los danavás y de la serpiente – dragón Vritrá. En el Ríg-Veda el nombre de la diosa Danu significa «corriente» y «las aguas del cielo».

Danu dió nombre a varios de los más importantes ríos de Europa: Danubio (latín Danuvius; húngaro Duna; alemán Donau); Don, Dnieper y otros. Diosas con el nombre de Danu aparecen también en Rusia. Otros analistas la asocian a diosas con parecidos apelativos, tales como la Anna Purna en sánscrito que puede traducirse como diosa de las cosechas. o incluso como el investigador Robert Graves cita, con una diosa pelasga llamada Ana, hermana de Belo y que los romanos llamaron Anna Perenna . Hay autores como Ross Nichols, incluso R. Graves que la relacionan inexorablemente con la Dánae griega y con las primeras invasiones indoeuropeas a Grecia.

En la antiquísima civilización caldea llamaban Ana al espíritu que regía el cielo y que juntamente con Ea (la Tierra) y Mulge (el Abismo), formaba la tríada de las grandes divinidades que gobernaban las tres regiones del universo. Las más antiguas tablillas de arcilla de escritura sumeria del año 3300 a. c. se encontraron en Uruk, donde los caldeos adoraban a la Diosa Ana/An/Anna/Eana/Eanna /Inanna en su Santuario Eanna “Casa del cielo”.

También todo apunta a que durante la cristianización de los celtas; observando los misioneros, un culto exacerbado por parte de las gentes hacia la madre de todos, diosa de la fertilidad y Madre-Tierra, se optó por no combatirlo más y asimilarlo, en la nueva forma de Santa Ana, la madre de María, que se convirtió desde entonces en un personaje protector, pero de notable raigambre céltica. Culto por otra parte que perduró hasta la Edad media, e incluso hasta el siglo XVII, al cual, el clero cristiano no tuvo más opción que acorralar, asimilándolo plenamente. En topónimos irlandeses, la diosa se asocia con dos colinas situadas no muy lejos de Killarney , que tienen la forma de un par de senos, son el gaélico De Anann Chich (los pechos de Ana). Para sorpresa de algunos, siguen siendo venerados por las gentes actualmente.

FUENTES:
Wikipedia
“The Woman’s Encyclopedia of Mythos and Secrets” de Barbara Walker (Harper & Row, San Francisco, 1983)
CAMPBELL, Joseph. (1992): Las Máscaras de Dios: Mitología occidental. Alianza Editorial, S. A., Madrid.
RUTHERFORD, Ward. (1994): El misterio de los druidas. Ediciones MARTÍNEZ Roca, S. A., Barcelona.

Anuncios

2 comentarios en “Dana, la Gran Madre de los Tuatha Dé Danann

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s