Las Diosas Célticas Navia y Deva

El agua desempeña un papel importante entre los celtas. El culto a las aguas estaba muy extendido por toda la céltica y todos los ríos, o casi todos, tenían una divinidad asociada, normalmente femenina. Los teónimos panceltas son frecuentemente de carácter acuático y entre todos ellos destaca Navia y Deva.

389605_381055535275793_794422677_n
La sacralización de los elementos de la naturaleza por los celtas dio lugar al culto a la diosa Navia y Deva que las leyendas han traído hasta nuestros días como la “diosa celta de las aguas”.

LA DIOSA NAVIA

La diosa Navia es un diosa precéltica de origen indoeuropeo muy popular en territorios galaicos, era diosa de las aguas y manantiales. Se discute su origen y pertenencia a algún grupo étnico (cultura campaniforme, cultura de los campos de urnas o cultura de La Tène).
En sánscrito navya significa corriente de agua. Se han encontrado ofrendas de espadas en su honor en los cauces de los ríos europeos. Se desconocen más datos de su figura, procedencia, a qué grupo de dioses pertenecía, tipo de rituales o ciclo de mitos asociado a ella. De género femenino, se la suele considerar una diosa de la fecundidad. Trátase, pues, de una divinidad acuática, que debía de ser de carácter general, puesto que se la encuentra en una área geográfica bastante extensa.

A Navia se levantan una veintena de inscripciones que se concentran en el Conventus Bracarensis y en la provincia de Cáceres. Es la divinidad femenina más importante del santuario portugués de Marecos (Oporto). Parece tener también una función tutelar. Su nombre se encuentra por todo el noroeste de la Península Ibérica con el nombre de Nauia (al norte del Miño) o su variante Nabia (en el sur) con una veintena de epígrafes documentando su culto en un área que incluye a Galaicos, Lusitanos y Astures.

Puede traducirse Navia como “la Barquera”. El mito de la Barquera aparece en los arcaicos pasajes del segundo ciclo de la epopeya heroica irlandesa en los que se describe a una bella mujer que en el mito céltico desempeña el papel de mensajera de la Muerte y psicopompa conductora de las almas de los jóvenes a la morada de los difuntos, cual moura o lavandeira de ciertas leyendas.
El mito se repite en el viaje del rey Arturo hacia su destino final en Ávalon, y aún sobrevive en el norte en advocaciones a la Virgen de la Barca (Mugía) o Vírgen de Covadonga (Cangas de Onís) ambas festividades del 8 de septiembre. En la Villa Asturiana de Navia, celebran sus fiestas por La Virgen de la Barca el 15 de Agosto.


LA DIOSA DEVA

61d9eaded76d69332b4a76311ee0b85fca06b87e_hq
Deva, divinidad de origen céltico, es frecuente como nombre de ríos y accidentes geográficos en Galicia, Asturias, País Vasco y Cantabria. Se trata de una diosa acuática, asociada a fuentes y cursos fluviales.

Deva es un nombre muy antiguo cuya origen se relaciona con las lenguas indoeuropeas, en especial, con el sánscrito antiguo “devī” . Su significado sería divina o diosa. Los celtas recogieron este término por lo que podemos encontrar muchos topónimos e hidrónimos con esta raíz en toda la cornisa cantábrica, en especial en Asturias y Cantabria.

La diosa Deva, literalmente “diosa”, de acuerdo con un desarrollo vocálico céltico y cuya existencia aparece constatada en hidrónimos afluentes del río Miño, ha de considerarse un apelativo genérico de la anterior diosa Navia, sobretodo si tenemos en cuenta que Deva es también el nombre del arroyo que forma el famoso salto de la Vírgen de Covadonga (Cangas de Onís).

En la cultura celta, la diosa Deva es adorada por encima de otras deidades por que de ella emanaba la vida, la purificación y la salud y el amor.
Cuenta la leyenda que el agua del mar era dulce hasta que Deva se enamoro de un humano. Su amor duro solo una noche y Deva volvió al fondo del mar para cumplir con su deber, pero volvió inundada de tristeza y sus ojos no han dejado de llorar desde entonces y dicen que el agua del mar es desde entonces salina, por las lagrimas de su Diosa.

Deva es la diosa Celta del Agua, de las emociones y los sentimientos. Ella es la que ayuda a los que anteponen el amor a otros privilegios y a los que actúan con la nobleza de corazón y que sin renunciar a las demás necesidades o ambiciones, dan al Amor mas importancia que ninguna otra cosa.

Deva era diosa suprema como la diosa de los Pirineos Amalur / Mari . Estaba relacionada con la tierra y la fertilidad, se le dedicaban oraciones en la lengua antigua, en ocasiones se la honraba tirando un puñado de cereal al suelo o al fuego.

En la Cueva de Praileaitz, situada en Sasiola al borde de una cantera en activo que amenaza con destruirla, se han hallado en ella una serie de pinturas simbólicas, puntos y rayas rojas, que se han datado, provisionalmente, como del periodo Solutrense. También se han encontrado 29 collares de carácter ritual, uno de ellos hecho con figuras femeninas del estilo de las venus centroeuropeas, estos colgantes están datados en el Magdaleniense. La ausencia de otros restos, como restos de talla o fauna hace suponer que la cavidad fue habitada en la época Magdaleniense por un solo individuo que sería un chamán y que se utilizaría para la realización de actos rituales de carácter espiritual. La cueva ha sido habitada en un largo período de tiempo, antes y después de haberla usado como sitio ritual. La relevancia de los hallazgos hacen que la importancia del yacimiento sea internacional. En los municipios de Deva y Motrico existen colectivos ciudadanos que trabajan para la protección del patrimonio rupestre de esta cueva y que han denunciado sistemáticamente todos los incumplimientos detectados.

En el santuario rupestre de la Cueva de la Griega (Pedraza) aparece una inscripción consagrada a DEVA por un tal Corne(lius): DEVAE CORNE(LIVS/A). La toponimia con el contenido deva es muy común; y más si tenemos en cuenta su asociación con manantiales y ríos desde antiguo. Además del famoso Deva cántabro y vasco hay también en Galicia, así como montes y localidades (Pontedeva) con idénticas raíces. El topónimo se mantuvo en el norte debido al mayor sustrato primitivo de pueblos celtizados, que no celtas. Deva se cree proviene de una divinidad preceltica asociada con el culto al agua.

Deva es un término que se rastrea fácilmente en numerosos idiomas de origen indoeuropeo. La palabra deva significa en sánscrito dios, deidad. Se considera que deriva a su vez de una palabra proto-indoeuropea, deiwos, utilizada para designar dioses; las propias palabras dios o Zeus, derivarían de dicha palabra original. Juan Carlos Cabria, investigador de mitos y leyendas de Cantabria, expone los siguientes ejemplos: céltico Deva; antiguo irlandés Dia; antiguo galés Duiu; latín Deus; sánscrito Deva-h; vasco Debai (sagrado). Sobre la veneración de que eran objeto los ríos, Cabria menciona el hallazgo de un inscripción romana dedicada a ‘Matri Dev(ae)’ es decir, a la madre Deva.

La toponimia con el contenido deva es muy común en la peninsula; y más si tenemos en cuenta su asociación con manantiales y ríos desde antiguo. El nombre de Deva es común en muchas localidades asturianas Además del famoso Deva cántabro y vasco hay también en Galicia, así como montes y localidades (Pontedeva) con idénticas raíces.
Por ese hecho, y por estar el topónimo relacionado casi siempre con ríos en España, se ha solido relacionar Deva con el nombre de una hipotética diosa o numen celta de los ríos.

  • El río Deva, en el límite entre Cantabria y el Principado de Asturias y denominado por los cántabros en honor de la diosa Mater Deva.
  • El río Deva, en el límite entre Vizcaya y Guipúzcoa.
  • Dos afluentes del Miño llamados Deva, uno por la derecha el río Deva en la provincia de Pontevedra y otro por la izquierda el río Deva en la provincia de Orense.
  • Río Deva afluente del Gueña por su margen izquierda en el concejo de Cangas de Onís, nace en Covadonga, a los pies de la cueva del mismo nombre.
  • Un afluente del Guadalaviar por su margen derecha en Aragón, lindando en algún tramo de su recorrido con Valencia y dando su nombre a la población principal por la que pasa, Riodeva (Teruel).
  • Isla de la Deva y Playón de Bayas, en el mar Cantábrico.

Deva es un nombre utilizado en el norte de España, sobre todo en Asturias, y reivindicado como nombre femenino  asturiano. Es un nombre evocador rodeado de misterio como sucede con otros nombres mitológicos como Sira o Xana.


FUENTES:


Anuncios

3 comentarios en “Las Diosas Célticas Navia y Deva

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s