Uzza, Al-lat y Manat, la tríada de diosas arabes.

arabtriple
La triple diosa Uzza, Al-lat y Manat esta relacionada con la ancestral diosa Ana, la Gran Diosa de Anatolia.

Uzza, Al-lat y Manat eran las tres diosas protectoras de La Meca, hijas de Dios Supremo. Pertenecen a la mitología árabe pre-islámica de los pueblos de la península arábiga. Su adoración era extensa: desde la ciudad nabatea de Petra, en el norte; hasta los reinos legendarios de Arabia Felix en el Sur, como el reino de Saba, el Sheba bíblico; incluso en el este e Irán y la ciudad de Palmira.

Las tres diosas eran veneradas como piedras anicónicas (no figurativa) sin cortar. A Uzza, Al-lat y Manat también se las conoce como “Las Grúas de alto vuelo”. Estas tres deidades formaron una tríada divina, al igual que muchas otras diosas lunares de otras culturas, como la triple deidad lunar griega Kore / Demeter / Hécate.

Antes de la llegada del islam, la mayoría de los árabes profesaban una religión caracterizada por el culto a numerosas deidades, entre las que se encontraban Hubal, Wadd, Al-Lat, Manat y Uzza; mientras algunas tribus se habían convertido al cristianismo o al judaísmo y unos grupos reducidos, los “hanif”, habían rechazado el politeísmo en favor de un poco definido monoteísmo.

Hubal como antiguo dios lunar de medio oriente está asociado con el dios semita Baal y con Adonis o Tammuz, los dioses de la primavera, la fertilidad, la agricultura y la abundancia. Su notable estatua estaba en la Kaaba (La Meca) centro de culto Hubal antes de la reforma religiosa instituida por Mahoma en el año 630. En ese momento, Hubal, como dios lunar, dios de la ciudad y de la familia y Señor de la Casa (Kaaba) era el de más alto rango de los 360 ídolos venerados en el santuario. Junto a él, se adoraba principalmente, una triada femenina, la diosa del Sol (al-Lat), a la diosa Venus (al-Uzza) y a la diosa Manat (del destino), a las que se consideraban Hijas de Alá, el dios supremo.

La triple divinidad femenina de Uzza, Al-lat y Manat era muy popular en el tiempo de La Meca de Mahoma. Cada una de las tres diosas tenían una capilla separada cerca de ciudad. Las tres diosas hermanas fueron admitidas durante un breve momento en el islam como divinidades menores intercesoras ante Dios, según se puede leer en unos famosos versículos del Corán. Sin embargo, Mahoma se retractó poco después de esos versículos aduciendo que tras una revelación del ángel Gabriel, no le habían sido revelados por Dios, sino inspirados por Satanás aprovechando el anhelo del Profeta de convertir a sus parientes y vecinos de La Meca al Islam . Se trata de los famosos “versículos satánicos”. Satanás lo tentó a pronunciar las siguientes líneas después de los versículos 19 y 20:

¿Qué os parece a Al-Lat y Al-‘Uzza
y Manat , la tercera, la otra?
Estas son las gharāniq (grúas o aves) de altos vuelos,
cuya intercesión se esperaba.

Los ciudadanos mecanos se llenaron de alegría al escuchar que podían mantener su veneración a la triple deidad. Los refugiados que habían huido de la Meca a Abisinia se enteraron del fin de la persecución y comenzaron a regresar a sus hogares. Pero el monoteísmo exige que no hay más Dios que el único Dios verdadero, y por razones insondables esta “única y verdadera deidad” es representado como varón.

Mahoma arrepentido de su error, tras santificar la eliminación del verso infractor, prosiguió la “inevitable” destrucción de los santuarios, y el asesinato de los mecanos, fieles de la religión “equivocada”. Cuando Mahoma conquistó La Meca en el año 630, puso fin a la tradición de los Quraysh del culto a los ídolos y destruyó la estatua de Hubal junto con las de los otros 360 ídolos de la Kaaba.

al-lat_al-uzza_manat


A continuación, vamos a examinar cada una de estas antiguas deidades que formaron la Triple Diosa Arabe y vamos a ver la cantidad de coincidencias que podemos encontrar con otras culturas mitologías y religiones.

LA DIOSA AL-UZZA

al_zuhara_by_imperial_karpatova-d4ok9m8Al-Uzza (o Al-Ozza) significa «la más querida» según Jairath Al-Saleh en su libro “Ciudades fabulosas, príncipes y yinn de la mitología árabe”(1990/28). Apodada la guerrera “virgen” (no casada), ella es la más joven de la tríada de diosas. Era la diosa invernal y del inframundo, personalizada por un bloque de granito blanco de unos seis metros de largoFue muy popular en todo el Oriente Medio, incluida Jerusalén. Uzza era la diosa principal de la tribu de los kuraischitas, a la vez que deidad de la tribu de Kenauah y diosa de una parte de la tribu de Salim. Cuando iban a luchar, los clanes de los kuraischitas llevaban réplicas consagradas de las piedras sagradas de Al-lat y Uzza a fin de infundirles valor y devoción a los guerreros.

Aparentemente se trataba de una diosa joven y cruel a la cual sólo aplacaba el derramamiento de sangre, tanto humana como animal. Sin embargo Uzza, diosa del amor y la belleza, esta asociada a Al-Zuhara (planeta Venus). Az-Zuhara, la estrella de la mañana, por los árabes era venerada bajo el aspecto de la hermosa diosa.

El culto a `Uzza parece proceder de Petra, donde era una versión nabatea de la diosa de la fertilidad presente en varias mitologías (Venus, Afrodita, Isis…). Se trataba de una diosa invernal y dual. Isaac de Antioquía (siglo 5 dC) a Uzza la llama Beltis “Señora”, un título compartido por muchas otras diosas semíticas y Kaukabta, “la Estrella”.

La diosa simbolizaba la belleza, la felicidad, el canto, la danza y la frivolidad, y era la encargada de resolver todos los asuntos relacionados con el amor. Como reina del cielo, su visión proporcionaba consuelo a los amantes y júbilo a todos. Sus animales sagrados eran la paloma y la gacela del desierto. Bajo su advocación estaba la acacia o el endrino espinoso de Egipto.

Su santuario principal estaba en un lugar llamado Najla, situado al este en el camino de la ciudad de Taif. También en la ciudad de la Meca, Uzza tenía un templo y un hima, donde, adornada de piedras preciosas, se le ofrecían dádivas de oro y plata.
En el año 8 de la Hégira, Khaled, hijo de Walid, destruyó y quemó por orden de Mahoma el templo y el ídolo o árbol sagrado. Se dice que Khalid ibn al-Walid,considerado gran héroe musulmán, fue a demoler el templo de ‘Uzza, y lo primero que hizo fue talar las tres palmeras que le estaban consagradas a la diosa. Cuando golpeó la última de ellas con la espada apareció ante él un demonio femenino negro, de pelo enmarañado, que, rechinando los dientes, le amenazó. El sacerdote que custodiaba el templo corrió en ayuda de su diosa, pero aparentemente Khalid era demasiado fuerte y dio muerte tanto al demonio como al sacerdote. A continuación hizo pedazos la efigie y redujo el templo a ruinas, de forma que el poder de la diosa en aquella tierra quedó destruido para siempre.

Al-Uzza a veces se confunde con Al-Lat, llevando a algunos investigadores a preguntarse si Al-Lat y Al-Uzza no eran otros nombres regionales para la misma diosa. Tienen mucho en común con Ishtar y Astarté, también diosas de la estrella de la mañana y de la tarde. Son todas diosas del amor y de la guerra, y los grandes felinos eran sagrados para ellas también. .


LA DIOSA AL-LAT

Bajorrelieve de Allat de Palmira , que se muestra con una rama de palma y un león
Bajorrelieve de Allat de Palmira , que se muestra con una rama de palma y un león

Al-lat (también llamada Alilat) que significa la Diosa, al igual que Allah significa: El Dios. Su símbolo es la luna creciente. Era adoraba como diosa del sol. El sol en Arabia fue llamado Shamash era considerado femenino.  La palabra hebrea para el sol se escribe igual, aunque se pronuncien de manera diferente.

Las naciones islámicas todavía utilizan la estrella y la media luna de la diosa en sus banderas. Ella habría sido también venerada en Cartago bajo el nombre Allatu .

los árabes preislámicos creían Al-lat residido en la Kaaba y también tenía un ídolo dentro del santuario. Tenía un templo principal en la ciudad de Taif al este de La Meca, y era conocido desde Arabia hasta Irán. Al-lat, estaba representada por una piedra cúbica gris (meteorito o roca volcánica) en torno al cual se construyó el santuario, donde afluían los árabes para llevar a cabo los ritos de adoración y los sacrificios propiciatorios que aseguraran la intervención de la diosa a favor del devoto.

Al-lat era la divinidad de la primavera y la fertilidad, era la Madre Tierra que trae la prosperidad. Diosa de la agricultura al igual que otras diosas mediterráneas (por ejemplo Demeter). A veces también se considera a Atenea y se llama “la Madre de los Dioses” o “La más grande de todos”.

Para los nabateos del sur de Jordania y Palestina, Al-lat era considerada la diosa del sol, fuente de vida; y la adoraban como tal. Además de los árabes, otros pueblos semitas en Siria y Mesopotamia también la conocían. Según Wellhausen , los nabateos creyeron al-Lat era la madre de Hubal (y por lo tanto la madre-en-ley de Manat ). Era la Diosa Madre de Palmira (norte de Siria); su símbolo era el león. El león sentado al lado de ella indica que es la Señora de los Animales Salvajes; una inscripción aislada compara esta diosa con Artemisa, la protectora de animales salvajes entre los griegos.  Se la equipara también con la griega Atenea y Tyche y la romana Minerva .  Se la llama con frecuencia “la Gran Diosa” en griego en las inscripciones en varios idiomas.

Mano-de-Fatima
LA MANO DE FATIMA
Observad los símbolos y los leones esculpidos en este poderoso talismán conocido como la mano de Fatima.
Mucha gente del Medio Oriente hoy en día usan tan afortunado amuleto, sin saber que es la mano de su antigua diosa: la diosa Al-lat para los antiguos árabes, y la diosa Elat (esposa de El) para los antiguos hebreos. Al talismán, los musulmanes lo llaman ahora la mano de Fátima, como la hija del Profeta. Los judíos lo llaman la mano de Miriam, como la hermana de Moisés. Pero el uso de la mano protectora similar a la de la Diosa es el mismo: expulsar el mal de ojo. Los símbolos son los de la Diosa Madre en muchas culturas, la corona representada entre ambos leones es una luna creciente, las espirales laberínticas…
Si deseas usar este amuleto, debe ser un regalo de alguien que te quiere y desea protegerte, nunca debes adquirirlo con tu propio dinero.

LA DIOSA MANAT

Manat (o Manah) El nombre «Manat» deriva de las palabras árabes ma’niyya y manum, que significan ‘muerte’, ‘destino’ y ‘tiempo’. Su culto generalizado puede preceder a los de Al-Uzza y Al-Lat. Ella se consideraba la mayor de las tres “hijas de Dios”. Se la adoraba bajo la forma de una piedra negra que se levantaba en la playa del Mar Rojo, entre la Meca y Medina.

Patrona de la justicia y de la equidad, también se la consideraba la diosa de la muerte, el símbolo de la suerte y la parca que elegía el momento de morir de los hombres. Manat tiene los hilos de la vida de los humanos y es responsable de cortarlos, como el destino o Némesis Manat era conocida por el nombre de Manawat entre los nabateos de Petra, que la equiparaban con las deidades greco-romanas, la diosa Némesis diosa pre-olímpica de la venganza y a la diosa Tyche que podía decidir cuál era la suerte de cualquier mortal. La luna menguante en su cabeza es un símbolo de la muerte. Era la diosa de la luna menguante, la estrella de la tarde y el destino.

Al parecer, la idea del destino del hombre en la tierra, la transitoriedad de la vida, sus acontecimientos y traiciones llamaron la atención de la imaginación de los beduinos y se convirtieron en uno de los temas más frecuentes de la poesía árabe.

En el año de la conquista de La Meca por la comunidad musulmana de Medina, el Profeta ordenó a su primo Ali ibn Abi Talib, destruir el santuario de la diosa. El templo de Manat fue allanado y el ídolo fue destruido por orden de Mahoma, en el Raid de Sad ibn Zaid al-Ashhali, en enero de 630 dC (8AH, noveno mes, del calendario islámico ), en las proximidades de al-Mushallal.
No es, pues, de sorprender, afirma Jairath Al-Saleh en su libro Ciudades fabulosas, príncipes y yinn de la mitología árabe (cuarta edición 1990/28, edit. Anaya) que Manat, fuera una de las divinidades más antiguas de Arabia.


 FUENTES:

  • Wikipedia
  • Jairat Al-Saleh (1990 cuarta edición, Editorial Anaya), Ciudades fabulosas, príncipes y yinn de la mitología árabe, ISBN 84•207.3616•3
  • http://www.thaliatook.com/AMGG/arabtriple.html
  • Diccionario de Strong hebreo y arameo de las palabras de la Biblia
    Georgii Wilhelmi Freytagii: Lexicon Arabico-Latinum . Librairie du Liban, Beirut, 1975.
Hisham ibn al-Kalbi (737-819) es un historiador árabe de las tradiciones orales del compilador de beduinos y narradores profesionales. Entre sus obras aún existentes del Kitab al-Asnam (árabe: al-ídolos kitāb Asnam كتاب الأصنام de libros), en la que habla de los ídolos de la época pre-islámica árabe. El interés de este libro se ve reforzada por la información que contiene acerca de antiguas costumbres tribales árabes y tradiciones que de otra manera probablemente estarían perdidas.
 
Anuncios

6 comentarios en “Uzza, Al-lat y Manat, la tríada de diosas arabes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s