Prometeo, el Titan Subversivo de Platón.

Óleo en lienzo de Heinrich Friedrich Füger:-1817 Prometeo lleva el fuego a la humanidad
Óleo en lienzo de Heinrich Friedrich Füger:-1817
Prometeo lleva el fuego a la humanidad

La Academia de Platón se fundo,el 387 AC a las afueras de la Atenas; mantendría sus principios fundamentales a lo largo de más de novecientos años. El lugar donde se levantó era un olivar sagrado dedicado a la diosa de la sabiduría, Atenea. Puede ser considerada como un antecedente de las universidades

La Escuela Platónica es hasta la fecha un punto de partida del pensamiento racional para las ciencias y la filosofía. En el lapso comprendido entre el siglo lV, A.C. y hasta el ll D.C., nacio y se desarrollo del pensamiento racional.

No se sabe porqué se dio en una reducida zona del Mediterráneo, el fenómeno de la emancipación de los mitos que permito la aparición de la ciencia. Este nuevo pensamiento explicaba la realidad de las cosas, bajo la luz de la razón y la experimentación. El trabajo de Platón siembra las semillas de la filosofía, política, psicología, ética, estética o epistemología. Al abarcar esta materia hay que considerar también a su discípulo mas ilustre, Aristóteles, que postula los inicios de la lógica y la ciencia moderna.

“Todos los hombres tienen, por naturaleza, el deseo de saber; lo prueba el placer causado por las sensaciones, pues, aparte de su utilidad, nos proporcionan goce por sí mismas, y, sobre todo, las sensaciones visuales. (…) La causa estriba en que la vista es de todos nuestros sentidos, el que nos hace adquirir la mayor cantidad de conocimientos y nos descubre las mayores diferencias.”
Aristóteles, Metafísica, 60.1

La inclinación por los estudios matemáticos, a Platón le llevó a poner en el frontispicio de la Academia, la siguiente inscripción: “Aquí no entra nadie que no sepa geometría”. Lo que apartó a Aristóteles de la Academia fueron precisamente las matemáticas, él sabio siempre dio prioridad a la biología, a la naturaleza, por eso en la teoría de Aristóteles no encontramos números, solo definiciones. No fue la única diferencia entre ambos intelectuales, Aristóteles fundo el Liceo gratuito y público, a diferencia de la Academia de Platón que era de pago y privada.

Platón participó activamente en la enseñanza de la Academia y escribió, siempre en forma de diálogo, sobre los más diversos temas, tales como filosofía política, ética, psicología, antropología filosófica, epistemología, gnoseología, metafísica, cosmogonía, cosmología, filosofía del lenguaje y filosofía de la educación; intentó también plasmar en un Estado real su original teoría política. Sin embargo, pese a que su influencia sea enorme no por ello ha sido considerada siempre positiva. Karl Popper criticaba a Platón por ser el precursor ideológico de los totalitarismos. Pero Platón es la gran referencia filosófica para el racionalismo y el idealismo. En Atenas, en su Academia, Platón había dedicado un altar a Prometeo. El mito idealista de Prometeo que Platón admiraba, era la figura central de otro intento frustrado de racionalismo.

Los mitos griegos asocian el fuego al nacimiento de la civilización.

Los mitos antiguos y leyendas relacionan por lo menos cuatro versiones de las narraciones que describen a Prometeo, sus hazañas con Zeus, y el castigo eterno infligido por ello. Hay una sola versión integral del nacimiento de Prometeo y varias versiones variantes de su sujeción al sufrimiento eterno en la voluntad de Zeus. Las cuatro fuentes históricas antiguas mas importantes para el mito de Prometeo son Hesíodo, Homero, Píndaro, y Pitágoras. La fábula griega, narrada por Hesíodo, ha sido el tema de numerosos poemas. Esquilo recogió este mito religioso de las sociedades primitivas, para personificar el sentimiento de libertad, en pugna eterna con las preocupaciones.

El Titán Prometeo es, según la versión más aceptada, hijo del titán Jápeto y de la oceánide Climene. No es un dios sino un héroe, es decir un semidiós, más cerca de la condición humana que de la divina. Ya de niño, enseña a los hombres a engañar a los dioses en los sacrificios para que los dioses inmortales reciban las partes no comestibles de los animales sacrificados y los seres humanos se queden la mejor carne. A partir de entonces, los humanos se quedarian esa carne para ellos y quemarian los huesos envueltos en grasa como una ofrenda a los dioses. Esto enfureció a Zeus, que escondió el fuego de los seres humanos. Prometeo decidió robarlo, subiendo al monte Olimpo y cogiéndolo de la forja de Hefesto a la primera oportunidad. El joven titan ya prometía ser un héroe antisistema y un subversivo declarado .

Según recoge la mitología griega, Prometeo había recibido el encargo de crear la vida en la Tierra, para lo cual formó al hombre de barro, y con ayuda de la diosa Palas Atenea le insufló vida. Ambas divinidades conspiraron para recuperar el fuego del Olimpo y regalarlo a la humanidad. Lo lograron. Prometeo fue cruelmente condenado por Zeus al castigo eterno y encadenado en el Caucaso. El Titan, con su sacrificio intento proteger a la diosa Atenea y a los hombres. Prometeo enseño a su hijo Deucalión a construir una enorme arca para salvar al género humano en el diluvio desatado por el encolerizado Zeus. Relato similar al del bíblico Noé. Los tres aspectos más destacados del mito de Prometeo tienen paralelos dentro de las creencias de muchas culturas en todo el mundo: la creación del hombre de arcilla , robo del fuego , y las referencias para el castigo eterno. Llama la atención los paralelos griegos con el relato bíblico de la creación relacionada en el simbolismo religioso expresado en el libro de Génesis.

Al final, Zeus se venga de la humanidad a través de la manipuladora Pandora. En el mito de la creación de la Biblia Eva, la mujer de Adán, lleva a la humanidad a la perdición. Al igual que le ocurre a Pandora, es la curiosidad y la prohibición la que hace que sucumba a la tentación.

Prometeo encadenado es devorado por el águila (Museo Vaticano, 539 aC.)
Prometeo encadenado es devorado por el águila (Museo Vaticano, 539 aC.)

Como introductor del fuego e inventor del auto-sacrificio, Prometeo es considerado el titán protector de la civilización humana. ¿Qué significa que robase el fuego? Se equipara al don que otorga el fuego de avance cultural y tecno­lógico, el aumento de la autonomía humana, equiparando los hombres a los dioses. Hasta entonces los hombres no tenían conciencia de sí mismos ni de su poder creativo.

“Prometeo encadenado” es una tragedia de la antigua Grecia, tradicionalmente atribuida a Esquilo, escrita durante el siglo IV a. C En la obra, el Titán hace un soliloquio mientras permanece encadenado a su montaña. Primero, habla del doloroso estado en el que la humanidad se encontraba antes de su intervención:
Al principio, aunque veían, veían en vano. Y oían, pero sin entender. Como imágenes de ensueño, vivían en confusión a lo largo de toda su vida. Nada sabían de las casas de ladrillo que capturaban la calidez del sol. Nada sabían de carpintería. Luego habla de todas las cosas que les ha entregado a los seres humanos. Prometeo afirma haberles enseñado las artes de la civilización, como la escritura, las matemáticas, la agricultura, la medicina y la ciencia.
El mayor beneficio del Titan para la humanidad parece haber sido salvados de la destrucción total.

En efecto, les dio a los hombres el medio de dominar la naturaleza, a través del poder de la visión y del conocimiento de los patrones y leyes más elevados. Esto les permite liberarse de la esclavitud de los ciclos instintivos de la tierra y tomar el dominio del planeta en el que vi­ven. Pueden crear lo que de manera eufemística llamamos civilización. Por ello a Prometeo se le llama “el benefactor” por ser el primer liberador de una humanidad esclava de tiranías. Prometeo crea al hombre nuevo.

A pesar de su importancia en los mitos y la literatura de la antigua Grecia, el culto religioso de Prometeo durante el Arcaico y períodos clásico parece haber sido limitada. Escribiendo en el siglo segundo dC, el satírico Luciano señala que mientras los templos a la grandes atletas olímpicos estaban por todas partes, ninguno tenia Prometeo. Atenas fue la excepción. El altar de Prometeo en la arboleda de la Academia de Platón fue el punto de origen de varias procesiones importantes y otros eventos observados regularmente en el calendario ateniense .

Las Panateneas, podría decirse que la fiesta cívica más importante de Atenas, en la Grecia antigua. Desde el 566 AC, se celebraban cada año en honor a la diosa Atenea (protectora de la ciudad). Por otra parte, y cada cuatro años, se celebraban las Grandes Panateneas que duraban cuatro días más que las anuales y que eran las más prestigiosas y apreciadas por los ciudadanos de Atenas, similares, en importancia, a los Juegos Olímpicos o los Juegos Panhelénicos.

Estos Juegos incorporaban la fiesta religiosa, la ceremonia (incluyendo entrega de premios), competencias deportivas y culturales eventos organizados dentro de un estadio El festival de las Panateneas se iniciaba con una carrera de relevos de porteadores de la antorcha de Prometeo. Empezaba en su altar en la Academia, que se encontraba fuera del límite sagrado de la ciudad, y pasaba a través del Cerámico, el distrito habitado por los alfareros y otros artesanos que consideraban a Prometeo y Hefesto como patronos. La carrera en la que los equipos de corredores se pasaban de la antorcha encendida, llegaba hasta el corazón de la ciudad, donde se encendia el fuego del sacrificio en el altar de Atenea, en el Partenón, a fín de dar inició el festival. El festejo terminaba con un gran sacrificio a Atenea, la hecatombe (sacrificio religioso de cien bueyes) y la carne de los animales sacrificados se comía durante un gran banquete que cerraba por la noche el festival.
Los eventos deportivos se realizaron en el Estadio Panathinaiko, que todavía está en uso hoy en día. En 1865, Evangelis Zappas dejó una gran fortuna en su testamento con instrucciones para excavar y restaurar el antiguo estadio Panathinaiko. El estadio ha sido anfitrión de las Panateneas modernos y Atenas fue la ciudad anfitriona de los primeros Juegos Olímpicos modernos. La antorcha de Prometeo sigue encendida. La asociación de Prometeo con el fuego creador es la clave de su inmortalidad.

En el 529 d. C. la Academia de Platón fue cerrada debido a un decreto del emperador romano Justiniano que ordenaba la clausura de todas las escuelas paganas de enseñanza, es decir, de las no-cristianas. El pensamiento científico desapareció en el mundo occidental durante mil años. Y los intentos por renacer fueron exterminados con la hoguera, para mantener vivo el pensamiento tradicional hasta que el descubrimiento del nuevo mundo y de la imprenta que hicieron tambalear las tradiciones y los mitos de la edad media.

“Prometheus” de Johann Wolfgang von Goethe, es un poema en la que un personaje basado en el mítico Prometeo se dirige a Dios (como Zeus ) airadamente en tono de acusación y desafío. El poema fue escrito entre 1772 y 1774. Fue publicado por primera quince años más tarde, en 1789.

“PROMETHEUS” de Johann Wolfgang von Goethe

Nota: Traducción de Ángel Romera.

Cubre tu cielo, Zeus,
con un velo de nubes,
y juega, tal muchacho
que descabeza cardos,
con encinas y montañas;
pero mi tierra
deja en paz
y mi cabaña,
que tú no has hecho,
y mi hogar,
por cuyo fuego
me envidias.

¡No conozco nada más miserable bajo el sol
que vosotros, dioses!
Pobremente sustentáis con sacrificios
y aliento de oraciones
vuestra majestad,
y moriríais
si pordioseros y niños
no enloqueciesen de esperanza.

¡Y, cuando era niño,
no sabía por qué volvía
al sol la mirada extraviada!
¡Como si en lo alto alguien hubiera
que oyese mi lamento,
o un corazón que, como el mío,
se apiadase del oprimido!

¿Quién me ayudó
contra la furia de los titanes?
¿Quién me salvó de la muerte
y de la esclavitud?
¿Acaso no lo hiciste tú todo,
sagrado y ardiente corazón?
¿Y te consumiste, joven y bueno,
engañado, esperando algo
del que duerme allá arriba?
¿Que te venere? ¿Para qué?
¿Has mitigado el dolor del ofendido?
¿Has enjugado el llanto del sumido en la angustia?
¿Acaso no me hicieron hombre
el tiempo omnipotente
y el eterno destino,
mis señores y los tuyos?
¿Creíste tal vez
que odiar debía la vida
y huir al desierto
porque no todos los sueños maduraron?

Aquí estoy y me afianzo;
formo hombres
según mi idea;
un linaje semejante a mí,
que sufra, llore,
goce y se alegre,
¡y que no te respete,
como yo!

FUENTES:  Wikipedia

Anuncios

2 comentarios en “Prometeo, el Titan Subversivo de Platón.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s