Observaciones y Ritos Lunares

La Observación Lunar

lunaenmovimiento

Desde tiempos inmemoriales la Luna sorprendió a la humanidad con su gran tamaño, sus ciclos orbitales y sus fases. Fue uno de los dos cuerpos más importantes junto con el Sol y su periodicidad sirvió como calendario en muchas culturas. Su prominencia en el cielo y su ciclo regular de fases han hecho de la Luna un objeto con importante influencia cultural desde la antigüedad tanto en el lenguaje, como en el calendario, el arte o la mitología.

Una de las primeras veces que se intentó ofrecer una visión racional y científica de lo que era la luna fue en la Antigua Grecia. La propuso el filósofo Anaxágoras quien razonó que tanto el Sol como la Luna eran dos cuerpos gigantes, rocosos y esféricos y que la luz emitida por la Luna no era más que luz reflejada del Sol. Su idea ateísta del cielo fue una de las causas de su encarcelamiento y posterior exilio.

Las fases de la luna son las diferentes iluminaciones que presenta nuestro satélite en el curso de un mes. Las cuatro principales fases lunares son: Luna Nueva , Cuarto Creciente , Luna Llena , Cuarto Menguante

Sabemos que la fuerza gravitacional que ejerce la Luna sobre la Tierra produce las mareas, por lo que esa fuerza de igual manera afecta al ser humano al estar este compuesto de entre un 55% y un 78% de agua. Casi universalmente se la relaciona con lo líquido, lo húmedo y lo oscuro porque afecta las mareas y la savia; por ello,se tiene la costumbre de cortar el pelo o las plantas en determinada fase de la luna. Entre muchos pueblos se cree que es dadora directa del agua

Sabemos que es un símbolo de los ritmos biológicos. Se ha confirmado científicamente, después de muchísimos años de especulaciones al respecto, que hay una correlación entre las fases de la luna y los ritmos biológicos del ser humano durante el sueño. Un grupo de científicos suizos observaron que, alrededor de la luna llena, las ondas delta del electroencefalograma se reducían un 30 por ciento durante el sueño NMOR, un indicador del sueño profundo, que los participantes tardaron cinco minutos más en conciliar el sueño y, en general, que durmieron 20 minutos menos. Los participantes voluntarios sintieron que durmieron mal (calidad subjetiva del sueño) durante la luna llena, fase durante la cual se observaron en ellos niveles menores de melatonina, hormona que regula los ciclos de sueño-vigilia. Se trata quizá de un ritmo circalunar que ha quedado como vestigio de la antigüedad, “cuando la luna era responsable de la sincronización del comportamiento humano”. Se considera que ésta es la primera evidencia confiable de que un ritmo lunar puede modular la estructura del sueño en los seres humanos cuando se mide en las condiciones altamente controladas de un protocolo de estudio de laboratorio circadiano sin la presencia de las claves del tiempo.

Sabemos que las primeras notaciones del tiempo fueron lunares. La noción del tiempo en sí misma, podría haber surgido, según algunos criterios, en función de la observancia de las fases de la Luna y por el hecho de ver que había un patrón recurrente en esa secuencia. Tendríamos continuidad, secuencia y recurrencia. Sería como ver el tiempo, no en forma abstracta sino como un fenómeno concreto que se podía medir, algo “vivía” de noche en noche, de fase en fase, de Luna en Luna.

Representa la medida del tiempo, desde épocas inmemoriales el hombre marcó los meses lunares en marfil, en piedra, los pintó en las cavernas, en las rocas. A esto sumamos los aspectos que la unen a lo femenino, los embarazos, los animales, la caza, el destino del hombre después de la muerte y las ceremonias de iniciación. Ya el hombre arcaico percibió el patrón de variación de la luna, así estableció diversas relaciones entre el astro y los demás aspectos de su vida.

Joseph Campbell establece la conexión entre el pasado y el presente:

“Las fases de la luna eran las mismas para el hombre del Paleolítico que hoy para nosotros; también eran idénticos los procesos propios del útero. Podría ser, pues, que la observación inicial que condujo al nacimiento, en la mente del hombre, de la mitología de un misterio que informa de los asuntos terrestres y celestiales, fuese el reconocimiento de una armonía entre estos dos órdenes articulados a partir del factor del tiempo: el orden celeste de la luna creciente, y el terrestre del útero.”

Los hallazgos arqueológicos demuestran que ya en el Paleolítico se contaba el tiempo usando las fases de la Luna. Los primeros calendarios eran lunares y, de hecho, hace que 13 meses lunares sean un año solar — de hecho que puede tener que ver con el número 13, tener ganancia fama de “desdichado” a los ojos cristianos. El número 13 era conectado a la diosa como el número de lunas llenas del año. Si el calendario lunar aún estuviera en uso, tendríamos 13 meses de 28 días y medio cada uno. Extrañamente, la única cultura en el mundo moderno que aún utiliza el calendario lunar — es el Islam, simbolizado por la Luna creciente.

El mes lunar es una unidad astronómica de tiempo, usada en el calendario como el período que tarda la Luna en dar una vuelta alrededor de la Tierra. Las tribus indígenas acostumbraban seguir el curso de las estaciones y les daban nombres distintivos a cada una de las lunas llenas que se repetían a lo largo de los meses del año. Sus nombres eran aplicados al mes entero en el cual ocurría cada una de ellas.

La primera (o única) Luna llena en junio (boreal) se llama la “Luna de miel”. La tradición sostiene que este es el mejor momento para cosechar la miel de las colmenas de abejas. En esta época del año, entre la siembra y la cosecha de los cultivos, ha sido el mes tradicional para las bodas. Esto se debe a que los pueblos celtas creían que la gran unión [sexual] de la Diosa y Dios se producía a principios de mayo en Beltaine. Ya que era mala suerte de competir con las deidades, muchas parejas retrasaban sus bodas hasta junio (hemisferio norte). Junio sigue siendo un mes preferido para casarse hoy en el norte. En algunas tradiciones, las parejas de recién casados eran alimentados con platos y bebidas con miel para el primer mes de su vida matrimonial para fomentar el amor y la fertilidad. El vestigio superviviente de esta tradición sigue viva en el nombre dado a las vacaciones inmediatamente después de la ceremonia.: La luna de miel.

En julio es el mes en que suele surgir la nueva cornamenta del ciervo y brotar de sus frentes en las capas de piel aterciopelada, por eso se le llama al plenilunio de julio “Luna Llena del Venado”. También a menudo la llamaban la Luna Llena de los Truenos, debido a que las tormentas eléctricas son más frecuentes durante esta época del año. Otro nombre para la luna de este mes era la Luna Llena del Heno.

Ritos Lunares

Existen, sin duda, ritos que podemos considerar como lunares. El nombre lunes, del latín dies lunae, o día consagrado a la Luna, es un vestigio del antiguo culto lunar. Por sus efectos sobre los cánidos y muchos animales, también se le atribuye el poder del cambio dentro de las bestias antropomorfas, como el hombre lobo, y a la vez, siempre se le adjudicó un carácter esotérico a la hora realizar los aquelarres y las invocaciones en las noches de luna llena. La rana, el sapo, la liebre y el conejo son animales relacionados con la Luna, y muchas veces se les representa como símbolo de la misma.

Como el agua simboliza el sentimiento y como la Luna tiene fuerte influencia sobre las mareas, es natural asociar la Luna a los sentimientos; eso coloca la Luna principalmente en un modo femenino. El periodo medio de revolución de la Luna es de 28 días y medio, muy similar al ciclo menstrual. Indicio y supervivencia de la asociación del astro con los valores femeninos y maternos pueden ser los numerosos y modernos amuletos en forma de creciente, utilizados por mujeres lactantes y niños de pecho, en las áreas de Cáceres y Toledo. Su finalidad es la protección contra el “alunado” o enfermedad producida por la luna (molestias gástricas y cutáneas). Estos talismanes se colocan en forma de pendientes, colgantes y prendedores en la ropa o en contacto con el cuerpo del enfermo. Los modelos, tamaños y materiales son diferentes y la mayoría tienen origen local, aunque también los hay de fabricación industrial. Los más simples son sencillas medias lunas, los más sofisticados representan perfiles humanos y se adornan con calados, higas, cruces, etc… Curiosa la semejanza entre estos amuletos y algunos similares de las Islas Britanicas asociadas a la Diosa Madre.

Lúcio Apuleio, escritor romano del siglo II d.C, nos dejó un romance de fantasía peculiar y exótico intitulado El Asno de Oro. A pesar de, en aquella época, el cristianismo estar rápidamente dominando el imperio romano, Apuleyo fue un pagano incorregible. Su romance contiene una adorable invocación a la Luna:

…tú que vagas por muchos lugares sagrados y eres objeto de tantos ritos diferentes — tú, cuya luz femenina ilumina los muros de todas las ciudades, cuya radiación nebulosa embala las bien-aventuradas semillas bajo el suelo, tú que controlas el curso del Sol el propio poder de sus rayos — yo te imploro, por todos tus nombres, todos…

Aunque a día de hoy la ciencia haya conseguido eliminar muchos de estos mitos, la luna siempre seguirá manteniendo su halo de “misterio” para los espectadores de su vecino planeta.

Kaguya_hime_by_whitekuneho
FUENTES:
Wikipedia
MITOLOGIA Y SIMBOLISMO DE LA LUNA Por el Q:. H:. Roberto Aguilar M. S. Silva
http://www.nationalgeographic.es/science/space/la-luna-mitos-y-leyendas
http://celticahispana.foroactivo.com/t77-el-culto-a-la-luna
http://www.celtiberia.net/articulo.asp?id=1127
http://agenteab.wordpress.com/2011/02/18/simbolismo-la-serpiente-y-la-luna-llena/
http://www.grupohiberus.es/biblioteca/sopena1.pdf
http://www.historicas.unam.mx/publicaciones/revistas/nahuatl/pdf/ecn10/131.pdf
http://www.astrochart.org/search/dir1/Mitologia/Leccion7.htm

Anuncios

Un comentario en “Observaciones y Ritos Lunares

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s