La Osa Mayor y la Osa Menor

0saLa Osa Mayor o Ursa Major (abreviado UMa), también conocida como el Carro Mayor, es una constelación visible durante todo el año en el hemisferio norte. Había una razón astronómica bastante sofisticada para adorar a la Osa celestial que año a año seguía su senda alrededor de la Estrella Polar.

Los meses y estaciones están determinados por la revolución de la Osa Mayor y cuando la cola de la constelación apunta al este anuncia la llegada de la primavera, cuando apunta al sur la del verano, cuando apunta al oeste la del otoño, cuando apunta al norte la del invierno.

Probablemente fue descubierta primero en el Lejano Oriente. La Osa Mayor ocupa una posición prominente en los cielos taoístas como el trono aéreo de la deidad suprema. Esta deidad es la Reina del Cielo, la Santa Madre Ma Tsu Po, con características similares a Ártemis. Es llamada Virgen y Matrona de la Medida; una Madre de Misericordia que ha sido comparada con la Virgen María y con la diosa budista Maritchi (o la Kuan Yin).

Tanto los antiguos griegos como los hindúes identificaron la Osa Mayor como un Oso y veían esta constelación como el origen de la energía del Universo y la encargada de la sucesión de las estaciones. Es una de las pocas constelaciones ya conocidas por los griegos en tiempos de Homero, como podemos leer en La Odisea como servía de guía a los navegantes:

“Con aquel dulce viento, Ulises divino desplegó su velamen; sentado rigió con destreza el timón; no bajaba a sus ojos el sueño, velaba a las Pléyades vuelto, al Boyero de ocaso tardío y a la Osa, a que otros dan el nombre del Carro y que gira sin dejar su lugar al acecho de Orión; solo ella de entre todos los astros no baja a bañarse al Océano.”

La Osa Menor era desconocida para los griegos en tiempos de Homero, sin embargo, debido a su carácter circumpolar, esta pequeña constelación sería imprescindible para los navegantes, con lo que su fama aumentaría espectacularmente. Aparece en la cultura griega con Arato, aunque se sabe que muchos navegantes griegos ya la conocían a través de sus contactos con los fenicios, pueblo navegante por excelencia.
Los peregrinos del Camino de Santiago se guiaban hacia el norte gracias a la Estrella Polar, última estrella de la constelación de la Osa Menor.


FUENTE: Wikipedia

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s