La abuela Luna, la energía que coordina la vida en la Tierra.

luna004La evidencia arqueológica y los cuentos de mitología y folclore revelan la fascinación eterna de los seres humanos hacia la Luna y su poder sobre los fenómenos terrestres.  La Luna marca el flujo y reflujo de la vida y la muerte. Físicamente hemos constatado su influjo en nuestro cuerpo, en nuestro humor o ánimo, en nuestro cerebro, en nuestros líquidos corporales y en la menstruación que sigue la rítmica lunar. La luna nos marca con sus ciclos el ritmo y expresión de la vida, la madre naturaleza sometida al flujo y reflujo del  ciclo lunar.

La Luna es, pues, el símbolo regulador de toda la biosfera, de todas las operaciones orgánicas de la vida, de todo lo que ocurre dentro de los límites de su “órbita alrededor de la Tierra”. Todas las energías deben pasar por este espacio antes de alcanzarnos.

Leer más »