CASTAÑO Y CASTAÑAS, LA MAGIA DE OTOÑO

Las castañas son el fruto del castaño, que no deben confundirse con el fruto del llamado castaño de Indias, dado que estos últimos no son comestibles por su desagradable sabor.
Las castañas son el fruto del castaño, que no deben confundirse con el fruto del llamado castaño de Indias, dado que estos últimos no son comestibles por su desagradable sabor.

Durante siglos, la castaña ha sido alimento básico en muchas regiones. Hasta la llegada de la patata, procedente de América, este fruto del castaño, al que muchos conocen como «el árbol del pan», formaba parte fundamental de la dieta de gallegos y asturianos tanto en los guisos como en los postres. Incluso después de la incorporación del tubérculo andino a la cocina europea, la castaña siguió formando parte de recetas invernales como el caldo gallego (junto al unto, patatas, berzas y habas) o su versión asturiana, el pote. Cocidas con leche, las castañas han sido siempre un postre muy agradecido en las zonas rurales del norte de España.

El Castaño (Castanea sativa), natural de Asia Menor, fue introducido por griegos y romanos en Europa, y se aclimató sobre todo en terrenos siliceos, llegando a ser muy abundante en algunas zonas . El castaño puede vivir más de mil años. Aunque alcanza su tamaño definitivo hacia los 50, su tronco no deja de ensanchar y se hiende a una edad temprana. Las tradiciones de muchos pueblos de Europa hablan de viejos castaños que albergaban rebaños de ganado e incluso familias en su interior.

Es un árbol multifuncional cuyos frutos son altamente nutritivos, el aceite de las semillas contribuye a reducir los niveles de colesterol, sus hojas secas tienen propiedades medicinales para las úlceras e inflamaciones, especialmente prostatitis y hemorroides, mientras que su madera es utilizada para la fabricación de muebles.


PROPIEDADES MÁGICAS DE LAS CASTAÑAS

El castaño pertenece a Júpiter, aunque también tiene un sentido funerario y por tanto podría atribuirse también a Saturno. Ya que en la antigüedad clásica las castañas eran el alimento de los difuntos en su viaje al Más Allá.
Para aplacar las iras de los difuntos, además de encenderles las típicas lamparillas de aceite en la noche de Todos los Santos, en algunos lugares hay costumbre de dejar unas castañas como ofrenda y así las almas de los difuntos no se interesarán por otros frutos ni estropearán la cosecha que haya guardada en la despensa.

El cuerpo humano, al proceder de la Madre Tierra, mantiene el equilibrio a través de sus canales energéticos y de sus centros magnéticos: por ello, el hombre, desde tiempos remotos,, ha empleado el poder de la piedra imán y de cierto tipo de plantas magnéticas para recobrar de nuevo la armonía. Las castañas, poseen tal emanación energétia que los antiguos curanderos las empleaban de forma similar a nuestra moderna magnetoterapia.

Los Magia Verde sugiere otro método para servirnos del poder mágico de las castañas. Consiste en rezar sobre ellas y, después de bendecirlas, depositarlas en número impar (preferiblemente, por su poder cabalístico, 3, 5, ó 7) en un cuenco de cerámica cerca de la cama de un enfermo, para que su poder oculto pueda absorber las enfermedades. Las castañas hay que lavarlas todos los días con agua fría o, mejor aún, cambiarlas. Esta facultad para catalizar y neutralizar las energías negativas (la enfermedad, como la mala suerte, es, una vibración negativa) se emplea también para tener suerte, llevándola como amuleto en el bolsillo.

Cómo elaborar un Saquito de conjuro para quitar el dolor: La principal propiedad de las castañas es que absorben el dolor físico. Para elaborar el saquito, nada tan sencillo como fabricarlo vosotras mismos. Compráis un trozo de tela en tonos otoñales como marrón, naranja o dorado o bien lo compráis ya hecho.
Metéis ,1, 3 ó 5 castañas en el saquito. ¡Siempre número impar!

Para encantar las castañas: Ponéis vuestras manos sobre ellas. Visualizad con fuerza como será el resultado y sentid como estaréis con él. En este caso imaginad que estáis sin dolor de ningún tipo. Decid las siguientes palabras mágicas:

En la enigmática estación otoñal,
bajo el tenue sol de las mañanas,
para preparar esta receta herbal sostengo en mis manos estas castañas.
¡Anciana abuela de la Tierra y de las hadas haced que el dolor desaparezca! (se dice 3 veces)
Así es. Hecho está.

 Si no puedes recogerlas tu mismo como manda la tradición -del suelo junto al castaño, asegurandote que ha tocado la tierra- puedes comprarlas pero entonces has de dejarlas por lo menos unas horas sobre la tierra, aunque sea de una maceta.

Una vez hecho el saquito, llevadlo siempre con vosotros de tal manera que esté siempre en contacto con vuestro cuerpo. Muy útil si a ratos cogéis el saquito y tocáis con él la zona dolorida. Os sorprenderán los resultados.

  • Los hombres y mujeres del campo llevaban castañas en los bolsillos como remedio contra los dolores de reúma, ciática y espalda.
  • Son también muy útiles para combatirlos problemas de circulación y las hemorroides.
  • Si tenéis a alguien enfermo en casa,coged un cuenquito de cerámica, meted varias castañas (recordad:siempre número impar) y dejáis el cuenco con las castañas cerca dela cama del enfermo para que éstas absorban la enfermedad y su dolor.
  • Normalmente las castañas, cuando se emplean para este tipo de magia, suelen agrietarse. Si veis que se agrietan o se ponen feas, sustituidlas inmediatamente por otras nuevas. Es bueno también cambiar las castañas cada día. Si no tenéis esa posibilidad, como alternativa podéis lavarlas con agua y volved a meterlas en el saquito o en el cuenco.
  • Al igual que absorben la enfermedad (que es energía negativa trabada) podéis llevar el saquito con vosotros en esas temporadas en que os encontráis un poco de bajón o negativos.
  • Las castañas neutralizan las energías negativas y atraen la buena suerte si las lleváis como amuleto. Para su uso como amuleto no os hace falta saquito. Con que llevéis una castaña en el bolsillo, os funcionará.
  • Envolver un billete en una castaña, augura buenos negocios y decisiones correctas y oportunas.
  • La leyenda dice que comer siete castañas pasadas por fuego en los ultimos dias de Noviembre atrae la energia de la tierra hacia el cuerpo y la fortaleza al alma siempre que sean en numero impar.

Soñar con castaños o castañas
Si soñamos con un castaño quiere decir protección, ningún enemigo va a conseguir desviarnos denuestro camino.
Si soñamos que comemos castañas crudas significa que debemos ser previsores para alcanzar nuestros objetivos; si comemos castañas cocidas o asadas, presagia visitas de amigos en casa.


PROPIEDADES MEDICINALES DE LAS CASTAÑAS

Propiedades: Astringente, tónico, estomacal, sedante, antiinflamatorio.
Está prohibida a los diabéticos

Segun Galeno, las castañas ” dan al cuerpo más nutrimiento que ningún otro fruto salvaje. Aunque engendran ventosidades, hinchan y restriñen el vientre, se digieren con dificultad, provocan el apetito venéreo y, comiéndose en cantidad, hacen dolor de cabeza”.

Los beneficios de las castañas son un poco diferentes a los de la mayoría de frutos secos, por presentar las castañas un menos contenido en lípidos. Las castañas aportan fundamentalmente hidratos de carbono, y son un alimento recomendado para niños y deportistas.
Además las castañas constituyen una importante fuente de vitaminas del grupo B, indispensables para combatir la fatiga física y mental, la anemia y para recuperarse de estados carenciales.
Por su aporte en potasio, las castañas ayudan a prevenir y controlar la hipertensión.
Las propiedades medicinales de las castañas están relacionadas con su poder astringente, adecuado para el tratamiento de diarreas, y se aprovechan mejor cuando las castañas se consumen crudas.
Las personas que padezcan de estreñimiento deberán acompañar las castañas con alimentos ricos en fibra, o bien consumirlas con su piel interior. Deben ser comidas siempre conjuntamente con alguna fruta jugosa dulce a fin de compensar el líquido que les falta y para que sirva como laxante, ya que las castañas son astringentes.
Son un buen alimento para los niños ya que es muy rico en almidón y en sales orgánicas de calcio, elemento especial para los huesos. Otro de los usos de las castañas es como alimento energético también adecuado para personas con problemas hepáticos o renales, pues la castaña apenas posee residuos que pasen a la sangre y deban ser filtrados.

Cocimiento. Para combatir la diarrea.
60 gm de hojas o corteza de castaño en un litro de agua. Hervir unos 15 minutos. Luego se cuela y endulza a gusto. Tomar 3 -4 tazas diarias.
Cuando la infusión se utiliza para gargarismos y enjuagues no se endulza.

Decocción. Astringente, echese un puñado de mezcla picada de corteza y madera de castaño en un litro de agua hirviendo. Colar, endulzar y beber 2 tazas al día.

Tisana. Contra la tos y la tos ferina.
Echar un puñado de hojas tiernas o medio puñado de hojas secas de castaño por litro de agua. Hervir y dejar reposar. Este preparado se administra bien por vía oral (3 tazas al dia), bien en gargarismos o también en baños de garganta muy calientes.

Propiedades del Castaño para la Belleza

  • Este fruto seco también es beneficioso para el cuidado de la piel. Si consumimos a diario castañas notaremos cómo nuestra piel rejuvenece, se tensa, volveremos a tener ese aspecto lozano que tanto nos gusta; y todo gracias a su alto contenido en vitamina B2.
  • Hervir un puñado de hojas de castaño en un litro de agua . Colar y utilizar el líquido para lavar los cabellos, a los que confiere bonitos reflejos cobrizos.

LAS CASTAÑAS EN LA COCINA

Las castañas se pueden comer crudas, asadas, cocidas o secas. Las castañas se secan para conservarlas durante el invierno. Se les quita la cáscara externa y el pellejo interno y se dejan secar. Luego se guardan en un lugar libre de humedad. La forma menos indigesta de consumir las castañas es sometiéndolas a cocción y retirando la piel interior. Se pueden realizar conservas, dulces, etc, o bien guardarse crudas, sin pelar, incluso congeladas, durante varios meses.

A las castañas secas se les llama también castañas pilongas. Estas castañas secas también se pueden triturar para obtener harina de castaña con la cual preparar panes, galletas, pasteles, etc. Si tostamos la harina de castaña podemos emplearla como el café.

Con la llegada del otoño los mercados comienzan a llenarse de castañas. Se trata de un fruto excelente para estas fechas de Todos los Santos, ya que esa es una noche en la que existe una especial conexión entre el mundo de los vivos y los muertos. Al comer castañas, nos protegemos y bendecimos nuestro cuerpo con este fruto. Es recomendable comer seis o más castañas, por lo menos, pasadas al fuego.


Sopa de castañas y jamón

Ingredientes (4 comensales)

  • 200 gramos de castañas (una vez peladas),
  • ½ puerro,
  • 1 cebolla pequeña,
  • 650 gramos de caldo de jamón,
  • aceite de oliva,
  • pimienta negra,
  • tomillo y sal.

Para acompañar

  • 80 gramos de jamón en dados,
  • ç2 castañas peladas,
  • cebollino fresco
  • aceite de oliva virgen extra.

Elaboración
Las cantidades de los ingredientes son para cuatro comensales, pero sirviendo pequeños cuencos, ideal para una comida de Navidad u otras celebraciones en la que suelen servirse aperitivos o un menú largo. Si quieres platos completos de esta sopa, aumenta al doble los ingredientes.
Pela y pica el puerro y la cebolla en juliana, prepara los daditos de jamón y las dos castañas peladas laminadas.
Pon una cazuela al fuego con un poco de aceite de oliva, cuando esté caliente, saltea las láminas de castaña y el jamón. Retira ambos ingredientes reservándolos para el emplatado, escurriéndolos bien, en la cazuela quedarán las grasas del aceite y las desprendidas por el jamón.
En la misma cazuela y con el fuego bajo, pocha la cebolla y el puerro añadiendo una pizca de sal, cuando estén transparentes añade las castañas troceadas, rehoga un par de minutos, salpimenta al gusto, añade el tomillo y finalmente el caldo de jamón. Lleva a ebullición.
Cuando rompa a hervir, baja el fuego y deja cocer unos 20-30 minutos o hasta que las castañas estén bien tiernas. Entonces tritura las castañas con el caldo hasta obtener una crema ligera. Puedes hacerla más ligera si lo deseas, añadiendo más caldo.

Emplatado
Sirve la Sopa de castañas y jamón, poniendo en el centro los dados de jamón y las láminas de castaña salteadas.
Termina repartiendo el cebollino picado y dejando caer unas gotas de aceite de oliva virgen extra. ¡Buen provecho!


Castañas asadas en el horno

Para asar las castañas en el horno primero lavamos las castañas con agua fría y le practicamos unos cortes de lado a lado teniendo cuidado para que traspasen también la piel más finita que recubre la castaña, lo que ayudará a peladlas luego. Las mojamos un poquito y las colocamos algo húmedas en la bandeja del horno, que habremos precalentado previamente. Debemos hornear las castañas durante unos 25 minutos a 180ºC. Si queremos que se conserven calentitas las podemos envolver en un cucurucho de papel de periódico, como nos las dan en la calle.


Castañas asadas en el microondas

Sí, aunque os parezca raro también se pueden asar castañas en el microondas, en tan solo tres minutos, y para ello lo que tenéis que hacer es realizarles los mismos cortes que os indicábamos anteriormente (cuidado con el cuchillo porque resbala, es mejor el de sierra). Ponéis las castañas en un plato y programáis el microondas durante 2 ó 3 minutos aproximadamente a máxima potencia. Si no están listas las ponéis un poquito más (no las pongáis más tiempo del indicado porque se ponen duras. Ahora ya solo queda peladlas calentitas (es más fácil peladlas que cuando se enfrían) y a comer castañas.


Castañas con Anises

Ingredientes
Agua
½ kg. Castañas
1 cucharada de Anises
Elaboración
Lavar las castañas y en un cazo, añadir el agua y echar las castañas cubriéndolas. Incorporar una cucharada sopera de anises y dejar cocer unos 20-30 minutos, dependiendo del tamaño de las castañas.
Una vez cocidas, escurrir y ya estarán listas para comerlas.
Escurrir las cañas una vez cocidas, ya que si quedarían blandas.


Praline de castañas

Ingredientes
150 gramos castañas (18 unidades aprox.)
100 mililitros agua
60 mililitros sirope de agave (4 cucharadas)
Elaboración
Hacer un pequeño corte con un cuchillo en cada castaña, para evitar que exploten al asarlas.
Después asarlas en el horno o en la sartén a fuego fuerte durante unos 20 minutos (no mucho más tiempo o pueden quedar duras), removiéndolas de vez en cuando para que se hagan bien y no se quemen.
Pelarlas, y triturarlas en la batidora junto con el agua y el sirope de agave hasta conseguir una crema fina. Guardar en la nevera.

130819011632478023

Anuncios

Un comentario en “CASTAÑO Y CASTAÑAS, LA MAGIA DE OTOÑO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s