La Diosa Pájaro

Mujer Aguila3_nAna o Anu,  la “nutridora de los dioses”  es el primero de los nombres de la diosa pájaro. 
La diosa pájaro trae la vida, tiene un largo y esbelto cuello y su cuerpo en forma de huevo –como las diosas del Paleolítico. El pájaro que sobrevuela la tierra a gran altura y el pájaro que nada en las aguas que descansan sobre la tierra enlazaban las dos dimensiones que no constituían el elemento propio de los seres humanos, pero que los rodeaban por arriba y por abajo. La imagen del ave hacía de las aguas superiores e inferiores en una sola dimensión.

Con el final de la última glaciación, las aves adquieren un simbolismo especial. Su vuelo migratorio hacia zonas septentrionales precedía a la mejoría del clima y la eclosión de vida natural. Su migración, de regreso al sur antes de la llegada del invierno paralizaba la vida. Estaban relacionadas con el ciclo regenerativo de la diosa.

Desde el Magdaleniense, la Diosa es representada con forma híbrida de mujer/ave, la Diosa Pájaro. Unión entre tierra y cielo. Diosa de la Muerte al adoptar forma de ave de presa (buitre y búho, cuervo o halcón). Simbolismo relacionado con la regeneración. La muerte es parte del proceso hacia la vida, y la tumba el útero simbólico de la Gran Diosa.

La Diosa, como ave acuática o serpiente incuba el «huevo del mundo».
La diosa Eurínome danzó en el abismo con las tinieblas hasta generar el viento, que cobró el aspecto de la serpiente Ofión, quien pretendió a la diosa hasta yacer con ella. Una vez encinta Eurínome tomó forma de ave, anidando sobre las aguas. Puso un huevo que Ofión incubó. Ese huevo tras eclosionar formó el universo.
El mito de la diosa es explicado por vez primera, surgiendo del caos y creando a partir de ella misma mares, cielos y seres vivos… La diosa adquiere nombre; Annat, Artemis… ¡Responsable de la fecundidad de la tierra!
En muchos de los mitos de la Edad del Bronce, el huevo cósmico del universo fue puesto por la madre-pájaro cósmica. Cuando se abrió comenzaron a existir el tiempo y el espacio. La diosa de las aguas superiores es en el Neolítico la diosa pájaro que favorece la lluvia que da la vida, al igual que, según se creía incluso en tiempos muy posteriores, el tiempo atmosférico era provocado por las aves, que podían también ser un signo del tiempo venidero. La cigüeña que en el folclore lleva al bebé por el aire fue antaño la cigüeña que traía de nuevo la primavera, el renacimiento del año.
La imagen de la diosa pájaro creadora perduró durante unos 25.000 años, y la podemos hallar en todas las civilizaciones posteriores donde la diosa adopta el aspecto de diferentes aves. Luego, en algunas civilizaciones  –Creta y Beocia- la Diosa toma el aspecto de diversas aves: grulla, cisne, somormujo, pato, ganso paloma y lechuza.
En las culturas megalíticas del V a III milenio a.C  aparece la Diosa Búho. Posteriormente personificada en deidades como Atenea, Isis, … La diosa Lechuza , precursor del culto de Atenea, es un símbolo indoeuropeo de la Inteligencia, Se decía que el búho (alegoría de la sabiduría en las tradiciones de origen indoeuropeo), o en todo caso la lechuza, inspiraba intelectualmente a los hombres durante la noche ya que estaba vigilante próximo a los secretos de Hipnos (el Sueño). La Lechuza es la mensajera de la muerte desde el Paleolítico.
Los hallazgos arqueológicos de MohenjoDaro y Harappa indican que en la época pre- indo-europea la población autóctona del Indo veneraba a una Gran Diosa. El Rig Veda (c.1200 a.C.) contiene himnos dirigidos a una diosa de la aurora, y a Ushas, Aditi, y Nirrti, diosa esta última de regeneración que estaba asociada a un “pájaro-negro-de-augurios”, que era su “boca”. Aquí se puede ver la asociación de Nirrti con las Diosas-Pájaro europeas del Neolítico, y especialmente con la posterior diosa céltica Badb, que solía presentarse ante los humanos en forma de un pájaro negro. La Gran Diosa-Río Sarasvati, “La Gran Corriente” , que aparece también en el Ríg Veda, y es similar a la diosa iraniana Anaˉhitaˉ, representaba la ilimitada energía de las aguas que fluyen eternamente
El cisne y el ganso pertenecen a Afrodita, como Diosa del Cielo, viaja por el aire en carros de cisnes y gansos, y como Diosa del agua navega sobre un trono de cisnes. Afrodita aparece en una copa de cerámica cabalgando en una oca, y en otra ocasión, con su hijo Eros, sobre un cisne.
La diosa sumeria Inanna se representa por una golondrina, y la egipcia Isis por la paloma. En Egipto, Isis y su hermana Neftis custodiaban  el sarcófago del faraón, como dos pájaros de grandes alas.
En los textos de las pirámides se dice que el difunto “respira el hálito de Isis” (Budge “The Gods of the Egyptians” vol 1) imagen que surge del relato en la que Isis asume la forma de un milano y, con el batir de sus alas, creaba el viento o hálito de vida para despertar a su difunto esposo Osiris y devolverlo a la vida, concibiendo un hijo del dios mientras este yacía en su cofre, respirando hálito de vida y apartado, por lo tanto, de la muerte. Así, Isis revolotea con sus alas dadoras de vida sobre todas aquellos cuya alma ha abandonado su cuerpo por la boca, ofreciéndoles la primera bocanada de la vida eterna. El alma Ba (el alma individual y personal) también revolotea sobre el difunto en forma de pájaro, hasta que se une con el Ka (el alma universal), la esencia del poder de la vida.
Arquetipo Madre Isis+ wonalixia
La diosa pájaro del IV milenio a.C. (Egipto predinástico) se refleja en las alas de Isis que todo lo protege.

Un aspecto de la antigua diosa-pájaro es la “diosa-pájaro-negro-de-presa”, un mensajero de muerte con figura externa de buitre, cuervo u otra ave carroñera que posee también cualidades de regeneración. La metamorfosis de la diosa en buitre está documentada también en Egipto (las diosas Neith y Mut) y en Grecia, donde en la Odisea Atenea se transforma en un buitre.

La lechuza o mochuelo, el pájaro que ve bien de noche está estrechamente relacionado con la diosa de la sabiduría (Atenea). En representaciones arcaicas, Atenea suele ser representada con un mochuelo (lechuza) posado en su cabeza.  Las borlas de su égida podrían ser los restos de alas. Era considerada una diosa lechuza, o una diosa pájaro en general.  Se decía que el búho (alegoría de la sabiduría en las tradiciones de origen europeo), o en todo caso la lechuza, inspiraba intelectualmente a los hombres durante la noche ya que estaba vigilante próximo a los secretos de Hipnos (el Sueño). El epíteto homérico más común para la diosa Atenea, es “glaucopis” , suele traducirse como ‘de ojos brillantes’ y es una combinación de glaukos (que significa ‘brillante’, ‘plateado’, y posteriormente ‘garzo’ o ‘gris’) y “ôps” (‘ojo’, o a veces ‘cara’). Es interesante advertir que “glaux”, ‘mochuelo’ (mochuelo o lechuza) tiene la misma raíz, presumiblemente por sus distintivos ojos.

La diosa Morrigan
La diosa Morrigan, es la diosa celta de la muerte y la destrucción. Se la representa típicamente con armadura y armas. Morrigan está presente en todas las guerras, tomando la forma de cuervo o corneja.

La nordica Freja, poderosa diosa del amor que cabalgaba en las batallas en su carro de combate y daba muerte ella sola a la mitad de los guerreros enemigos, puede ser comparada con la sumeria Inanna, y la griega Afrodita. Ella, como primera de las valkirias, tiene a su cargo dar muerte a los guerreros enemigos, compartiendo así características con la citada Ereshkigal de Sumeria, diosa que recibía los muertos, con la céltica Badb, y con el resto de las diosas ctónicas y del mundo subterráneo. Freya poseía definitivamente aspectos aviares: un “abrigo falcón”, y una “forma de-plumas”.  Las walkyrias de la Mitología Nórdico-Germana están también asociadas al cuervo. Pero la mas famosa valkyria, Brynhild (Brunilda), aparecía en el mundo terrenal con ocho compañeras, todas ellas metamorfoseadas en forma de cisnes (Volsunga Saga 21).

La diosa celta Brigit era conocida como “Cisne Blanco”, y se dice que fue la primera ancestra del Clan del Cisne. Como diosa comadrona, está unida al cisne que acuna en su blanco y tierno plumaje a los bebes recién nacidos. Existen muchas leyendas procedentes de Gran Bretaña y Europa acerca de príncipes y doncellas cisne transformados por medio del amor. En ellas hablan de doncellas cisne que se convierten en novias (brides en inglés) mediante su casamiento con hombres

La divinidad más importante de los indoeuropeos bálticos era Laima (en letón), o Laimé (en lituano), diosa de la fertilidad que aparece a veces en forma de cisne. Otra diosa, Lauma, presenta muchas de las características de la antigua Diosa-Pájaro.

Lada, la diosa eslava de la primavera y los amantes, patrona del matrimonio y la felicidad, estaba conectada con pájaros. Al comienzo de la primavera, los campesinos fabricaban imágenes de arcilla con forma de alondra, las untaban con miel, y las llevaban en procesión para ofrecérselas a esta diosa al mismo tiempo que le dedicaban canciones.

287600106_n
Las historias de doncellas cisnes y pájaros parlantes de los cuentos de hadas provienen de estos tiempos.

Y para finalizar, no olvidemos que ocas y cisnes son las guías iniciáticas en la ruta de peregrinaje de Santiago de Compostela, el camino de las estrellas, la Vía Láctea donde también encontramos al cisne, ahora en la forma de constelación, llamada la Cruz del Norte que hace su aparición en las noches de Junio.

FUENTES:

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s