El Arquetipo del Laberinto

cervell_jard_MediumEl mito del laberinto está en lo más profundo de la naturaleza humana.

En el origen de los tiempos, perdida ya la facilidad del instinto animal para encontrar los caminos de la Naturaleza y afrontar sus peligros, el hombre creó el arquetipo del laberinto que aparece en leyendas mitológicas y ritos religiosos de numerosas culturas antiguas y primitivas a lo largo y ancho del mundo, reflejo del miedo ancestral y de la desorientación que el ser humano experimentó ante la naturaleza hostil y, como ser racional, también y fundamentalmente, miedo ante la vida. …

El  mito y representación del laberinto.

“En el laberinto, uno no se pierde, se encuentra. En el laberinto, uno no encuentra al Minotauro, se encuentra a sí mismo”.

– Hermann Kern-

Las mitologías de los pueblos mediterráneos alcanzaron un gran dramatismo que fue expresado en el arte, las leyendas y la poesía. Bajo estos se esconden los principios morales, las leyes naturales y las transformaciones que rigen el transcurso de la vida cósmica y humana.

El simbolo del laberinto que deja vislumbrar el inframundo. Es el mito griego del eterno retorno, Entrar en lo desconocido para regresar a lo conocido. Los laberintos más antiguos que aparecen mencionados en literatura , son los laberintos de Egipto y de Creta. Es Heródoto quien describe el egipcio: “3.000 habitaciones, en la casi inaccesible cámara central, estaban sepultados los reyes y los cocodrilos sagrados”. Luego Plutarco narra las hazañas de Teseo en el laberinto de Cnosos construido por el genial arquitecto Dédalo. La versión atribuida a Plutarco es aparentemente una evolución del culto de las grutas de la Edad de Piedra. La civilización cretense del segundo milenio a.C. recibe su nombre del legendario rey Minos, que mandó construir el laberinto.

Arquetipo Madre Isis+ wonalixia
En el antiguo Egipto, el laberinto era el camino sinuoso que tomaban los muertos en su viaje de la muerte a la resurrección, guiados por Isis.

En Las metamorfosis, de Ovidio, aparece el laberinto como ilustración, y un mapa del mundo del siglo XVI, de Hieronimus Cook, y otro del siglo XIII, de Richard Hallington, hace figurar en Creta un laberinto idéntico al de Chartres con la inscripción Laborintus id est domus Dealli. Se pueden encontrar laberintos en antiguas monedas cretenses, en jarrones etruscos, en tumbas sicilianas, en anillos de oro indonesios, así como también en las joyas de los indios de Norteamérica.

En todas las culturas el laberinto está compuesto por un espacio perfectamente definido, de calculada geometría, pero engañoso por sus múltiples posibilidades y por la similitud de los elementos que lo conforman.

Noche de San Juan
Noche de San Juan. En Europa, los ritos laberínticos adoptaban a veces la forma de danza. El hombre llegado al centro del laberinto, tras haberlo recorrido ritualmente, tras haberlo “danzado”, será un hombre transformado.

Los pensamientos -productos de la mente- son nuestro laberinto, esa comarca que debemos atravesar y cuya salida estamos buscando permanentemente. Estamos en el laberinto, el Minotauro nos acecha y hemos perdido el rumbo. En la vida diaria y en los torbellinos del insomnio, sólo el hilo del ovillo de Ariadna nos podría salvar de los vericuetos de la mente, indicándonos el camino de regreso, la meta salvadora. Lo inquietante, cuando uno está en medio del laberinto, es saber que el ovillo puede terminarse y el hilo cortarse antes de hallar la salida… ¿Qué hacemos entonces? Además, cerca de nosotros, el monstruo está vivo aún.

laberintica

El Laberinto de un solo sendero tiene un principio y un final, pasear por un Laberinto activa la parte derecha de nuestro cerebro, que implica la intuición y la creatividad. Puede ayudarnos afrontar los desafíos de la vida, tener nuevas ideas y tomar mejores decisiones así como encontrar la paz y serenidad que tanto necesitamos en nuestra vida. La experiencia de muchas personas en cualquiera que sea la forma (Pintura, Mosaicos, Jardín, Dedo, etc) produce invariablemente el mismo efecto psicológico, una alteración temporal de la orientación consciente al que lo recorre, haciendo perder su camino simbólicamente, abriéndole las puertas, a un estado de Aquí y Ahora, del Presente Consciente.

  • Úsalo en tus oraciones.
  • Para saber cual es el paso siguiente.
  • Para encontrar respuestas a tus preguntas.
  • Utilízalo para la limpieza energética.
  • Para eliminar la energía negativa.
  • Como curación personal.
  • Para recibir conocimiento y poder.
  • Para el aprendizaje y la iniciación.
  • Como una celebración.

Camina con el corazón abierto, abre tu mente con total aceptación y calma, que tu cuerpo encuentre su ritmo mientras caminas por él. Descubre este nuevo renacer de los laberintos, y observa los efectos positivos que tendrán en tu vida.


FUENTES: 

Anuncios

2 comentarios en “El Arquetipo del Laberinto

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s