La Luna Llena y el Hombre Lobo

CR_739479_hombres_lobo
HOMBRES LOBO – Ellos también tienen derecho a sus días raros al mes.

La Luna Llena tiene participación en varias leyendas folklóricas entre los cuales una de las más famosas es el hombre lobo, también conocido como licántropo, un hombre que, en noches de luna llena, se convierte en un lobo y va a la caza de carne humana. El hombre lobo, también conocido como licántropo, es una criatura legendaria Se ha dicho que este es el más universal de todos los mitos (probablemente junto con el del vampiro), y aún hoy, mucha gente cree en la existencia de los hombres lobo.

El hecho de que los lobos le aúllan a la luna, ha dado vida a historias de hombres lobos, historias donde un hombre se transforma en lobo cuando hay luna llena. En realidad, los lobos no le aúllan a la luna, tienen que colocar la cabeza de esa manera con el fin de aullar. La luna y el lobo también son signos de comunicación y poder, un lobo alfa es generalmente el único que aulla a la Luna y lo hace para convocar a su manada para una reunión o para marcar su territorio.

El lobo es el señor del aullido

lobos_024

Nadie sabe con exactitud cuándo se originaron las leyendas sobre hombres lobo. Puede que se trate de una superstición tan antigua como la humanidad misma y la manifestación observada de diversas patologías

El mito más arcaico con referencia al hombre lobo se remonta hasta la Grecia antigua, con la leyenda de Licaón, rey de Arcadia, existen varias versiones del mito, sin embargo, una de las mas difundidas es la siguiente: Siendo Licaón adorador de Zeus Licio (Forma lobuna del dios) llegó a realizar sacrificios humanos, tomando principalmente a los extranjeros que llegaban a su tierra, y esto violaba la ley sagrada de la hospitalidad, lo que hizo que Zeus, disfrazado de peregrino, visitara el rey de Arcadia, este se preparó para asesinar a su huésped, pero ante la sospecha de que se trataba de una divinidad disfrazada, decidió ponerlo a prueba, para esto sacrifico a Níctimo, uno de sus hijos, y mezclo sus entrañas entre las de los animales que serían servidas al visitante, aso su carne he hirvió partes del cuerpo, que fueron servidas en un banquete ofrecido al peregrino, ya que si realmente se trataba de un dios, debería darse cuenta del hecho, lo cual, efectivamente ocurrió,  y Zeus, ofendido por el homicidio y el canibalismo arrojo la carne que había sobre la mesa y  lanzo su rayo que hizo caer tejados y paredes del palacio que termino consumido por las llamas, lo cual llevo a Licaón a darse a la huida, y mientras corría intentaba pedir ayuda y clemencia, pero en lugar de palabras salían gruñidos y aullidos, su ropa se convertía en un grueso pelaje; las orejas se le alargaban, y la boca le sobresalía hasta formar un hocico y termino convertido en un lobo.

La creencia en los licántropos u hombres-lobo está atestiguada desde la antigüedad en Europa; Virgilio ya lo menciona. En Francia apenas comenzaba a dudarse de ello en el reinado de Luis XIV. Es una de las componentes de las creencias europeas, uno de los aspectos que sin duda revisten los espíritus de los bosques. El mito del licántropo, del hombre transformado en lobo, tambien esta muy presente en los mitos del norte, desde seres humanos que se transforman en bestias, el mito del berserk o los o las guias de lobos.

 Así parecen indicarlo algunos casos datados en España, como alguno reseñado en el siglo XVI o el de Manuel Blanco Romasanta, siglo XIX, en cuya vida se basan las películas El bosque del lobo, y Romasanta. La caza de la bestia (2004).

(…) y es, que en el reyno de Galicia se hallo un hombre, el cual andaba por los montes ascondido y de allí se salía a los caminos cubierto de un pellejo de lobo, y si hallaba algunos mozos pequeños desmandados, matavalos, y hartabase de comer en ellos, y era tanto el daño que hazia que los de la tierra procuraron quitar aquella bestia del mundo y prendieronle, y viendo que era hombre, le pusieron en una cárcel (…)

Antonio de Torquemada. Jardín de flores curiosas, 1575

Según la tradición, la mayoría de los hombres lobo no se transforman en tales voluntariamente (sólo los magos y los hombres lobos auténticos, es decir, no malditos, pueden hacerlo); son víctimas de una maldición, y sufren enormemente a la hora de su metamorfosis. Lo que es peor, al transformarse pierden completamente la conciencia humana y se vuelven peligrosos, incluso para sus seres queridos. La única manera de librar a un hombre lobo de su maldición es dándole muerte, lo cual no es nada fácil; debe hacerse con un instrumento de plata, ya sea un bastón, un cuchillo o una bala, aunque en algunas zonas de la península Ibérica hay un ritual consistente en cortarle la cabeza y arrancarle el corazón.

Un hombre lobo es un hombre completamente normal la mayor parte del tiempo, y se comporta de manera natural, aunque un poco velludo, y con los sentidos más desarrollados (especialmente el olfato), además de estar en buen estado de salud y forma física.

No es sino durante la noche de Luna Llena cuando se transforma, pues la luz de este astro es la que controla sus transformaciones. Aunque varía según las versiones, el aspecto de un Hombre Lobo transformado puede ir desde un Lobo auténtico aunque más grande de lo normal, hasta un humanoide peludo y con colmillos que va en busca de carne humana.

Existe un raro desorden mental llamado Licantropía clínica, en la que la persona afectada tiene una ilusoria creencia de que él o ella se está transformando en otro animal, aunque no siempre es un lobo o un hombre-lobo. Posiblemente las leyendas de hombre-lobo nacieron como parte del chamanismo y tótems, animales en las culturas primitivas basadas en la naturaleza. El término «teriantropía» ha sido adoptado para describir un concepto espiritual en el que el individuo cree que él o ella tienen el espíritu o alma, en su totalidad o en parte, de un animal no-humano.

Bíblicamente hablando, no se conocen referencias.

El mito de los hombres lobo parece (o es) originario de Europa, y estaba muy vinculado con otras supersticiones y la magia negra. El mito es esencialmente masculino. Las tradiciones señalan que existen diversas formas de convertirse en uno, que van desde variados ritos de brujería, pasando por la utilización de objetos mágicos,  hasta la mas popular, que consta de ser maldito ya sea por un ente con poder sobrenatural o la mordida de otro licántropo, sin olvidar aquellos llamados hombres lobo auténticos, que nacen ya con esta habilidad de transformarse de manera natural.  Entre las causas de que un ser humano se convirtiera en hombre lobo, las más frecuentes son las siguientes:

  • Ingerir ciertas plantas vinculadas tradicionalmente con los lobos y la magia negra.
  • Beber en el mismo lugar donde lo hubiera hecho un lobo.
  • Cubrirse con la piel de un lobo.
  • Dormir desnudo a la luz de la luna llena.
  • Usar una prenda hecha de piel de lobo.
  • Adquirir la capacidad de transformarse en lobo mediante magia y sortilegios.
  • Ser mordido por otro hombre lobo (ésta última forma era la más común).
  • Tener relaciones sexuales con un hombre lobo.
  • Nacer después de mellizos o gemelos siendo hijo varón.

En muchas partes de Europa, la leyenda describía las instrucciones que debían llevarse a cabo para transformarse. El acto debía ser a la media noche, cuando la luna estuviera llena. Opio, sangre de murciélago y la grasa de un niño asesinado, eran los ingredientes para ponerlos en una olla, hervirlo todo y usar ese brebaje sobre el cuerpo, poniendo pelo de lobo también. Finalmente, cantar el encanto e invocar al espíritu del lobo para entonces convertirse en uno.


HECHIZO PARA CONVERTIRSE EN HOMBRE LOBO

weeerss

Una leyenda Rusa indicaba que era necesario sobre un árbol caído en el bosque, apuñalarlo con un cuchillo de cobre y cantar un encanto para transformarse en lobo. Tomar agua recolectada de la pisada de un Lobo o comerse el cerebro de un animal que ha sido atacado por lobos, también asegura la transformación.

Quien desee convertirse en un oborot (hombre lobo en el folklore ruso), habrá de buscar en el bosque un árbol caído; deberá pincharlo con un pequeño cuchillo de cobre, y caminar alrededor del árbol repitiendo el siguiente hechizo:

Sobre el mar, sobre el océano, sobre la isla, sobre Bujan,
sobre los pastos vacíos luce la luna, sobre un tronco de fresno caído
en un bosque verde, en un oscuro valle.
Cerca del tronco vaga un lobo hirsuto,
en busca de ganado vacuno para sus agudos colmillos;
pero el lobo no entra en el bosque,
pero el lobo no se sumerge en el valle sombrío,
¡Luna, luna de cuernos de oro,
detén el vuelo de las balas, embota los cuchillos de los cazadores,
rompe los cayados de los pastores,
derrama un violento terror sobre todo el ganado,
sobre los hombres, sobre todo lo que se arrastra,
que no puedan coger al lobo gris,
que no puedan desgarrar su piel caliente!
¡Mi palabra es vinculante, más vinculante que el sueño,
más vinculante que la promesa de un héroe!

A continuación se salta tres veces por encima del árbol y corre al interior del bosque, transformado en lobo.


FUENTES:

  • Wikipedia
  • The Book of Were-Wolves – BARING-GOULD, Sabine (1865)

■□■□■□■□■□■□■□■□■□■□■□■□■□■□■□■□■□■

¡DESCUBRE EL PODER DE NUESTRA MADRE TIERRA!

La magia que habita en ti… ¡Siéntela!

Síguenos en Facebook

■□■□■□■□■□■□■□■□■□■□■□■□■□■□■□■□■□■

Anuncios

2 comentarios en “La Luna Llena y el Hombre Lobo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s