ÉTER, EL QUINTO ELEMENTO

el_nacimiento_de_la_luz-800x500El éter era una hipotética sustancia extremadamente ligera que se creía que ocupaba todos los espacios como un fluido. En las Ciencias Ocultas, el éter atrae y favorece el pensamiento mágico y todo lo relacionado con la espiritualidad y el misticismo. Era la quinta esencia o quinto nivel de vibración. El Éter era el alma del mundo y toda la vida emanaba de él.

La Ciencia, a través de los resultados obtenidos en el Acelerador de Hadrones de Ginebra, ha constatado la existencia de algo tan remoto como lo que los griegos clásicos llamaban éter, hoy renombrado el propio de Campo de Higgs, en el que el Bosón de Higgs es su quanto. Han confirmado científicamente- la existencia del Quinto Elemento (agua, tierra, aire, fuego y éter -o Campo de Higgs-), la quintaesencia que trató de comprender Empédocles y que predefinió Platón, la substancia primordial que defendía Aristóteles, la naturaleza perfecta que intentó describir Salomón o el elemento primordial que Hugo de Santalla definió en el s. X en su “De secretis naturae” como “un elemento primordial en forma de calor o espíritu ígneo, de sutil consistencia material, que está presente en todo el universo, dotándolo de movimiento, comunicando sus partes y que es capaz tanto de formar como de descomponer cualquier sustancia natural.“

Como sustancia, se hablaba del éter desde épocas presocráticas (antes del siglo V a. C.), como uno de los cinco elementos de la naturaleza. En la mitología griega, Éter o Aether (en griego antiguo , ‘quemar’) era uno de los Protogonos, la personificación del ‘cielo superior’, el espacio y el paraíso. En las creencias griegas el éter era una sustancia brillante que respiraban los dioses, en contraste con el pesado aire que respiran los mortales. El término aparece tanto en la física aristotélica como en la antigua teoría electromagnética de finales del siglo XIX.

Para Aristóteles (384–322 a. C.) el éter era el elemento material del que estaba compuesto el llamado mundo supralunar, mientras que el mundo sublunar está formado por los famosos cuatro elementos: tierra, agua, aire y fuego. A diferencia de éstos, el éter es para Aristóteles un elemento más sutil y más ligero, más perfecto que los otros cuatro (la física de Aristóteles es cualitativa, más que cuantitativa) y, sobre todo, su movimiento natural es circular, a diferencia del movimiento natural de los otros cuatro, que es rectilíneo. Según Aristóteles el éter es una substancia divina e indestructible. su espacio natural son los cielos, donde se forman las estrellas y otros cuerpos celestiales.

En la India se conoce el éter con el nombre de akasha. El akash, akasa, éter es paradójico: existe y sin embargo no existe. Es la fuente de todos los demás elementos, el depósito de la energía creativa del universo, pero no interactúa con los demás elementos. Durante la Edad Media —tras la recuperación de la filosofía aristotélica, el término aether, justamente por ser el quinto elemento material reconocido por Aristóteles, comenzó a ser llamado así (quinto elemento) o también qüinta essentia, de donde viene la expresión quintaesencia (usada en la cosmología actual para referirse a la energía oscura).

La teoría del éter como fluido infinitamente elástico e imponderable que permea a todo el universo fue descartada a inicios del siglo XX por Albert Einstein en su teoría de la relatividad, sin embargo el campo de Higgs que resultaría corroborado por el descubrimiento (predicho) del bosón de Higgs en el 2012, tiene mucha similitud con la “antigua” teoría científica del éter.

La energía oscura actualmente constituye un 70 % de toda la energía presente en el universo, el resto está formado por un 26% de materia oscura –que no sabemos qué es–, y un 4% de materia ordinaria de la que están hechos los planetas, las galaxias y todos los objetos que observamos en el cielo. Algunos cosmólogos han llamado a esta energía oscura: quintaesencia. La quintaesencia es un término que se utilizaba en la edad media para designar a un quinto elemento adicional a los cuatro ya conocidos: tierra, agua, fuego y aire. Un quinto elemento o quinta esencia debía formar parte del todo.

Las observaciones astronómicas mostraron, en 1998, que el universo crece en forma excesiva, pero que la naturaleza de la energía oscura que impulsa la dilatación podría implicar escenarios distintos para su futuro.

La energía del éter es la fuerza que fluye constantemente desde las profundidades del Universo, uniendo al hombre con la Creación. En las Ciencias Ocultas, el éter atrae y favorece el pensamiento mágico y todo lo relacionado con la espiritualidad y el misticismo. El Éter era el alma del mundo y toda la vida emanaba de él. Éter es la energía de la que somos hechos con la que estamos conectados.

Aún tenemos que entender cuál es la naturaleza de esta quintaesencia. La fantasía a través del cine nos propone  sus sugerencias. En 1997 se estrena la película “El quinto elemento”, protagonizada por Bruce Willis y Milla Jovovich, y como siempre Hollywood esconde una verdad dentro de una ficción. Para el neófito, el quinto elemento era el personaje de Leeloo representado por Milla Jovovich, pero en realidad el quinto elemento era la extraña “luz” que emanaba de su interior y transmutaba toda la energía en amor hacia la humanidad y cuyo poder destruía el mal que se acercaba a la tierra para su aniquilación.

El Quinto Elemento (En francés: Le Cinquième Élément) es una película francesa (con co-producción de EE.UU.) de 1997, dirigida por Luc Besson, y que se encuadra dentro de la ciencia ficción, la acción y la comedia, deja en el espectador un mensaje de paz tan simple como valioso. “En la vida también hay cosas que merece la pena salvar. Cosas muy hermosas. Como el amor”. Eso decía el taxista volador Korben Dallas (Bruce Willis).

“Inhalo la Energía sutil del Universo la difundo en todo mi Ser y la brindo incondicionalmente a todos los seres del cielo y de la tierra” 

Luz, amor y paz para todos.

FUENTES:

Etiquetas:   Ciencia   –   Sección:   Opinión
El Quinto Elemento
Las posibilidades prácticas que se abren en el horizonte tras la corroboración por el LHC de la existencia del Bosón de Higss, son verdaderamente apasionantes
Ángel Ruiz Cediel
@angelruizcediel
Viernes, 6 de julio de 2012, 18:16

http://platform.twitter.com/widgets/tweet_button.c633b87376883931e7436b93bb46a699.en.html#_=1451225214323&dnt=false&id=twitter-widget-0&lang=en&original_referer=http%3A%2F%2Fwww.diariosigloxxi.com%2Ftexto-diario%2Fmostrar%2F86050%2Fel-quinto-elemento%23.Vn_wdbbhBkg&size=m&text=El%20Quinto%20Elemento%3A&type=share&url=http%3A%2F%2Fwww.diariosigloxxi.com%2Ftexto-diario%2Fmostrar%2F86050%2Fel-quinto-elemento%23.Vn_wdfAIJXZ.twitter

  |  Comentar
El impresionante logro que termina de realizar la Ciencia, a través de los resultados obtenidos en el Acelerador de Hadrones de Ginebra, no es en realidad sino la constatación de la existencia de algo tan remoto como lo que los griegos clásicos llamaban éter, hoy renombrado el propio de Campo de Higgs, en el que el Bosón de Higgs es su quanto. Han encontrado –o confirmado científicamente- la existencia del Quinto Elemento (agua, tierra, aire, fuego y éter -o Campo de Higgs-), la quintaesencia que trató de comprender Empédocles y que predefinió Platón, la substancia primordial que defendía Aristóteles, la naturaleza perfecta que intentó describir Salomón o el elemento primordial que Hugo de Santalla definió en el s. X en su “De secretis naturae” como “un elemento primordial en forma de calor o espíritu ígneo, de sutil consistencia material, que está presente en todo el universo, dotándolo de movimiento, comunicando sus partes y que es capaz tanto de formar como de descomponer cualquier sustancia natural.“
Anuncios

3 comentarios en “ÉTER, EL QUINTO ELEMENTO

  1. El Eter es la energia vital, la llama interior que mantiene activa nuestra alma personal y le permite la conexión con el Todo. La llave para esta conexión es el amor. Son conceptos diferentes pero entrelazados.Gracias por seguir este bloc

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s