Danza de la LLuvia

10928159_873598906040841_815389637_nUna danza de la lluvia es una danza ceremonial que se ejecuta para invocar la lluvia y asegurar el éxito de la cosecha.

Los cherokee, una tribu del sureste de Estados Unidos, efectuaban este tipo de danzas para promover la lluvia y para limpiar la tierra de espíritus malignos. La leyenda sostiene que la lluvia provocada por el ritual contiene los espíritus de antiguos jefes tribales que, al caer, se enfrentan a los espíritus malignos en el plano intermedio entre la realidad y el mundo espiritual.

Numerosas culturas, que van desde el antiguo Egipto, la China actual y ciertas tribus de indios americanos, cuentan con diversas interpretaciones de la danza de la lluvia. Aún en el siglo XX son practicadas en zonas de los Balcanes, en un ritual conocido como Paparuda (en rumano) o Perperuna (en lengua eslava).

Julia M. Butree (la esposa de Ernest Thompson Seton ) describe la danza de la lluvia del Zuni, junto con otros bailes nativos americanos, en su libro El ritmo de la Redman . Las plumas y el turquesa , u otros objetos azules , se usan durante la ceremonia para simbolizar viento y la lluvia, respectivamente. Los detalles sobre la mejor manera de realizar la danza de lluvia se han transmitido por tradición oral.

Los nativos americanos la llevaban a cabo con el fin de que los cultivos crecieran y produjeran una cosecha abundante, especialmente en el suroeste, donde siempre llueve poco y en agosto, el mes más caluroso y seco. Históricamente, los hombres y las mujeres realizan la danza. Para la mayoría de otras ceremonias y rituales, sólo los hombres participaban.

Hoy en día, algunas tribus de indios americanos todavía realizan este ritual. Durante una sequía grave en 1988, Leonard Crow Dog viajó hasta el norte de Ohio desde la Reserva Rosebud Sioux en Dakota del Sur para realizar una danza de la lluvia. El dato es interesante, porque luego a menudo aparecían viajeros que sólo estaban de paso por los poblados, durante la época de sequías, con la finalidad de hacer la danza y lograr lluvia. Aseguraban que cobraban únicamente si la lluvia se producía en cierto lapso de tiempo. La mayoría de estos eran un fraude, imitadores del respetado chaman.

Cómo realizarla:

Necesitarás

  • Ropa cómoda
  • Mocasines o zapatillas de deporte o zapatos de ejercicio
  • Música con un ritmo estable con una flauta o tambor

Nivel de dificultad: Moderadamente difícil

Instrucciones

  1. Formar dos líneas paralelas entre dos grupos de bailarines, de alrededor de 1,20 m de distancia. Los hombres de pie en una línea y las mujeres en la otra.
  2. Da un paso adelante con el pie izquierdo.
  3. Levanta tu pie derecho mientras te mueves hacia adelante y pon el pie en el suelo. Los hombres pueden pisar con más fuerza que las mujeres.
  4. Continúa con un paso adelante de esta manera, el pie izquierdo, pie derecho más arriba, pisar el suelo. A diferencia de otras danzas nativas americanas realizadas en un círculo, los bailarines de danza de la lluvia se mueven en un patrón cuadrado alrededor de los lados de la habitación o zona en la que están bailando.
  5. Durante uno de los compases de la canción y mientras te mueves hacia adelante, voltea a la derecha. Durante el siguiente compás, voltea a la izquierda. Se formará un patrón de zigzag a medida que continúes de esta manera.
  6. Entre los compases, los bailarines pueden parar y girar imitando al viento, lo que muestra la promesa de lluvia. Las mujeres pueden corear o cantar la canción que se está tocando y los hombres pueden gritar con el ritmo.

Aclaración: Estos pasos de baile a veces parecen saltos pequeños dados dos veces con cada pie, mientras se va avanzando de manera zigzagueante.

Desde Xalapa-México – LA DANZA DE LA LLUVIA



NOTAS Y CONSEJOS

Encuentra música auténtica de los nativos americanos para acompañar tu baile. Para una actuación verdadera, utiliza accesorios usados tradicionalmente por los indios americanos específicamente para una danza de la lluvia. Se utilizan plumas, turquesas, tambores, sonajeros y máscaras para la ceremonia.

Hay que resaltar el enorme simbolismo de los diferentes objetos utilizados así como su significación mágica. Las plumas, además de simbolizar el viento, se estructuran igual que el aura humana y se pueden emplear no sólo para desplazar el viento en la dirección adecuada sino para alisar las fibras áuricas. Por ello se utiliza tanto la pluma como herramienta curativa. Nuestras fibras áuricas se pueden enredar igual que el cabello humano. El movimiento de la pluma hecha por un experto chamán las desenreda y las vuelve a su sitio, para ello el chamán debe ser capaz de ver, intuir o notar lo que no está bien.

La turquesa, piedra semipreciosa, simboliza la lluvia. Para los indios americanos, las piedras son los “parientes” más antiguos del hombre, de otro reino o ámbito de existencia. Los animales, plantas y minerales para el indio son también hijos del Gran Espíritu, por ello su comportamiento hacia ellos no puede ser de dominio o explotación, sino de mutuo respeto y colaboración en beneficio de todos.

Para los nativos americanos la visión del mundo es holística, se considera que todo tiene vida. Las formas no humanas son simplemente, maneras de experimentar la vida que están organizadas de un modo diferente. Cada una tiene conciencia de lo que es, aunque tal conciencia esté alejada de la humana.

Todo por tanto merece ser tratado con respeto ya sea planta, animal o piedra, porque toda vida es sagrada, es decir tiene una utilidad y una función concreta. El chamán los utiliza como “aliados” integrando la energía-poder de éstos para conseguir unos conocimientos que le permitan realizar actividades que de otra forma no podría llegar a realizar. Hay piedras que tienen unas cualidades que el chamán es capaz de detectar; él las guardará hasta que alguien las necesite y las entregará con amor, conociendo el valor de lo que la piedra puede ofrecer.

El toque de tambor se utiliza para inducir un estado mental alterado con el que la percepción del individuo llega al nivel adecuado para desarrollar la actividad chamánica (gnosis). El tambor representa también el poder espiritual que se asocia con la Fuerza de la Vida. El golpe del tambor sincroniza el latido del corazón, ritmo de la Fuerza de la Vida, con el ritmo del cosmos, el “latido” del universo. El monótono golpear y la baja amplitud del sonido del tambor relaja al cerebro y las neuronas entran en sintonía con la velocidad de vibración de mundos invisibles.

Por su parte el sonajero, hecho de calabazas secas o cuero sin curtir, contiene semillas o cristales pequeños que suenan cuando se agita el instrumento. Simboliza el movimiento vibratorio de las fuerzas cósmicas que se expande en todas direcciones y da origen a la ley, es equivalente a la palabra de la divinidad. Su sonido relaja la mente y desacelera la actividad cerebral, eliminando la barrera existente entre la percepción del mundo material y el reino de las realidades espirituales, es decir, sirve de puente entre los dos mundos.

Respecto a la máscara es un medio de expresión de los poderes internos, sobre todo en danzas ceremoniales u otras donde sea necesario traer a tierra esas energías. Puede representar un animal, un aliado o un guía de otro mundo y se lleva para que el contacto interior con él sea más potente. Las pinturas en la cara también son, de hecho, una máscara más sencilla.

Los hombres llevan una máscara de color turquesa con una franja que se extiende de oreja a oreja en toda la faz de la máscara. El fondo es una banda de color azul, amarillo, rojo y rectángulos. En la parte de abajo del máscara tapando el cuello se cuelgan unas tiras de crin. Tres plumas blancas cuelgan de la parte superior de la máscara de sexo masculino.

La máscara de la mujer es algo similar pero en lugar de una franja de color turquesa, la suya es blanca y no tienen rectángulos ni crin en la parte inferior. Una pluma se cierne sobre su rostro.

En relación al resto de la indumentaria, los hombres llevan pelo largo ondeando al viento y las mujeres lo llevan recogido en una envoltura a ambos lados de la cabeza. Los hombres también tienen sus cuerpos pintados por las normas tribales, piel de zorro colgada detrás de ellos y también un brazalete de plata y un delantal blanco de tela. Los mocasines de color turquesa. Las mujeres llevan un vestido negro y van descalzas.

La Danza de la Serpiente de los Hopi es una ceremonia sagrada hacia los dioses y a la Naturaleza para que les provean de lluvias. En la misma, cada danzarín lleva una serpiente (viva) entre sus dientes y baila invocando a los dioses

La Danza de la Lluvia es una ceremonia de transmisión oral de generación en generación. Cuando los nativos (Cherokee, Hopi, Apaches, etc.) fueron llevados a las reservas, el Gobierno Norteamericano prohibió realizar ésta y otras ceremonias religiosas. Sin embargo continuaron haciéndose de una forma camuflada, negando, en caso que se descubriera, que estaban realizando dicha danza. La danza continuó, trasmitiéndose de padres a hijos, manteniéndose hasta hoy.

EL SECRETO DE LOS INDIOS: 

La leyenda sostiene que la lluvia provocada por el ritual contiene los espíritus de antiguos jefes tribales que, al caer, se enfrentan a los espíritus malignos en el plano intermedio entre la realidad y el mundo espiritual.

Se dice que los indios, que sabían cuando iba a llover, por el color del cielo, y el olor de la tierra, usaban estas danzas para agradecer a sus dioses el agua que iban a recibir los días siguientes. Eso era todo. No las usaban para hacer que lloviera, sino para agradecer la lluvia que los dioses ya les habían otorgado. ¿Qué te parece?

Nosotros podemos decidir que experimentar. En otras palabras, podemos elegir cualquier experiencia (como bailar en ropa interior), decidir que es lo que esa experiencia va a significar (que lloverá), vivir la experiencia (realizar la danza) y asi hacer que el significado sea verdadero (llueve porque hemos experimentado con el dato “va a llover”)


Las antiguas tradiciones siguen siendo fuente de sabiduría y remedios ancestrales para poder ayudarte en tiempos difíciles.tambor_n

Síguenos en Facebook

•.¸(¯`✿´¯)¸.•❀ Gracιaѕ por compartir y comentar
¸.☆¸.✿¸¸.•´¸.☆¸ .`*.¸.*´¸.•*¨ღ¨*•..¸✿⊱╮ℒℴνℯ*✼.

FUENTES:

  • Wikipedia
  • Julia M. Butree (Julia M. Seton) The Rhythm of the Redman : in Song, Dance and Decoration. New York, A. S. Barnes, 1930
  • Cómo realizar una danza de la lluvia”. Linda Covella, traducido por Gabriela Nungaray.
Anuncios

Un comentario en “Danza de la LLuvia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s