Las Nueve Revelaciones

9-revelaciones_600x310

Las 9 revelaciones (La profecía celestina) es una novela escrita por James Redfield en 1993. El libro relata la historia de un hombre que se ve destinado a viajar a Perú en busca de ciertos pergaminos recientemente descubiertos que poseen valiosas ideas de índole espiritual. La Iglesia, por su parte, intentará evitar que dichos manuscritos sean encontrados debido a la problemática que supone para la institución.

El siguiente es un resumen del Crecimiento Personal y Espiritualidad dado  por Redfield en su libro “Las Nueve  Revelaciones”.

Cuando un individuo se acerca a otra persona y traba conversación con ella, pueden suceder dos cosas; que el individuo se aleje sintiéndose fuerte o sintiéndose débil, según lo que haya sucedido en la interacción.

LAS PUGNAS POR EL PODER Y LAS FARSAS DE CONTROL

¿Qué ocurre dentro del ser humano que le hace querer dominar a otro?… ¿Por qué hay individuos que se tratan unos a otros con tanta violencia?… ¿Por que nos sentimos a veces tan euforicos cuando estamos con alguien?…. Y otras, ¿por que nos quedamos tan bajos de energía?

Los seres humanos por esta razón tendemos a adoptar una postura manipuladora, no importa cuales sean las circunstancias de la situación o los temas a tratar, nosotros nos preparamos para decir lo que mas nos convenga con tal de salir con la nuestra de la conversación. Cada uno de nosotros procura hallar una manera de ejercer el control y de ese modo dominar el encuentro. Si lo conseguimos, si nuestro punto de vista prevalece, entonces en lugar de sentirnos débiles, recibimos un refuerzo psicológico.

Este es el motivo de que veamos en el mundo tantos conflictos irracionales, lo mismo a nivel individual que de naciones.

¿Por qué actuamos de esta manera?…. Para recargar nuestra energía vital. Cuanta más Energía tenemos, más pletóricos, felices y de buen humor nos sentimos.

Todo el Universo es energía, nosotros como las plantas y todo ser vivo, tenemos que procesar esta energía para que nos sea útil y poder continuar activos.

Un sistema de recargar la Energía Vital es la alimentación.

Otro sistema es captarla de otro individuo.

Farsas de control

Las farsas de control son los sistemas que empleamos todos para controlar a nuestros semejantes y recargarnos de energía mientras no hemos aprendido a captarla de otras fuentes. Las aprendemos desde niños. No empleamos solamente una de las farsas, solemos cambiar de farsa según actúe nuestro interlocutor para compensar, pero tenemos una farsa dominante.

– EL INTERROGADOR

Suele ser una persona que de niño ha sufrido de falta de atención. Construye una farsa en la que hace preguntas y sondea el mundo de otra persona con la intención especifica de encontrar algo censurable. Cuando lo ha encontrado, critica este aspecto de la vida del otro. Si la estrategia funciona, la persona criticada es incorporada a la farsa. De pronto dicha persona se siente cohibida, tímida; se mueve en torno al interrogador y presta atención a todo cuanto este hace y piensa, con objeto de no hacer ella algo malo que el interrogador pueda notar. Se juzga a sí mismo en función de lo que aquella persona puede estar pensando. Esta deferencia psíquica proporciona al interrogador la energía que precisa.

– EL RESERVADO

Si ha tenido en su niñez a un interrogador dominante, aplica esta farsa para compensar. Este tipo de farsa consiste en volverse impreciso, distante, trata de decir las cosas de manera que atraigan la atención, pero sin revelar lo suficiente. Y así mantenerla el mayor tiempo posible. A su vez si el dominante es el reservado el niño se vuelve interrogador para intentar llamar su atención.

– EL INTIMIDADOR

Este tipo de farsa actúa agresivamente sobre los demás para que le presten atención. Si alguien nos amenaza verbal o físicamente, por miedo a que nos ocurra algo malo, le prestamos nuestra atención. La persona que nos amenaza nos estará arrastrando al género de farsa más agresivo.

Si nos topamos con un intimidador podemos responder:

– Intimidador, la misma farsa, lo que provoca mucha más agresividad.
– Interrogador para intentar encontrar su punto vulnerable, romper su farsa y tomar nosotros el control.
– Reservado, mostrándose como una persona tímida y evasiva para intentar no provocar su ira y quizás por curiosidad captar su atención.
– Pobre de mi, apelar a la compasión y buscar que se sienta culpable por haberle hecho daño.

Si un niño ha sufrido a un intimidador de niño y la farsa del pobre de mi no funciona, aguanta hasta que es mayor y entonces a su vez se convierte en un intimidador.

– EL POBRE DE MI

Todo lo que la persona dice y hace nos coloca en una posición en que debemos defendernos contra la idea de que no estamos haciendo lo suficiente por dicha persona. El resultado es que si caemos en su farsa nos hacen sentir culpables por el mero hecho de tenerlas cerca e intentamos darle lo que se supone que se espera de nosotros.

El primer paso para vencer las farsas de control es entender este tipo de captación de energía e identificar la nuestra.

La siguiente manera de poder captar Energía es recargarnos mutuamente, por ejemplo en una charla, no intentando llevar siempre el control, dejar que este pase cíclicamente de un interlocutor a otro; de esta manera se logra no sólo recargar la energía como en el primer caso sino recargarse los dos individuos logrando así un bienestar mutuo.

Una vez logramos entender que podemos recargarnos sin absorber a la fuerza la Energía, podemos intercambiarla además de con las personas…, con las plantas, con los minerales, con la Tierra, con otros animales y directamente del aire que nos rodea.

Para poder hacerlo hemos de concentrarnos en el elemento con el que queremos interactuar y captar su belleza. También podemos transmitir Energía pero de manera consciente a nuestro interlocutor. Para poder actuar de esta manera tenemos que estar nosotros conectados a esta fuente ilimitada que es el Universo ya que sino disminuiría la nuestra y nos sentiríamos débiles.

El siguiente es un resumen de los diez pasos descritos por Redfield en su libro “Las Nueve  Revelaciones”.

1. Una masa crítica : Tomando conciencia de las coincidencias en nuestra vida

¿Te sientes inquieto? No estás solo: Todos están empezando a buscar más significado en su vida. Pon atención a esas “Coincidencias” – que parecen ser eventos destinados a suceder. Son realmente eventos sincrónicos, y siguiéndolos, entrarás en tu camino de verdad espiritual.

2. Una nueva manera de mirar el mundo

Observa nuestra cultura dentro de su contexto histórico. La primera mitad del pasado milenio se malgastó bajo el pulgar de la Iglesia; en la segunda mitad sólo nos preocupamos del bienestar material. Ahora, al fin del Siglo XX, eso ya no nos importa. Estamos listos para descubrir el principal propósito de la vida.

3. Un Universo de energía dinámica

Empieza a conectarte con la energía que envuelve a las cosas. Con práctica, aprenderás a ver el aura alrededor de los seres vivos y aprenderás a proyectar tu propia energía para entregar fuerza.

4. La lucha por el poder : Competencias por la energía humana

Una competencia inconsciente por energía es la base de todos los conflictos. Dominando o manipulando a otros, nos da energía extra que pensamos necesitar. Seguro que se siente bien, pero ambas partes resultan dañadas en el conflicto.

5. Conectándose con la energía divina que llevas dentro

La clave para sobreponerse al conflicto en el mundo es la experiencia mística, que es alcanzable para cualquiera. Para nutrir lo místico y construir tu energía, déjate llenar por un sentimiento de amor.

6. Aclarando el camino : Descubriendo tu ruta en la vida

Los traumas de la niñez bloquean nuestra habilidad para experimentar lo místico. Los humanos, a causa de sus cargas, desembocan en uno de los cuatro “dramas de control” : Los Intimidadores roban energía del resto con amenazas. Los Interrogadores la roban juzgando y cuestionando. Los reservados atraen atención (y energía) coqueteando. Y las Víctimas nos hacen sentir culpables y responsables por ellos. Date cuenta de la dinámica familiar que ha creado tu drama de control y concéntrate en la pregunta principal, que es cómo poder hacer de tu vida una vida de un mayor nivel a la que tuvieron tus padres.

7. Conociendo tu misión personal : Fluir

Una vez que hayas aclarado tus traumas, puedes construir energía a través de la contemplación y meditación, concentrándote en el cuestionamiento básico de tu vida, y empezando a hacer caso a las intuiciones, sueños, coincidencias sincrónicas, para llevarte a la dirección de tu propia evolución y transformación.

8. La Etica Interpersonal : Animando a otros

No puedes realizar esa evolución sólo, así es que empieza a practicar la nueva “Etica Interpersonal” animando a quienes crucen tu camino. Habla con gente que espontáneamente haga contacto visual contigo. Evita las relaciones de interdependencia. Pon atención a los dramas de control de otras personas. Cuando estés en grupos, habla cuando el espíritu – en vez del ego – te motiven.

9. Evolucionando a estados superiores

El propósito es evolucionar más allá de este plano. Menos gente y más bosques nos ayudarán a mantener nuestra energía y a acelerar nuestra evolución. La tecnología hará la mayor parte del trabajo por nosotros. A medida que valoramos la espiritualidad más y más, eventualmente reemplazaremos la economía de mercado y nuestra necesidad de un empleo remunerado. Podemos conectarnos con la energía de Dios de una manera que, eventualmente, lleguemos a ser “seres de luz que caminen directamente al cielo”.

10. Compartir las iluminaciones del manuscrito

James Redfield no redactó la explicación de cuál sería la décima revelación pero sí dejó un legado de su contenido. En el último pensamiento guía que tuvo la protagonista se mencionó un personaje secundario casi ajeno a las iluminaciones de los manuscritos. La protagonista no supo interpretar el mensaje oculto en su visión. James lo hizo así de forma que el lector pueda interpretarla como quiera. Tenemos aquí parte del contenido de la décima iluminación todos tenemos interpretaciones diferentes y ninguna debe ser desechada porque dependemos de su conjunto formado por todos los seres humanos que viven en la tierra para poder seguir evolucionando.”

Extraído del libro de James Redfield, Las Nueve Revelaciones

En 2006 se realizó su adaptación cinematográfica.

LAS NUEVE REVELACIONES (Español)

“La Casualidad no existe”
Existe otro mundo: está ahí. Delante de tus ojos.
¿Todavía no lo ves?

Anuncios

Un comentario en “Las Nueve Revelaciones

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s