La Danza Ritual en Circulo

En algunos pueblos de la antigüedad se pensaba que la fertilidad humana estaba directamente relacionada con la Madre Tierra. En la Anatolia Central y mediterránea (Turquía), hace miles de años, las mujeres tenían danzas rituales en honor a estos poderes mágicos (ceremonias relacionadas con la fertilidad). Los hombre estaban excluidos de estos ritos

DANZAS-RITUALES1

“Es pues el cosmos mismo, el orden sublime del cielo y sus movimientos un corro y una danza. Según el parecer de los antiguos pitagóricos, alrededor del centro del universo bailan los divinos cuerpos celestes, el sol, la luna, nuestra tierra y los planetas. Por eso el hombre los venera, les responde con el baile, y bailando se convierte en su imagen. Éste es el sentido originario de los bailes cultuales griegos y de todos los pueblos arcaicos religiosos”.
Walter F. Otto. Sobre la danza de la escuela de Elisabeth Duncan

DANZA SAGRADA DE LA MADRE TIERRA

Las danzas sagradas femeninas a la luna fueron muy abundantes en la historia y aunque ya no son tan populares nunca dejaron de practicarse. A la danza se le consideró como una forma de concentración en movimiento con lo cual, al ofrendar y pedir, podían canalizar su fuerza al logro de objetivos, al insertarse en la naturaleza con la  luna llena. Hoy el rito es más cercano a la conexión con el cosmos y con la bondad de la madre tierra, que todo lo sana, lo purifica y lo hermosea. Una experiencia que debe ser muy entretenida y enriquecedora.

Cuando danzas en círculos tus movimientos se asemejan a los de la Tierra. Cada movimiento en la coreografía de la danza tiene un significado especifico. Las sentadillas y movimientos serpentinos representan la fertilidad, los pasos asentados en el suelo la tierra y la siembra, las vueltas el aire y el espíritu, los pasos avanzados y retrocedidos el fuego y los pasos zigzagueantes el agua. Siempre se encontrara relación a los cuatro elementos. agua, fuego, viento, tierra. Así mismo este numero es prevalente ya que también representa las cuatro direcciones, norte, sur, este, oeste entre otras interpretaciones.

Madre Tierra

Para que la Madre Tierra
no muera
volvamos a danzar
alrededor del Sol
y de la Luna
la danza del cóndor
la serpiente
el venado
dejemos que nuestros corazones
se desborden en cataclismos
y engendremos el vacío
con nuestras palabras
dialoguemos en círculo, en el día
y en media luna, en la noche
hablemos en tiempo de ayer
de ahora y de mañana
con nuestros Yayas
y nuestros Wawas
encendamos con nuestro futuro
los contornos
de todos los caminos
avancemos como águilas
a través de todas las vicisitudes
e imprimamos en ellas
la armonía de nuestros sueños
Vigilemos con los más
sofisticados radares
la integridad de sus venas
su aliento, su espíritu
sus manos, sus manos
constructoras
del futuro
del sueño
la ternura
del hermoso murmullo
de la vida.
Ariruma Kowii de la Nación Quechua (Ecuador).


LA DANZA DEL FUEGO

Debemos conectarnos al origen sagrado y cósmico de la danza. Los elementos de la tradición que te recuerdan quién eres, más allá, revelan que somos movimiento, vida y transformación constante y, por lo mismo, estamos en conexión con los demás seres que habitan nuestro entorno. La danza en círculo nos valida como personas, nos hace de espejo para vernos en los ojos de los otros y movernos con empatía con los demás cuerpos. Todo esto nos fortalece como comunidad y nos da la fuerza para sobrevivir con dignidad en este mundo. Prender el fuego y, a través del humo, purificar el aura para entrar en un círculo sagrado de danza.

Danza ritual del fuego de Manuel de Falla

Este ballet fue un encargo que la bailaora flamenca Pastora Imperio le encargó a Manuel de Falla, quien la escribió en 1914-15.  El Amor brujo cuenta la historia de Candela, una muchacha gitana, cuyo amor por Carmelo se ve atormentado por su descreído antiguo amante. La obra es de carácter marcadamente andaluz, tanto en lo musical como en lo literario. La música contiene momentos de gran belleza y originalidad, e incluye las famosas Danza del fuego fatuoDanza del terror y la Danza ritual del fuego.

La Danza ritual del fuego: para ahuyentar los malos espíritus, es sin duda alguna el número más conocido del ballet. Su tema principal ha servido y sirve de paradigma musical español y lo podemos escuchar en los más diversos contextos que se refieran a España.

Bailar en un círculo es una antigua tradición común a muchas culturas para marcar ocasiones especiales , el fortalecimiento de la comunidad y fomentar la unión.  Estrabon nos relata que los celtiberos, en las noches de luna llena, bailaban ante sus propias casas dándose las manos.


LA SARDANA

Por aquí andaba yo bailando la Sardana…. La sardana es una danza realizada en grupo y en círculo, que se baila en Cataluña (España) y Andorra.

En la cultura catalana, una danza cuyo origen se pierde en los oscuros siglos pasados, es la sardana. Un baile que la Iglesia ha ido durante siglos intentando modificar, pues se consideraba en sus orígenes un baile demoníaco y brujeril.  Relacionada con ritos de culto agrario, Maragall le atribuye un origen romano: “… segadors festejaven la prodiga Ceres saltant i ballant” .

No opino lo mismo que el maestro Maragall. Pienso que su origen es origén ibero-griega. Son tan abundantes las leyendas que fijan su principio en la antigua Grecia, donde las danzas circulares, dándose las manos, ya se estilaban, según se desprende de algunas representaciones escultóricas. El uso tradicional de las sandalias de esparto y la “barretina”, un gorro de origen frigio, sumado a la situación geográfica es mas bien La danza estaba dedicada la diosa de la luna, Artemisa y a su hermano mellizo Apolo, dios de las  musas que  eran parte de su séquito, de forma que la música, la historia, la poesía y la danza le pertenecían.

Parece ser que se han encontrado escenas de danzantes agarrados de la mano “ball rodó” en las cuevas de Cogul (Garrigues), parecido a las figuras bailantes de la cerámica griega de Xipre y Creta.

hadas-bailando

Una aloja, —también conocida como goja y como doncella del agua (en catalán dona d’aigua)— es un ser femenino de la Mitología catalana. Son genios que favorecen los nacimientos y la fertilidad, dadoras de vida y regeneradoras constantes de la naturaleza. Son en general benévolas, aunque debe tenerse prudencia si uno se las encuentra. Salen en las noches de luna llena de las cuevas en las que se ocultan, y organizan bailes circulares al son de músicas suaves y cautivadoras.

Hay varios autores, entre ellos Josep Pella i Forgas, que hablan de orígenes anteriores; Sebastián Bartrina, con motivo de una Ponencia presentada en la «Asociación de Orientalistas», escribió: «Las narraciones de las danzas en círculo corresponden de lleno a la cultura anatólica», y también: «es conocido que los modos musicales bizantino y griego vienen de Anatolia», concluyendo con: «de hecho, el pueblo ibérico de las costas catalanas conoció danzas rítmicas afines a la sardana».

También hay quién ve en la sardana orígenes ancestrales. Así, José Pella y Forga, historiador español (1852-1918) de espíritu literario romántico, propugna su origen remoto, y la identifica basándose en el parecido de la sardana que entonces se bailaba (sardana corta) con las horas del día (8 compases de cortos por la noche y 16 compases de largos durante el día).

En la búsqueda de los orígenes remotos de la sardana, algunos arqueólogos e historiadores defienden la idea de que las danzas en forma de anilla, con las manos unidas, seguramente surgieran de Grecia, y que fueron adoptadas por pueblos ibéricos y bailadas en las riberas del Mediterráneo.


LA RENUNCIA DEL EGO Y LA UNIÓN AL TODO

 La danza permite fluir con la espiral de la vida de una manera natural y, bien realizada, puede tener implicaciones profundas para la curación, la psicoterapia, el crecimiento espiritual, y el despliegue del potencial humano. Antes de la danza del circulo, al estar de pie aquí, yo soy yo. Unida al círculo, el Yo se disolvió para convertirse en Nosotros. Y en ese preciso acto de trascendencia, de pérdida del ser, se encuentra la felicidad infinita. En la rueda, no hay una causa determinada ni una razón ni un lugar a donde ir. Somos uno por el simple hecho de serlo. Así se trabaja la anulación del ego en bien de los demás. Un pequeño grupo que se reúne en busca de la luz consiguen ser una antorcha para la humanidad.

Cuando se danza en un círculo, el círculo debe mantenerse claramente en esa posición, así es bueno poner un objeto o símbolo en el centro para recordarnos que nunca debemos olvidar ni separarnos de nuestro centro y que nuestro centro es el mismo que el de todos los demás. Al principio de la danza comienzas sintiendo plenamente tu propio cuerpo y luego gradualmente te conectas con todo el círculo

Hay que permitir que exista el silencio. Después de la música, la danza y el movimiento viene a continuación la parada y entrar en silencio. En este silencio se pueden absorber las cualidades evocadas durante el baile. Esta es la parte más importante de la danza, de modo que no hay que apresurarse. El poder de la presencia es mayor durante el silencio, es por esto que si has preparado un espacio y la energía ha fluido, ahora debes interiorizarla.

Este estado “particular” que has conseguido, y que es asimilable a una meditación dirigida, poco a poco si sigues practicando, se irá haciendo más habitual en ti.  Así llegarás a un punto en que solamente escuchar los ritmos o las melodías en el coche te permitirán “reconectarte” y estar en este mismo estado de paz y sintonización en cualquier situación.

Anuncios

Un comentario en “La Danza Ritual en Circulo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s