MAGIA: INVOCACIÓN O EVOCACIÓN

La magia, es un conjunto de rituales cuyo objetivo es el control de los atributos de entidades naturales o sobrenaturales. El conocimiento de la magia permite la comunicación directa (evocación) o indirecta (invocación) con una o varias deidades o fuerzas que tienen poderes sobre las leyes naturales.  Básicamente, la praxis mágica consiste en la transacción entre el ser humano y estas potencias para que trabajen  a  favor del mago.

Existen dos métodos para verificar la Magia: 

  • INVOCACIÓN, es el método que se sigue cuando se pide.
  • EVOCACIÓN, es aquel cuando se manda.

espejo005

 Una de las primeras cosas que aprende el mago en el camino de la magia  es sobre la evocación e invocación y su importancia dentro de la hechicería, aún así, muchos magos “inexpertos” se siguen confundiendo diariamente en el objetivo de tales practicas. Aunque los objetivos de la evocación e invocación son distintos ambos tienen una función determinada (no confundir objetivo con función) que es la de atraer a un determinado espíritu dentro o fuera del mago. Si el mago necesita que una cierta entidad o espíritu realice una función determinada, el mago utilizará la técnica de evocación, en cambio si el mago desea que la entidad o espíritu le conceda una cualidad o habilidad momentánea propia de la entidad (como puede ser la de curar) el mago utilizará invocación.



LA INVOCACIÓN

Una invocación (del verbo latino invocare, “invocar”, “llamar”, “demandar”) es una técnica de magia o religión que puede tomar las formas, siguientes, no mutuamente excluyentes:

  • Súplica, oración o hechizo.
  • Una forma de posesión espiritual.
  • Mandato o conjuro.
  • Autoidentificación con ciertos espíritus.

La Invocación Ritual

Por invocación se entiende la acción por la cual se llama en socorro a una divinidad, una potencia sobrenatural, y particularmente para ponerse bajo su protección.

Como súplica u oración implica pedir ayuda a Dios, una divinidad, un santo, ser espiritual, etc. Cuando una persona llama a una entidad sobrenatural para ser escuchado y pedirle algo (protección, un favor, su presencia espiritual en una ceremonia, etc.) o simplemente por necesidades de culto, puede hacerse en forma preestablecida o con las propias palabras o acciones del invocador. En la invocación, las entidades espirituales actúan sin manifestarse, o se manifiestan por medio de sus obras y de su intervención en nuestras vidas. Un ejemplo de texto preestablecido para una invocación sería el Padre nuestro.

En general, todas las religiones utilizan oraciones, liturgias o himnos de invocación, como por ejemplo, los mantras en el hinduismo y el budismo, el Libro de los Muertos de los egipcios, los Himnos órficos y otros muchos textos, que aún se conservan, escritos en caracteres cuneiformes sobre tablillas de arcilla, dirigidas a Shamash, Ishtar y otras deidades.

En el budismo tibetano encontramos el Mantra, sílabas, palabras o frases sagradas de origen sánscrito que se repiten para invocar a un dios o como apoyo para meditar. Cada mantra se considera el sonido correspondiente a un cierto aspecto de la iluminación y se recita para identificarse con ese aspecto de la mente iluminada.


Una invocación también puede ser una alternativa secular a una oración. 

El 30 de agosto de 2012, Dan Nerren, miembro de la Asociación Humanista de Tulsa, pronunció una invocación secular para abrir una reunión del Consejo de la Ciudad de Tulsa .  Nerren fue invitado a realizar la invocación como un compromiso después de un largo disputa con el Ayuntamiento a través de la oración de apertura de las reuniones. La invocación fue escrito por Andrew Lovley, miembro de la Asociación Sur de Maine de los humanistas seculares que habían utilizado previamente la invocación en 2009 para invocar una ceremonia de inauguración de los nuevos funcionarios de la ciudad en South Portland, Maine. En este uso, es comparable a una afirmación como una alternativa para aquellos que conscientemente se opone a tomar juramentos de ningún tipo, ya sea por razones de creencia o no creencia.


Forma de posesión espiritual . 

La palabra posesión se utiliza aquí en su forma neutra en el sentido de “un estado (potencialmente psicológico) en el que la personalidad normal de un individuo es sustituido por otro”. Esto también se conoce a veces como “aspecto”. Puede hacerse como medio de comunicación de acercamiento a una deidad o espíritu de la naturaleza (totem o animal de poder) y, como tal, no tiene por qué ser visto como sinónimo de posesión demoníaca.

En algunas tradiciones religiosas como el paganismo, el chamanismo y la Wicca, una invocación significa sacar el espíritu o fuerza espiritual del propio cuerpo, y se diferencia de la “evocación”, que implica ordenar a un espíritu o fuerza que se haga presente en un lugar determinado.


Autoidentificación con ciertos espíritus. 

Por ejemplo, una invocación puede también referirse a asumir las cualidades del ser invocada, como el encanto de Afrodita o la ferocidad de Kali. En este caso, el ser es llamado literalmente desde dentro de uno mismo (como arquetipo) o en uno mismo (como una fuerza externa), según el sistema de creencias personales del invocador. La principal diferencia entre este tipo de invocación y la de posesión descrita anteriormente es que la primera puede parecer más controlada, con la autoidentificación y la identificación con la deidad mezcladas. En la práctica, las invocaciones pueden mezclar muchas, o la totalidad, de estas categorías. Véase, por ejemplo, este Himno a Astarté de las Canciones de Bilitis, el primero atribuido a un contemporáneo de Safo (pero en realidad escrito por Pierre Louys en la década de 1890):

Madre inagotable e incorruptible, de criaturas, nacida la primera, engendrada por ti misma y por ti misma concebida, resultado único de ti misma y buscando la alegría dentro de ti, ¡Astarte!

¡Oh! ¡Perpetuamente fertilizada , virgen y nodriza de todo lo que es, casta y lasciva, pura y deleitosa, inefable, nocturno, dulce, descanso del fuego, espuma del mar!

Tú, que acuerdas las gracias en secreto, tú la que más unes, tú la que más amas, tú la más grande con el furioso deseo de las estirpes multiplicadas de bestias salvajes y la más emparejada en los sexos.

¡Oh, irresistible Astarté! oyeme , tómame, poseeme, ¡Oh, Luna! ¡y trece veces al año sacan de mi vientre la dulce libación de mi sangre!

diosa-de-la-luna

Los poetas suelen invocar a las musas para que les inspiren las palabras adecuadas y la distinción entre los hechos verdaderos y los falsos. A continuación ponemos varios ejemplos de ello. Los tres primeros pertenecen a la Iliada y a la Odisea, poemas griegos escritos en el siglo VIII a. C., que narran la Guerra de Troya (en la Iliada) y la vuelta de Ulises a su tierra después de esa guerra (en la Odisea). El cuarto y quinto texto están extraidos de la Teogonía de Hesíodo y los dos últimos pertenecen a la Eneida, obra escrita por el poeta romano Virgilio.

Homero, Iliada, 1, 1-7
La cólera canta, oh diosa, del Pélida Aquiles,
maldita, que causó a los aqueos incontables dolores,
precipitó al Hades muchas valientes vidas
de héroes y a ellos mismos los hizo presas para los perros
y para todas las aves -y así se cumplía el plan de Zeus-,
desde que por primera vez se separaron tras haber reñido
el Atrida, soberano de hombres, y Aquiles, de la casta de Zeus

Homero, Iliada, 2, 484-489
Decidme ahora, Musas, dueñas de olímpicas moradas,
pues vosotras sois diosas, estais presentes y lo sabeis todo,
mientras que nosotros sólo oímos la fama y no sabemos nada,
quiénes eran los príncipes y los caudillos de los Dánaos.

Homero, Odisea, 1, 1-3
Musa, dime del hábil varón que en su largo extravío,
tras haber arrasado el alcázar sagrado de Troya,
conoció las ciudades y el genio de innúmeras gentes.

Hesíodo, Teogonía, 104-115.
¡Salud, hijas de Zeus! Otorgadme el hechizo de vuestro canto. Celebrad la estirpe sagrada de los sempiternos inmortales, los que nacieron de Gea y del estrellado Urano, los que nacieron de la tenebrosa Noche y los que crió el salobre Ponto. (…) E inspiradme esto, Musas, que desde un principio habitais las mansiones olímpicas, y decidme lo que de ello fue primero.

Hesíodo, Teogonía, 1020-1021.
Y ahora, celebrad la tribu de mujeres, Musas Olímpicas de dulces palabras, hijas de Zeus portador de la égida.

Virgilio, Eneida, 1, 8-10.
Dime las causas, Musa; por qué ofensa a su poder divino,
por qué resentimiento la reina de los dioses
forzó a un hombre, afamado por su entrega
a la divinidad, a correr tantos trances, a afrontar tantos riesgos.

Virgilio, Eneida, 9, 77 ¿Qué dios -decidme, Musas- desvió de los teucros incendio tan atroz?



LA EVOCACIÓN

A lo largo de la historia muchos magos ceremoniales declararon en sus manuales que existe la posibilidad de conjurar o evocar un entidad y que se manifieste en el plano físico, respondiendo a nuestras preguntas, u otorgándonos algunos favores a cambio de algunas cosas, o dándonos ciertos poderes, y asi un largo etc.
Pero los magos no experimentados, con los conceptos ocultistas, suelen decepcionarse a la hora de poner en practica muchos de los rituales que aparecen en los grimorios sin que nada suceda después. Es muy típica la imagen de personas tratando de poner en practica los rituales de la Goecia, o nigromancia, sin resultado aparente.

Evocación (del latín evocare, “convocar o llamar”) es el acto de llamamiento de comparecencia hacia una entidad como un espíritu, un demonio, un dios o cualquier otra de carácter sobrenatural. La evocación pretende “hacer aparecer visualmente” a la entidad evocada o conjurada.

Los espíritus convocados durante este ritual están obligados a cumplir las peticiones del mago, siempre y cuando éste conozca su nombre o el de sus atributos, o, de modo equivalente, sean representados los trazos que los describen. Los trazos equivalen en este caso al pronunciamiento de sus nombres, pronunciar su nombre o ‘escribirlo’ son una y la misma cosa y por tanto tienen el mismo efecto.

El mago exige directamente a la entidad el cumplimiento de sus deseos (dentro de la ‘legitimidad’ del ritual), ya sea mediante amenazas o ruegos. El primer objetivo de un mago cuando realiza la evocación es tratar de conseguir que la entidad le revele sus atributos (poderes) así como sus trazos (signos), ya que así en lo sucesivo, puede conseguir los mismos propósitos recurriendo exclusivamente a la invocación.

La evocación entraña muchos riesgos ya que junto a la entidad pueden concurrir otros espíritus que no han sido convocados por el mago, o incluso comparecer antes que la entidad (o enviada por ella) y hacer creer al mago que es la entidad reclamada. Por eso, el mago debe empezar toda evocación trazando el pentagrama mágico, que lo protegerá y del que no debe salir hasta que la entidad haya sido despedida. También debe ser cauteloso en su trato con la entidad, pues siempre tenderá a engañar al mago o acceder a sus solicitudes bajo un pacto, error en el que suelen incurrir los principiantes.

Por lo cual alguien con dos dedos de frente no llamaría a una entidad para saber si tal o cual persona la va a amar, no digo que no se pueda o que no se obtenga una respuesta, sino que no se estaría a la altura del riesgo y del esfuerzo. Se requiere de cierto entrenamiento de las facultades psíquicas del mago para que los rituales de evocación tengan el resultado esperado.

La llamada a los espíritus fue una práctica relativamente común en el neoplatonismo, teurgia y otros sistemas esotéricos de la antigüedad. En el esoterismo occidental contemporáneo, la magia de los libros grimorios es visto frecuentemente como ejemplo clásico de esta idea. El mas conocido ejemplo actual de Evocación es con el uso del ☆ El Tetrágramaton Esotérico  ☆  para forzar la presencia de espíritus y su servicio al mago.

No se puede evocar si no se es un exorcista. Es decir el mago operador debe tener capacidad tanto para convocar como para expulsar entidades.

Evocar modifica la conciencia. Evocar, no solo es el cruce de una entidad a este nivel, sino también el cruce del mago hacia otra conciencia, donde mago y entidad se encuentran en un punto medio.  Se va abriendo la potencialidad del mago  a un multiuniverso, las puertas de la percepción se abren y la intuición se incrementa, la visión es otra y hasta los ojos del operador se vuelven de una mirada muy particular, 

la mirada adquiere lo que llaman “el cuarto brillo” sinónimo de una mirada de inquietante o de  brujo.

La evocación, como arte mágico de convocar a espíritus, ángeles o demonios para atraer la inspiración espiritual, cumplir las órdenes del mago o proporcionar información está presente en muchas culturas que creen en los espíritus, como es el caso de las tradiciones chamánicas. También existen prácticas comparables en muchas religiones y tradiciones mágicas, pudiendo emplearse el uso de pharmakeia, con y sin pronunciamiento de fórmulas de palabras. Tanto el taoísmo, como el sintoísmo, espiritismo o las religiones afro-americanas (Santería, Umbanda, etc.), tienen sistemas especiales de evocación.

02_
La evocación que permite llamar a la entidad sobrenatural (esto lo hace generalmente un o una médium).


MANDATO O CONJURO

Algunas personas han realizado invocaciones con el propósito de controlar o conseguir favores de determinados espíritus o deidades.  Es una invocación forzosa es también conocida como “Conjuración”  Aunque no llega a ser una Evocación directa, estas invocaciones suelen implicar un mandato o amenaza contra la entidad invocada. Existe un ejemplo de una invocación, que se encuentra grabada en escritura cuneiforme en una estatua del demonio asirio Pazuzu. A pesar de que parece constituir una identificación con el demonio, en realidad fue considerado un amuleto protector con el poder de ordenarle no hacer daño a las personas o a sus bienes.

Yo soy Pazuzu, hijo del rey de los espíritus malignos, el que desciende impetuosamente de las montañas y trae las tormentas. Ese es el que soy.

Otro ejemplo se encuentra en el libro Aradia, o el Evangelio de las Brujas durante la Conjuración de Diana , donde la diosa Diana es evocada en un pedazo de pan y amenazó a conceder un deseo:

No cuezo al horno el pan, ni con ello la sal,
Tampoco cocino la miel con el vino;
Cuezo al horno el cuerpo y la sangre y el alma,
El alma de la gran Diana, que no
conozca el descanso ni la paz, y sienta
el cruel sufrimiento hasta que otorgue lo
qué yo solicito con todo mi deseo,
¡Se lo pido desde lo más profundo de mi corazón!
¡Y si la gracia es otorgada, OH! Diana
En tu honor celebraré este banquete,
Comeré y agotaré la copa profundamente,
Bailaremos y saltaremos desordenadamente,
Y si concedes la gracia que requiero,
cuando el baile sea más desenfrenado, todas las lámparas
serán extinguidas y amaremos libremente


FUENTES:

  • Wikipedia

  • Israel Regardie, The Golden Dawn, 6, Llewellyn Publications, St. Paul, 1989.
  • “Ateo entrega Invocación En Tulsa City Reunión Consejo Por Primera Vez” . KOTV.com. 30 de agosto 2012.
  • Lyz (2009-12-15). “Invocación Seglar de Andrew Lovley” . Alianza Estudiantes Seglar.
  •  Aleister Crowley , Magia, Libro 4 , p.147
  •  Beckwith, Carol (agosto de 1995). “Las raíces africanas de vudú”. National Geographic 188,2. pp. 102-113.
  • Robert J Wallis , chamanes / Neo-Chamanes: Éxtasis, Arqueologías alternativos y paganos contemporáneos , p.96 ISBN 0-415-30202-1
  • Charles Godfrey Leland , Aradia, o el Evangelio de las Brujas , en el capítulo 2
  • De las Canciones de Bilitis

  • http://clio.rediris.es/clionet/fichas/ant_musas_invo.htm
    Aránzazu Marín Alonso (Universidad de Zaragoza) Proyecto Clío

  • http://elsonardelosmuertos.blogspot.com.es/2016/01/sobre-evocacion-e-invocacion-en-magiak.html

MMaria Alba– Anciana Guía de Magia Ibérica

•.¸(¯`✿´¯)¸.•❀ Gracιaѕ por compartir y comentar
¸.☆¸.✿¸¸.•´¸.☆¸ .`*.¸.*´¸.•*¨ღ¨*•..¸✿⊱╮ℒℴνℯ*✼.

Síguenos en Facebook

Anuncios

Un comentario en “MAGIA: INVOCACIÓN O EVOCACIÓN

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s