Los 4 Elementos de la Naturaleza

 Los elementos clásicos de la civilización griega fueron Fuego, Tierra, Aire y Agua. Éstos representan en la filosofía, ciencia y medicina griega la comprensión del cosmos donde todo lo existente convive.

La Magia Elemental recibe sus características básicas como esencia formadora de todas las cosas en la Grecia Antigua de los Pre-Socráticos.

Los elementos clásicos de la civilización griega fueron Fuego, Tierra, Aire y Agua. Éstos representan en la filosofía, ciencia y medicina griega la comprensión del cosmos donde todo lo existente convive.

Agua, Fuego, Tierra y Aire son los 4 Elementos  de la Naturaleza y se pueden definir como las energías arquetípicas que tienen su efecto en nuestro ser, nuestra conciencia y forma de entender el mundo. Aunque los reinos elementales son en realidad 5 : Agua, Fuego, Tierra, Aire y Éter (espíritu).

Los cuatro elementos de la astrología clásica occidental representan cuatro formas en las que la energía se manifiesta, cuatro expresiones del todo, desde su forma más densa y pesada a la más inmaterial. Hay otras formas de energía, puesto que en el universo todo es energía, pero estas cuatro bastan para describir todo el amplio espectro de las manifestaciones físicas y psíquicas de los organismos: la Tierra, el Agua, el Aire y el Fuego.

Debe entenderse que al referirnos a “Agua” no es exclusivamente al compuesto (H2O); o al hablar de la tierra no sólo se habla de “tierra de plantas y hojas”. En este contexto, la palabra elemento se refiere más al estado de la materia (o sea, sólido/tierra, líquido/agua, gas/aire, plasma/fuego) o a las fases de la materia (como en las cinco fases chinas), que a los elementos químicos de la ciencia moderna.

La teoría de los cuatro elementos es muy antigua ( por ejemplo, en china se desarrolló en el segundo milenio antes de Cristo) y se originó debido a la observación de la naturaleza. La gente se dio cuenta de que se podía hacer un ciclo de creación o destrucción con las cuatro cosas básicas de las que dependía para poder sobrevivir: el aire para respirar, el agua para beber, el fuego para calentarse y la tierra para comer. Si alguna de esas cuatro cosas faltaba el equilibrio y el ciclo se rompían dando lugar a la muerte. Posteriormente se le asignaron propiedades espirituales, mágicas, religiosas, curativas, etc. los dibujos o pinturas de círculos divididos en cuatro partes es la forma más común de representarlos.

En la cultura occidental, el origen de la teoría de los cuatro elementos se encuentra en los filósofos presocráticos y perduraron a través de la Edad Media hasta el Renacimiento. Quien profundizaría sobre estos elementos sería el filósofo griego Empédocles, él menciona cuatro “raíces” (rhicómata) eternas, que corresponden a los cuatro elementos naturales: fuego, agua, aire y tierra.

Platón parece haber sido el primero en utilizar el término “elemento (στοιχεῖον, stoicheion)”, en referencia al aire, fuego, tierra y agua.  La antigua palabra griega para el elemento, stoicheion (de stoicheo, “hacer cola “) significa” división más pequeña (de un reloj de sol), una sílaba “, como la unidad de composición de un alfabeto que podría denotar una carta y la unidad más pequeña de la que se forma una palabra.

En la Antigua Grecia, Tales de Mileto propuso como el principio o arché de todas las cosas el agua, posteriormente Anaxímenes propuso el aire, Heráclito el fuego y Jenófanes la tierra. Empédocles los unificó en la teoría de las cuatro raíces (a las que Aristóteles más tarde rebautizaría como elementos).

ELEMENTOS
Symbol.svg fuego Alquimia Fuego  · Alquimia symbol.svg tierra Tierra
Symbol.svg agua Alquimia Agua  · Symbol.svg aire Alquimia Aire

Empédocles nos dice que:

  • El Fuego es a la vez caliente y seco.
  • La Tierra es a la vez fría y seca.
  • El Aire es a la vez caliente y húmedo.
  • El Agua es a la vez fría y húmeda.

Es interesante notar que existe un paralelismo entre los cuatro elementos y las formas en que la materia puede presentarse:

FUEGO ——> ENERGÍA
AGUA ——> LIQUIDO
TIERRA ——> SÓLIDO
AIRE ——> GASEOSO

Esta concepción de las esencias naturales (elementos) cobró tal importancia que fue aceptado por los filósofos. Aristóteles postuló que la materia, dentro de nuestro alcance físico, es una mezcla de cuatro elementos: Tierra, Agua, Aire y Fuego.

Para Aristóteles, los cuatro elementos se encontraban organizados alrededor del centro del universo para formar una esfera sublunar. Completaba su tradicional estudio anotando que “el agua es tanto fría como húmeda, y ocupa un espacio entre el aire y la tierra en las esferas elementales” En el ciclo de dominación, el agua domina al fuego y es dominada por la tierra. Es aliada del elemento Aire. Opuesto está el fuego.

Más tarde Aristóteles agrega el Quinto Elemento o Quintaesencia el cual no era ni terrenal ni corruptible, era celestial.

Durante la Edad Media, se recoge el pensamiento aristotélico, y son los alquimistas los que nos hablan de los cuatro elementos en relación: el Fuego con el Oro, el Aire con la Plata, el Agua con el Mercurio y la Tierra con el Plomo. Es sumamente interesante asimismo la unión que hacen de estos cuatro elementos cósmicos con cuatro elementos o cuatro cualidades psicológicas encerradas en el ser humano: el Fuego relacionado con el Saber, el Aire con el Osar, el Agua con el Querer y la Tierra con el Callar.

La astrología ha usado el concepto de los elementos clásicos desde la Antigüedad hasta el presente. Muchos de los astrólogos modernos usan en sus análisis los cuatro elementos de la antigüedad griega, y además los consideran una parte importante de la interpretación de la carta astral.

Así, al hablar del Elemento Tierra nos referimos a todos los principios “sólidos”, estables, consolidados, firmes o coagulantes, tanto en niveles físicos, emocionales, mentales o espirituales. El Elemento Agua a todos los principios “acuosos o líquidos”, fluidos, fluyentes, adaptables e, incluso, solventes. El Elemento Aire se refiere a todos los principios “gaseosos”, informes, expandibles, sutiles y volátiles. Al referirnos al Fuego entendemos con él a todos los principios “ígneos y energéticos”, tales como la electricidad, por ejemplo; el fuego también representa la expansión, la energía, la vitalidad, el furor y la vitalidad.

En el Universo todo es vibración y los elementos Tierra, Agua, Fuego y Aire no deben interpretarse únicamente en su sentido puramente material sino conceptual, ya que constituyen la síntesis de todas las manifestaciones físicas y psíquicas de cada ser. Nuestra mente puede crear imágenes positivas capaces de anular estados de ánimo negativos. Ejercítelas con el estímulo visual del aire, agua, el fuego y la tierra.

Estrella de David_n

En la alquimia los 4 elementos se representan con triángulos equiláteros. Un triangulo que apunta al cielo significa el elemento Fuego. Si apunta hacia arriba pero esta atravesado por una linea horizontal, se trata del elemento Aire porque el aire siempre se alza por encima del fuego. Si el triangulo equilátero apunta hacia abajo esta simbolizando al elemento Agua. Si apuntando hacia abajo el triangulo es atravesado por una linea horizontal, representa al elemento Tierra porque el agua siempre penetra en la tierra.

Estos cuatro triángulos alquímicos juntos forman un hexagrama que actúa como un poderoso símbolo en todo lo relacionado con la transmutación.

elementos-estrellaTeniendo en cuenta los elementos, la magia la dividiremos así:

  • Magia del Fuego: Poder y Energía
  • Magia de la Tierra: Poder de lo Perenne
  • Magia del Aire: Poder de la Mente
  • Magia del Agua: Poder del Sentimiento

 


INVOCACIÓN A LOS CUATRO ELEMENTOS.

Yo soy aire… aire limpio y ligero, aire puro.
Me muevo en sintonía con la música del Universo.
Sereno mis ideas… relajo mi mente…
Yo soy mis pensamientos de Luz en calma y armonía.
Yo soy agua… agua cristalina y pura.
Fluyo calma y mansa…
… Mi mar interno se transforma en un remanso de paz.
Yo soy mis emociones y sentimientos de Amor en calma y armonía
Yo soy fuego, fuego tibio y purificador.
De la chispa eterna surjo… Yo soy mi voluntad plena.
Controlo mis erupciones internas, reina la serenidad.
Yo soy el entusiasmo y la acción en calma y armonía
Yo soy tierra, tierra firme y resistente.
Manifiesto en mi mundo estabilidad y seguridad.
Ante mi luz, el temor y la duda se desvanecen…
Yo soy mi paciencia infinita y mi fe inquebrantable
La total armonía reina en mí, a mi alrededor y en todo el mundo y sus elementos…
Todos estamos en paz… somos uno.
 4elementos

images (2)

ADIVINANZA

Cuatro hermanos creó Dios,
en nada los hizo iguales,
son enemigos mortales,
los dos de los otros dos.
El uno mantiene al mundo,
el otro bautizó a Cristo,
el otro está en el infierno
y el otro no lo hemos visto.

La solución está escrita con tinta invisible arriba.
Para poder verla tienes que pasar el ratón con el botón izquierdo apretado debajo de la adivinanza.

Todo cuanto hagamos en nuestra vida es un ritual y tiene un simbolismo muy personal y cada uno le da el valor que tiene en su corazón, por ello es importante saber sumergirse en las profundidades de nuestro propio universo, conocerlo, comprenderlo, amarlo, aceptarlo, respetarlo, para asi sanarlo y entrar en armonia con cada elemento.

MMaria Alba– Anciana Guía de Magia Ibérica

•.¸(¯`✿´¯)¸.•❀ Gracιaѕ por compartir y comentar
¸.☆¸.✿¸¸.•´¸.☆¸ .`*.¸.*´¸.•*¨ღ¨*•..¸✿⊱╮ℒℴνℯ*✼.

■□■□■□■□■□■□■□■□■□■□■□■□■□■□■□■□■□■

Las antiguas tradiciones siguen siendo fuente de sabiduría y remedios ancestrales para poder ayudarte en tiempos difíciles.

¡DESCUBRE EL PODER DE NUESTRA MADRE TIERRA!

Síguenos en Facebook

■□■□■□■□■□■□■□■□■□■□■□■□■□■□■□■□■□■

Anuncios

Un comentario en “Los 4 Elementos de la Naturaleza

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s