La Gran Madre Kali. La Madre Negra. La Madre Terrible.

kali-21
Kali es el aspecto feroz de la Diosa Parvati, Diosa del amor, la fertilidad y la devoción, y es consorte del Dios Shiva.

En el marco del hinduismo, Kali es una de las diosas principales. Kali es la diosa de la muerte y la destrucción, pero también es la diosa de la regeneración y la liberación.. Es la diosa terrible y sanguinaria, pero también la mujer madre que da la nueva vida a costa de su sacrificio. La Madre Kali es la mas incomprendida de las diosas de panteón Hindú

La religión hinduista que adora a la diosa Kali se llama shaktismo. En general, los hinduistas de cualquier especie ―independientemente de la deidad que adoren de manera particular― la consideran la Madre universal. Kali representa el aspecto destructor de la divinidad, es destructora de la maldad y de los demonios.

Su nombre parece ser una versión femenina de la palabra sánscrita kāla (que significa ‘oscuridad’); también significa ‘mujer negra’. En sánscrito kālī significa color negro, tinta negra, una sucesión de nubes negras, otra manera de llamar a la noche, los gusanos generados espontáneamente de la fermentación de la leche, uno de los siete tipos de lenguas del fuego, y también abuso, censura y difamación.

“Hay un viejo cuento sobre un astronauta que viajó al espacio y, a su regreso, le preguntaron si había estado en el cielo y había visto a Dios.
–Sí –respondió.
–¿Y cómo es Dios?
–Es negra.”

Allan Watts, Om: La sílaba sagrada

Kali se asocia a muchas devas (‘diosas’) así como el dios Shiva. Es la santa patrona de la ciudad india de Calcuta (en Bengala). Su templo principal es el Kalighat, lugar en donde aún se realizan sacrificios de animales en su honor. Su vehículo (vajana) es un tigre. Aunque generalmente se la conoce como un ser violento, Kali es una diosa con una historia compleja.


Esposa de Shiva

Shiva, durga y Kali
Shiva, Durga y Kali

En las tradiciones posteriores, Kali ha llegado a ser inexpugnablemente ligada con Shivá. La forma «desencadenada» de Kali a menudo llega a ser salvaje e irrefrenable, y sólo Shiva es capaz de domesticarla. Esto es porque ella es una versión transformada de una de sus consortes y porque él es capaz de emparejar su ferocidad. Sus métodos varían desde desafiarla al baile silvestre del tandava y aventajarla, a aparecer como un bebé que llora (apelando así a sus instintos maternales). Sin embargo, la iconografía a menudo representa a Kali bailando sobre el cuerpo caído de Shivá, y hay referencias sobre ellos bailando juntos, en un estado de frenesí.


Tantra

La implicación de Shiva con el tantra y la naturaleza oscura de Kali, han conducido a que ella se convierta en una importante figura tántrica. Para los seguidores del tantra era esencial hacer frente a su maldición, el terror de la muerte, así que dispusieron aceptar las bendiciones de su hermoso y consolidado aspecto maternal.

Para ellos, la moneda tiene dos lados: la muerte no puede existir sin la vida, igualmente la vida no puede existir sin la muerte. El papel de Kali aumentó, valorándosele a veces como el caos que se podía enfrentar para traer la sabiduría, y algunos textos tántricos le dan un profundo significado metafísico.

El Nirvana-tantra presenta claramente su naturaleza incontrolada como la última realidad, considerando que la trimurti (‘tres deidades’) de los dioses Brahmá, Visnú y Shiva aparecen y desaparecen en ella como burbujas del mar.

Aunque esto es un caso extremo, el Ioguini-tantra, Kamakhia-tantra y el Niruttara-tantra la declaran el sua-rupa (propio-ser) de Majadevi (la ‘gran diosa’, que está en este caso visto como la combinación de todas las devis).

Su historia temprana como criatura de la aniquilación todavía tiene cierta influencia, mientras que las creencias tántricas más complejas amplían a veces su papel, ubicándola como la «realidad última» y la «fuente del ser».

En su papel en el Tantra indio Kali representa la energía femenina pura, energía kundalini activa que tiene el poder del sexo, la sensualidad y la encarnación del amor desenfrenado y voraz. Kali encarna a la amante sexual, la oscura noche lunar, que destruye las ilusiones y satisface los deseos.


La leyenda del Origen  de Kali

kalii

Kali aparece por primera vez en el texto Rig-veda (mediados del II milenio a. C.), no como diosa, sino como una de las siete lenguas de Agní, el dios hindú del fuego. Sin embargo, la personalidad de Kali aparece en la diosa Ratri (la noche), que se considera su prototipo.

En el texto Devi mahatmiam (también conocido como Chandi o Durga sapta sati) del libro Markandeia puraná, escrito entre el 300 y el 600 de la era cristiana, se describe a Kali o Kalika. Allí dice que fue emanada de la frente de la diosa Durgá (la ‘inaccesible’ asesina de demonios) durante una de las batallas entre las fuerzas divinas y demoníacas. En este contexto, Kali se considera el aspecto poderoso de la gran diosa Durgá.

Kali es la faceta oscura de la Diosa. En su vertiente mas conocida la leyenda cuenta que un ejército de demonios comandado por el gigante-demonio Raktavija atacó a los dioses; en su defensa Durga (la gran madre) tomó la forma de una feroz diosa negra, a esta forma es lo que llamamos Kali. Kali luchó encarnizadamente contra el demonio durante largo tiempo, pero al herirlo de cada gota de su sangre surgían mil demonios tan poderosos como él, amenazando con derrotarla y sumir así el mundo en la oscuridad y la maldad. Entonces Durga se desdobló en una segunda forma, llamada Chandi.

Mientras Kali se bebía la sangre del gigante, Chandi pudo dar muerte al monstruo y a sus huestes. De esta forma vemos que se trata de una triple diosa, característica que comparte con no pocas deidades de otros cultos.

Otra versión cuenta que Kali creó de su propio sudor a dos hombres, los thugs, que la ayudaron a derrotar a los demonios. Una vez creados, la diosa le regaló un pañuelo a cada uno de ellos para estrangular a los demonios. Así los matarían sin verter sangre y evitarían el nacimiento de nuevos seres malignos. De este modo consiguieron vencerlos.

Acabado el combate, Kali permitió a estos dos primeros thugs que conservaran los pañuelos en recuerdo de su colaboración en la lucha por la salvación de la humanidad. Además, sería el medio que utilizarían para ganarse la vida y alimentar a sus familias. Esta recomendación divina fue interpretada como un mandato, de modo que los thugs creían cumplir una obligación religiosa cuando robaban y estrangulaban a sus víctimas.

La secta de los thug existió en la India durante más de 300 años, llegó a tener un millón de adeptos y fue supuestamente responsable de matar el mismo número de víctimas. Hace unos 160 años, los británicos la erradicaron bajo el liderazgo de William SIeeman.

Si no entendemos la historia de la Madre Kali es fácil malinterpretar su iconografía.


Representación de Kali

La diosa Kali representada por el pintor indio Raya Ravi Varma (1848-1906).
La diosa Kali representada por el pintor indio Raya Ravi Varma (1848-1906). El Señor Shiva yace en el suelo como un cadáver y la Madre Kali está parada sobre su cuerpo.

Kali es el aspecto horroroso de la divinidad femenina de la Gran Madre, es la Madre Terrible. Representa la justicia violenta. Su simbolismo es un poco más complejo de comprender. Devi es la esposa de Shiva y es adorada como la misericordia de Parvati o Uma como la feroz y vengativa Durga o Kali.

A Kali se la representa como una mujer con cuatro u ocho brazos; en su modalidad de cuatro miembros porta en una mano una espada, en otra la cabeza del gigante al que ha dado muerte y con las otras dos está animando a sus devotos. Tiene el cabello enmarañado y suelto, de color negro. Lleva dos cadáveres como pendientes y un collar de calaveras. Por única vestimenta lleva una faja hecha con las manos de hombres-demonios muertos, y su lengua le cuelga fuera de la boca. Sus ojos son encarnados como los de un borracho; su cara y uno de los senos están embadurnados con sangre. Es común verla sosteniendo la cabeza degollada del asura (demonio) Majishasura, de piel más negra que la de ella.

Kali está totalmente desnuda, lo mismo que la mente estaba en su origen desnuda y regresará al final a la desnudez. Como la de Shiva, la desnudez de Kali atrae y repele.

“En tus manos hay placer y dolor. La sombra de la muerte y el elixir de la vida eterna son tuyos” Sankara, s. IX

Kali es negra por ser el umbral que cruza el vacío del espacio interior y exterior. Su negritud está formada por todos los colores y, como los agujeros negros del universo, en última instancia absorbe todo lo creado.

Los tres ojos de la Madre Kali significan su control sobre este universo y simbolizan las fuerzas exaltadas del sol, la luna y el relámpago o el fuego del rayo (el tercero, representado en su frente por un punto rojo), con el cual ella es capaz de observar los tres modos del tiempo: pasado presente y futuro y sugieren su naturaleza interna, profundamente perceptiva

 Se encuentra erguida con un pie sobre el pecho de su esposo. Esta posición de Kali se explica por el hecho de que, cuando su victoria sobre los gigantes quedó consumada, bailó de alegría tan furiosamente, que la tierra tembló bajo su peso. Ante el ruego de los dioses, Shiva le pidió que depusiera su actitud, pero como a causa de su estado de excitación no le reconoció, se tumbó él mismo entre los muertos. Ella continuó bailando hasta que apercibió a Shiva debajo de sus pies; inmediatamente sacó la lengua, avergonzada por la falta de respeto que había cometido con él’.  Shiva a sus pies, representa el potencial pasivo de la creación. Así Kali es su Shakti, o el principio femenino universal y la fuerza energizante de todas las divinidades masculinas, incluyendo a Shiva.

Los brazos de Kali, representan el circulo completo de creación y destrucción, el cual esta contenido dentro de ella. Ella representa los ritmos de creación y destrucción inherentes en el Cosmos. Sus manos derechas, hacen los mudras de “no temas” y confieren votos, representando el aspecto creativo de Kali, Estos representan la destrucción de la ignorancia y la llegada del conocimiento. El brazo izquierdo superior de Kali sostiene la espada con la que destruye todas las dudas y las limitaciones dualistas; de su mano inferior izquierda, cuelga una cabeza recién cortada, que representa la ruptura con el ego y con las fuerzas restrictivas del destino. Es la espada del conocimiento, que corta los nudos de la ignorancia y destruye la falsa conciencia (la cabeza cercenada) y que también representa la ruptura con el ego. Su mano superior derecha esboza un gesto místico para proteger a sus devotos y disipar todos sus temores, y su mano inferior derecha, un gesto que concede sus deseos.

Su larga lengua extendida nos muestra, que lo consume todo. La guirnalda que la adorna, un collar de cabezas humanas, evoca las cincuenta letras del alfabeto sánscrito, los mantras que forman su naturaleza divina.

Así, es Kali. Ella representa a las emociones más densas y del tipo animal que hay en nosotros, pero también surge solo cuando es necesario, por lo que debemos aprender que tener una parte animal y pasional no esta mal si sabemos controlarla y sacarla solo cuando es momento de actuar drásticamente.

De todas las formas de la Diosa Ella es la más compasiva porque provee moksha (liberación) a sus hijos. Ella es compañera de Shiva el Destructor. Son los destructores de la irrealidad. El Ego ve a la Madre Kali y tiembla, pues el Ego la ve como su eventual desaparición. Una persona que está apegada a su ego no será receptiva a la Madre Kali y ella le aparecerá de una forma intimidante. Un alma madura dedicada a la práctica espiritual para remover la ilusión del ego ve a la Madre Kali como dulce, afectuosa y rebosante de amor por todos sus hijos e hijas.

Es Kali Maa, la madre Kali, la madre tiempo, la diosa obscura, el principio y fin de todo.

Habla Ella, La Gran Madre

Escúchame hija, y conóceme por quien yo Soy.
He estado contigo desde que naciste,
y permaneceré contigo hasta que retornes a Mi en la oscuridad final.
Soy la amante apasionada y seductora que inspira al poeta a soñar.
Soy quién te llama al final de tu viaje.
Soy quien está al final de tu día,
en donde todos mis niños encuentran mi bendición descansando en mi abrazo.
Soy la matriz de la cual nacen todas las cosas.
Soy la tumba vaga e inmóvil; todas las cosas deben venir a mí,
desnudar su pecho para morir y luego renacer a la totalidad.
Soy la hechicera que no será gobernada,
la Tejedora del Tiempo,
la Reveladora de Misterios.
Soy Quién desgarra las gargantas del cruel y bebe la sangre del despiadado.

¡Traga tu miedo y ven a Mí!, y descubrirás la verdadera Belleza, Fuerza y Coraje.
Soy la furia que rasga la carne de la injusticia.
Soy la fragua resplandeciente que transforma a tus demonios internos en herramientas de poder.
¡Abre tu interior a Mi abrazo!
y hazte parte de la Luz que está en la Oscuridad.
Soy la espada reluciente que te protege contra el daño.
Soy el Crisol en el cual todos los aspectos de Ti convergen en un Arco Iris de unión.
Soy el terciopelo profundo del cielo nocturno,
los remolinos de niebla de la medianoche,
cubiertas en misterio.
Soy la crisálida en la cual harás frente al que te aterrorice y de la cuál florecerás vibrante y renovada.
Búscame en la encrucijada de la vida y de la muerte,
y te transformarás, para que una vez que mires sobre mi cara,
mires allí donde ya no hay retorno.
Soy el caldero en la cual todos los opuestos crecen para conocerse unos a otros en la verdad
Soy la gran red que conecta todas las cosas.
Soy la sanadora de todas las heridas,
la Madre del guerrero que endereza todos los males en su debido Tiempo.
Soy la que hace fuerte al débil.
La que humilla al arrogante.
La que se levanta por encima del poder opresor.
Soy justicia.
Soy misericordia.
Soy el extremo, y soy también el principio.
Lo más importante, mi niña, Soy Tú.
Soy parte de Ti, y Estoy dentro de Ti.
Búscame dentro y fuera, y serás siempre fuerte.
Conóceme.
Aventúrate en la oscuridad de modo que puedas despertar para balancear, la iluminación y la integridad.
Lleva mi amor contigo por todas partes y encontrarás dentro la energía de ser quién Tú deseas.

Gran Madre Kali. Veda Indú.


FUENTES:

“Mitología hindu” de Devdutt Pattanak
“La Diosa” de Shahrukh Husain
“Enciclopedia de mitología universal” de Arthur Cotterell

Anuncios

3 comentarios en “La Gran Madre Kali. La Madre Negra. La Madre Terrible.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s