Mapas para el éxtasis – Gabrielle Roth

El éxtasis es un estado de ser intemporal, sin ego. Es un estado de síntonía y unidad totales. Unión de cuerpo, corazón, mente, alma y espíritu.

5600-ac
Turquía. Ciudad neolítica de 5600 aC. La pared de la sala santuario representa a un grupo de figuras bailando en éxtasis, algunos de los cuales parecen tener instrumentos de percusión.

«Cuando bailo, me libero. Invento mis propios pasos, dejo entrar el ritmo y los compases hasta el fondo del alma. Remonto las olas de la música como un surfista. Choco con partes de mí, paso por en medio, por alrededor, estiro lo que sé. Voy adonde nunca he estado. Mediante el baile he viajado por mi cuerpo entrando en mi corazón, pasando por mi mente hasta otra dimensión de la existencia, una dimensión a la que llamo éxtasis, comunión total con el espíritu» (Gabrielle Roth, Mapas para el éxtasis).

El chamanismo es entendido por muchos investigadores, especialmente por los antropólogos como un fenómeno arcaico mágico-religioso en el cual la figura central se caracteriza por ser maestra en el arte del éxtasis.

Mediante la magia del ritmo, los chamanes acceden a otros niveles de realidad, en profunda comunión con la energía que fluye en toda vida. Aplicando los principios del conocimiento chamánico al mundo actual, Gabrielle Roth enseñar al lector a sintonizar, mediante una vivencia íntima del ritmo, con la energía que fluye en toda vida. Mapas para el éxtasis nos inicia así en los cinco ritmos sagrados inherentes a todos nuestros actos, cinco expresiones energéticas que trascienden la consciencia: Fluidez, stacatto, caos, lírico y quietud. Son cinco expresiones energéticas que trascienden la consciencia, capaces de estimular todo el potencial que llevamos dentro.


henry-eugc3a9ne-delacroix

Los 5 Ritmos son estados del Ser.

Son un mapa para todos los lugares que queremos ir, en todos los planos de conciencia – interior y exterior, hacia adelante y hacia atrás, físicos, emocionales e intelectuales. Hago una explicación sencilla y rápida de cada ritmo:

FLUÍDO, la fluidez y la gracia.

Fluir es el camino a nuestra verdad interior, el impulso para seguir el flujo de la energía de uno mismo, para sernos fiel, escuchar y atender a nuestras necesidades, y ser receptivos a nuestros mundos interior y exterior.

Es un ritmo que busca encontrar una continuidad en el movimiento, mediante el que somos conscientes del peso del propio cuerpo. Es un movimiento continuo, circular, pesado, en contacto con la tierra, el movimiento de una cosa transformándose en otra, la etapa de la infancia, la madre y el elemento Tierra.

Y  si simplemente empezamos a seguir esto mediante el movimiento, intentando que sea continuo, este ejercicio auditivo tenderá a llevarnos a un lugar en el que escuchamos algo y empezamos a buscar la manera de expresarlo…

Muévete como si estuvieras en un tarro de miel, o en un espeso mar, con movimientos pesados y densos, seguidos y continuos, como una ola.


STACCATO, la definición y el refinamiento-

Es la puerta de entrada al corazón. Nos muestra cómo pasamos por el mundo conectados a nuestros pies y nuestras sensaciones. Este ritmo es el gobernante de nuestro mundo lineal, el gobernante de nuestra parte guerrera, la parte de nosotros que se presenta como la verdad y la claridad. Es la parte de nosotros que defiende lo que nos importa, que nos gusta. Staccato es el feroz maestro de los limites.

Es el ritmo en el que expresamos lo escuchado con movimientos enfáticos, expresivos, surgen ángulos, líneas, aristas, formas, y es como si hubiéramos pasado de escuchar el movimiento de la energía interior a darle forma física.

Empezamos a decir “sí” a esto y “no” a lo otro, abriéndonos a algo o apartándolo. El ritmo del Padre, del Fuego y del Corazón. La etapa de la niñez a la pubertad.

Estamos dando expresión a formas concretas, y al repetirlas y dejar que crezcan y se desarrollen, nuestro cuerpo empieza a repetir algo hasta que va convirtiéndose cada vez más en una vibración en sí misma y esto nos conduce al tercer ritmo…

Los movimientos son cortados y dinámicos, van y regresan, como golpeados.


CAOS, el anuncio de la creatividad que busca forma-  

Es la puerta de entrada a la gran mente. Practicamos físicamente el arte de liberar totalmente nuestro cuerpo – nos desprendemos de la cabeza, la columna vertebral, las caderas y los pies- y movernos más rápido de lo que podemos pensar. Nos lleva en el viaje del “no puedo” a “lo haré”. La práctica simple del Caos nos trae inmediatamente a nuestros cuerpos, al momento. Este ritmo nos libera de todas las ideas sobre lo que somos y nos da una experiencia real de ser total, libre, intuitivo y creativo. Caos es la práctica de ir hacia lo desconocido, no temiendo lo que está en el otro lado.

Consiste en soltar, permitir, invitar, animar, dejar ir; simplemente con concentrarnos y dejar que lo que llamamos la mente ordinaria pase a ocupar un segundo plano en el movimiento. La relajación de la mente.

La integración de la  energía femenina y masculina, la energía de la madre y del padre, la energía relacionada con la tierra y el fuego donde los movimientos son a la vez fluidos, continuos, circulares y se expresan donde la melodía y el ritmo se juntan. El ritmo de la adolescencia y el elemento agua.

Y cuanto más nos permitimos vibrar libremente con el sonido, lo que empezamos a notar o lo que empieza a fascinarnos son las formas que está dibujando el cuerpo y es esa fascinación por las formas la que nos lleva al cuarto ritmo…

Es una especie de epilepsia, es dejarse ir y puede ser una combinación de los dos primeros.


LÍRICO, la síntesis y la integración

La práctica del lírico nos enseña cómo salir de los patrones destructivos y rendirnos a las profundidades del fluido, repeticiones creativas de nuestro ser autosuficiente, que burbujea desde lo más profundo de nosotros mismos, a la integridad y dignidad que a menudo olvidamos que está dentro de nosotros .

Nos conecta con la humanidad, es más un estado de ser que un ritmo. Llegamos a ser luz en nuestros pies, como los pájaros que vuelan en el aire, pero no nos engañemos, en lírico estamos conectados a tierra y con plenos poderes.

Es el ritmo de la fascinación que  produce el propio movimiento a través de olas y formas y la disolución, en cierto sentido, de la forma sólida. Aquí el  movimiento está trascendiendo del cuerpo físico. Es el ritmo de la madurez y el elemento Aire.

Y al dejarnos llevar cada vez más por esa fascinación por las formas y olas y la energía en movimiento en el ritmo Lírico, acabamos adentrándonos en el quinto ritmo,…

Es aire, los movimientos son más respirados, saquemos entonces, el bailarín que llevamos dentro.


QUIETUD, la compasión y la paz

La quietud se mueve, dentro y alrededor de nosotros. Moverse en quietud y estar todavía en movimiento fusiona la acumulación de experiencias de la vida de nuestro cuerpo en nuestra verdadera sabiduría.

Practicamos el arte de hacer finales humildes y conscientes interpretados por nuestro ser conectado más alto. Finales conscientes significan asumir la responsabilidad de todo el recorrido, destilando la sabiduría de nuestra experiencia para que podamos comenzar la próxima Ola o ciclo de limpieza sin llevar el pasado con nosotros.

Es el ritmo en el que existe la intención o el sentimiento o el impulso de querer manifestar la Unidad. El movimiento, quien baila, la respiración y el espacio externo “es uno” y por tanto, este es el ritmo que probablemente más se asemeja a una meditación de pie o en movimiento.

Es un enlace entre lo mundano y lo mágico, lo ordinario y lo sagrado. El ritmo de la compasión y el éter. La etapa de la vejez.

Con tus manos sobre el corazón, muevete lentamente, o bien llega a la profunda quietud, dejando que el movimiento energético siga por dentro su propio proceso.

A grandes rasgos en esto consistirían los cinco ritmos, sin embargo lo que importa es fluir y dejar al cuerpo que se exprese como él lo necesite al igual que a las emociones que emanan de dichos movimientos.

DANZA PARA SANAR

DANZA PARA ARRAIGARTE EN LA TIERRA Y REVITALIZAR EL CUERPO
DANZA PARA UNIRTE A LO SAGRADO Y CALMAR TU MENTE…

La secuencia de los 5 Ritmos se conoce con el nombre de Ola.

“La energía se mueve en olas.
Las olas se mueven en patrones y ondas de forma.
Los patrones y ondas de forma se mueven en Ritmos.
Un ser humano es simplemente esto: energía, olas,
patrones, ondas de forma, ritmos.
Ni más ni menos.
Una danza.”
– Gabrielle Roth –

Los 5 Ritmos nos enseñan que la vida es energía en movimiento, liberándonos de las nociones fijas sobre personas, lugares, objetos o ideas. Seguimos percepciones y recuerdos; buscamos gestos y formas; sintonizamos instintos e intuiciones. Los 5 Ritmos revelan maneras de expresar creativamente la agresividad y la vulnerabilidad, las emociones y la ansiedad, los limites y el éxtasis. Nos vuelven a conectar a los ciclos de nacimiento, muerte y renovación, y nos unen al espíritu de todos los seres vivos. Nos inician de nuevo en la sabiduría de nuestros cuerpos y nuestro poder auto curativo

espiral-mujer

Estamos hechos para sentir.

Nuestros egos son la colección de cosas de los aburridos y previsibles personajes de telenovela que aprendemos a representar. Nos impiden ser quienes somos, saber vivir y qué hacer, minando nuestro poder creativo y saboteando las expresiones auténticas de la energía humana: el bailarín, el cantante, el poeta, el actor, el curandero

A través del baile, la canción, la poesía, la meditación y el rito aprendemos a conectar con ese saber ancestral, despertamos al presente y conocemos una auténtica unidad de cuerpo, mente y espíritu. Todos poseemos poderes chamánicos; mediante la magia del ritmo los pondremos en movimiento… para acceder a una plena conexión con la Unidad.

Mapas para el éxtasis supone que el éxtasis es un lugar y que podemos llegar ahí con un buen conjunto de instrucciones. La clave para entrar en este lugar es una forma de rendición total, un romperse ritual.

Los momentos de éxtasis que experimentamos en la quietud, en el juego, en el arte, en el sexo, no constituyen un suceso excepcional o casual, sino que reflejan el sabor de lo que la vida está destinada a ser.
¿Por qué no ser capaces de vivir cada vez más en el éxtasis si tenemos el valor de aventurarnos y salir de la inercia y de la imitación para abrirnos a la intuición y a la imaginación?
El éxtasis es un ideal, un objetivo, pero puede convertirse en la expectativa de cada día. Aquellos momentos en que estamos conectados con nuestro cuerpo, en que nos sentimos puros en el corazón, claros en la mente, arraigados en el alma y llenos del espíritu de la vida nos pertenecen, son parte de nuestro patrimonio.

El poder de mover el cuerpo con los ritmos es tuyo por derecho; el poder de ser sensual, de tener orgasmo total, es tuyo por derecho. El poder de estar sintonizado/a con el rimo de la vida, sus olas y ciclos, es tuyo por derecho. Este es el poder de tu ser, la presencia y el carisma que todos deseamos tanto.
Cuando liberas el cuerpo para recibir el poder de ser, empiezan a fluir todo tipo de sentimientos: sentimientos antiguos, nuevos, sombríos y luminosos. Estar vivo/a es peligroso. Significa sentir, sentir cosas que tal vez no deseas sentir, o tener

Esta selección de ritmos está pensada para la práctica de los RITMOS SAGRADOS que Gabrielle Roth explica en su libro “Mapas para el extasis.”

Tenemos que dejar aflorar las emociones, llegar a conocerlas y apropiárnoslas: hacerlas fluir en nuestra vida de modo que temamos lo que realmente nos amenaza, nos enfade lo que invade nuestra integridad, lloremos cuando sintamos dolor o pena, sonriamos cuando todo va bien, y nos importen las verdaderas necesidades de los demás. Cuando comienza a ocurrir todo esto empezamos a saber algo de lo que es el amor. El amor es energía emocional fluyendo correctamente. Es toda la gama de emociones expresadas de modo apropiado, en el momento, sincera, francamente. Un amante es un niño adulto.

Este libro es en sí un viaje, una iniciación. Te llama a descubrir y explorar tu poder creativo para transformarte. No exige salir a comprar plumas, o ni siquiera tocar un tambor. Pero sí te exige escuchar el ritmo de tu corazón, encontrar tu ritmo, cantar tus blues, escribir tu historia, representar tus fantasías y ver tus visiones. Es una oportunidad para liberar tu cuerpo, expresar tu corazón, vaciar tu mente, despertar tu alma y encarnar a tu espíritu.


Gabrielle Roth, artista, directora de teatro, filósofa, escritora y chamana “urbana”, es la creadora de una técnica que invita a dejar salir al artista que todos llevamos dentro, a darle espacio a través del movimiento. Vive en Nueva York, donde imparte talleres y da clases de teatro experimental. Publicado hace casi tres décadas, Mapas para el éxtasis ha hecho de ella una celebridad en todo el mundo.

gabrielle-rothGabrielle Roth fallece el 22 de octubre del 2012.

Tras de sí deja toda una vida de dedicada a sanar la desconexión que se ha producido durante muchos tiempo en el ser humano entre el espíritu y el cuerpo. Una práctica poderosa que sigue creciendo y extendiéndose por el mundo y un sucesor, su hijo, Jonathan Horan nacido y  criado en el seno de los 5 Ritmos. Además  una comunidad de millones de personas que sienten un profundo agradecimiento por el gran aporte que ella y su práctica ha significado en su vidas.

Anuncios

Un comentario en “Mapas para el éxtasis – Gabrielle Roth

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s