Maureen Murdock – El viaje heroico de la mujer

mariposas

La aventura heroica no consiste en lograr el poder sobre el otro, en la conquista y la dominación; es una búsqueda del equilibrio en nuestra vida, a través del matrimonio de los aspectos femenino y masculino de nuestra naturaleza.
La heroína de nuestro tiempo tiene que enfrentarse con su miedo a reivindicar su naturaleza femenina, su poder personal, su capacidad de sentir, sanar, crear y cambiar las estructuras sociales y dar forma a su futuro. Nos trae sabiduría sobre la interconexión con todas las especies; nos enseña a vivir juntos en este vaso global y nos ayuda a reivindicar lo femenino en nuestras vidas. Lo anhelamos…

Esta guía práctica está diseñada para guiar conscientemente a la lectora a través de las diferentes etapas de su búsqueda, y se basa en los talleres que Maureen Murdock ha dirigido durante más de veinte años y en los que ha trabajado con mujeres de todas las edades.

maureen-murdock-el-viaje-heroico-de-la-mujer
EL VIAJE HERÓICO DE LA MUJER es un mapa que ilustra las etapas arquetípicas de esta búsqueda de toda mujer.

A lo largo de la obra se explora cada etapa del camino y se examinan mitos y leyendas que arrojan luz sobre las siguientes experiencias arquetípicas:

– El alejamiento de lo femenino: cuando la mujer busca su identidad dentro de la cultura y el mundo masculinos.
– Las pruebas del camino: donde enfrenta los mitos de la inferioridad femenina, la dependencia y el amor romántico.
– La aridez espiritual: cuando aflora el sentimiento de haberse extraviado en su lucha en pos del éxito.
– La iniciación y el descenso: un periodo de inmersión en su interior en busca de sus pedazos perdidos.
– El anhelo de reconectar con lo femenino: un proceso de reconciliación con su cuerpo y su sexualidad.
– La sanación de la ruptura madre-hija: el reencuentro con la naturaleza profunda de lo femenino.
– La sanación de lo masculino: cuando la mujer integra las partes heridas de su masculino interno.
– El matrimonio sagrado: un proceso que ocurre a medida que aprende a integrar y equilibrar todos los aspectos de sí misma.

Una manera de comprender nuestros orígenes, quiénes somos, adónde pertenecemos y cuál es el significado de nuestras vidas es contemplar nuestra historia personal como una búsqueda mítica, una búsqueda que tiene por meta el retorno a nuestras fuentes, a nuestro más genuino origen.

Contemplar el conjunto de nuestras vidas como un camino que tiene un propósito nos ayuda a comprender en qué recodo nos hayamos en el presente y adónde nos encaminamos, brindándonos más y mejores oportunidades de comprendernos y de reconciliarnos con nuestras vidas.


Extracto:

Si tu madre nunca te ha consolado, con toda probabilidad te será difícil encontrar un verdadero consuelo para el corazón en las relaciones que establezcas con otras personas. Tu labor será crear ese sentido de consuelo para el corazón dentro de ti misma.

Si tu madre nunca se ha compadecido de ti, con toda probabilidad tendrás poca paciencia con tus propios fallos humanos, así como con los de los demás. Tu labor será observar a alguien que practique la compasión, y practicarla tú misma.
Si tu madre silenciaba tu creatividad, tu labor será dar voz a cada impulso creativo que se presente. Pinta,escribe poesía, toca el tambor, cuida las plantas, cocina y baila.

Si tu madre despreciaba o rechazaba su propio cuerpo como mujer, tu labor es abrazar y honrar a tu cuerpo y a tu sexualidad.
Si te sentías abandonada por tu madre por la razón que fuera, incluyendo la depresión o el alcoholismo, tu labor será escuchar a tus sentimientos y nunca abandonarte tú misma.

Si tienes alguna cuestión sin resolver con tu madre y ésta ha muerto o ha quedado emocionalmente incapacitada, puedes escribirle una carta (que guardarás tú o te enviarás a ti misma) en la que expreses tu pena y tu enfado por no tener una madre nutridora, y dile que has llegado a aceptarla y comprenderla como tal y como era. Entonces podrás sentirte agradecida por su presencia en tu vida.

Todas nosotras llevamos encima el peso de nuestra madre por lo que es necesario sanar la ruptura madre/hija tanto si tu madre está viva como si no, para así poder sanar la profunda herida de tu naturaleza femenina. …

Cuando dejes buscar la sanación en una fuente externa a ti, podrás:
-Empezar a cultivar tu propia y única sensibilidad femenina, dejando un lugar para escuchar tus sentimientos y responderles.
-Escuchar a tu cuerpo y respetar sus límites.
-Escuchar a tu intuición y no dejarla atrás.
-Escuchar la voz de tu creatividad y respetar cada uno de los aspectos de ti misma que quieran expresarse en cada momento…

descarga

FUENTE : Maureen Murdock – El viaje heroico de la mujer – Editorial: GAIA, 1999

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s