El Conejo de la Luna (Leyenda Japonesa)

El conejo de la luna (Tsuki no Usagi), es un elemento de la tradición japonesa inscrito en las leyendas populares. Los japoneses ven en la superficie de luna la imagen de un conejo machacando arroz con un martillo para preparar mochi. El mochi es un pastelito japonés hecho de arroz glutinoso molido en una pasta y después moldeado.

Mochi 餅 es un pastel de arroz japonés hecho de mochigome, un pequeño grano japonés de arroz glutinoso.

La leyenda japonesa nos cuenta que un viejo peregrino encontró un día un mono, un zorro y un conejo (en otras versiones, el mono es un oso). El hombre, de avanzada edad, se encontraba agotado por su viaje, lo cual le llevó a pedir a los tres animales que le consiguiesen algo de comida. El mono se subió a un árbol y recogió jugosas frutas, el zorro con su gran habilidad para cazar atrapó un ave y el conejo, con gran pesar, volvió con las manos vacías.

 Al ver al viejo con la cara triste y cansada, se sintió culpable. Entonces recogió ramas y hojas secas, encendió una fogata y se lanzó dentro para ofrecerse a sí mismo como alimento
Al ver esto el viejo vagabundo, conmovido ante el trágico sacrificio del pobre animal, experimentó un profundo dolor, y lloró copiosamente mirando al cielo. Luego, golpeando el suelo con su bastón exclamó:
– Todos merecéis mis alabanzas, pues habéis sido buenos y valientes. No hay ni vencedores ni vencidos, pero la prueba de AMOR del conejo ha sido excepcional.

El viejo, entonces, reveló su verdadera identidad: era una deidad de gran poder que recogió los restos del conejo y los enterró en la luna como monumento a su gesto de solidaridad.

Ésta es una historia de sacrificio y entrega que forma parte de la cultura japonesa. Como nota curiosa, después de narrarla suele explicarse, principalmente a los niños, que los conejos saltan tratando de alcanzar a su héroe que descansa en la luna.

Sailor Moon es un manga, perteneciente al género shôjo, creado por Naoko Takeuchi en 1992

En muchas series de dibujos se aprecia la inclusión del conejo en referencia a la propia tradición japonesa. El ejemplo más notorio de ello es Sailor Moon, con el nombre de la protagonista, Usagi Tsukino (literalmente “conejo de la luna”). La historia del conejo también se observa en Saint Seiya (Caballeros del Zodiaco), donde es relatada por Shiryu. Igualmente, en Dragon Ball incluyen ese elemento, siendo Goku en esa ocasión quien se encarga de llevar el conejo a luna, o en Doraemon, donde éste lleva a todos los niños a la luna a probar un pastel de arroz hecho por el conejo.

EL DIOS LUNAR  Y LA DIOSA SOLAR EN LA MITOLOGÍA JAPONESA

Tsukiyomi, es el dios de la luna en la religión shintoísta y la mitología japonesa. El nombre Tsukuyomi es una combinación de las palabras japonesas “luna” (tsuki) y “lectura” (yomu). Otra interpretación es que el nombre combina las palabras “noche de luna” (“Tsukiyo”) y el verbo “mirar” (“miru”).  Su hermana, Amaterasu, es la diosa solar.

En Japón, la diosa Amaterasu es adorada como la deidad madre de la Casa Imperial y como la deidad suprema de la nación japonesa. El Gran Santuario de Ise se ha creado para Amaterasu. Si nos fijamos en el interior del gran santuario de Ise, cerca de la entrada se encuentran los caballos dedicado a la diosa Amaterasu. Estos caballos no son ordinarios, sino que son los caballos que la Casa Imperial japonesa dedicó a la diosa del sol. Los caballos son vestidos y llevados a un lugar santo del santuario de tres veces al mes e inclinan la cabeza hacia Amaterasu.

Anuncios

Un comentario en “El Conejo de la Luna (Leyenda Japonesa)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s