La hora mágica del Crepúsculo

Existen en nuestro mundo muchas maravillas que en ocasiones pasan desapercibidas. Una de ellas es un regalo que la Madre Tierra nos da día a día, ese espectáculo que ofrece con cada Crepúsculo.

Hemos perdido aun este crepúsculo.
Nadie nos vio esta tarde con las manos unidas
mientras la noche azul caía sobre el mundo.

Pablo Neruda.

21480_n
La magia hipnótica del amanecer y puesta de Sol

Se llama crepúsculo a cierto intervalo antes de la salida o después de la puesta del Sol, durante el cual el cielo se presenta iluminado. El color rojo se debe a la dispersión de la luz producida por la atmósfera. Los colores violeta, azul, etc., son dispersados con mayor eficiencia, y casi no llegan al observador. El enrojecimiento es notorio en las horas del crepúsculo, porque la luz recorre mayores distancias dentro de la atmósfera.

El crepúsculo se produce porque la luz del Sol ilumina las capas altas de la atmósfera. La luz se difunde en todas direcciones por las moléculas del aire, llega al observador e ilumina todo su entorno. Son las horas   cuando los Elementales están mas activos, pues es el momento en que la energía ctónica es mas accesible y manejable. La Tierra  nutre de energía a todos sus hijos con esta energía vital,   especialmente en estas horas y no es negada a nadie..

Y es que la magia que se refleja en el cielo al momento de admirarla, deja una huella energética tan profunda en nuestro ser que, si sabemos sentirla y dirigirla hacia lo que más necesitemos, estaremos creando un enorme bienestar a nuestro alrededor.

Atardecer pareja niños


El elemento crucial en la magia blanca es el plano energético de la luz, sea solar o lunar. Por ello debemos esforzarnos en conocer cómo se comporta y qué factores influyen en ella. En el caso de la luz solar, ésta cambia durante el día debido a la variación de la elevación en la que se encuentra el sol, pudiendo distinguir las siguientes fases: crepúsculos, horas mágicas, día y noche. Conocer las fases en que puede dividirse el día según la elevación en la que esté el sol, nos permitirá tener una idea de qué tipo de magia  podremos practicar.

El Sol emite una energía masculina sencilla, directa, cálida y si se lo quiere decir así con una sensación dorada. A diferencia de la plateada Luna, el Sol atraviesa diferentes fases cada día, brindando al practicante oportunidades ilimitadas para hechizos inmediatos. La amplia gama de propiedades de la energía del sol puede propulsar casi cualquier obra mágica. La energía del Sol es muy poderosa, por lo que hay que respetar ciertos momentos del día para que la energía recibida sea la correcta, de lo contrario podríamos incinerar nuestro deseo o no llegar con la fuerza suficiente como para que se cumpla.   La energía solar se filtra a través de la Luna, en las horas  en que ambos astros se abrazan: el crepúsculo. Esta es la hora mas segura para rituales donde queremos reforzar la proyección de nuestros deseos. El brillo del Sol es extraordinario, por lo que un pequeñito casquete de su esfera que se asome sobre el horizonte, es suficiente para iluminar la región desde donde lo vemos y también nuestros anhelos de amor, abundancia, salud…

El Crepúsculo mágico en ese preciso instante, cuando se siente el poder de la magia que emite el movimiento de energía vital que liberamos con nuestra propia fuerza energética, estallando en luces que iluminan de esperanza la oscuridad que nos rodea, la falta de fe en nosotros mismos y en nuestros propios sentimientos que son los que mueven nuestro Cosmos. Cuando la energía vital entra en movimiento se generan acontecimientos deseados ya que somos todos pura energía y no podemos estar inactivos. De esta forma, resurgen las luces de esperanza y nos hace sentirnos fuertes para conseguir nuestros deseos de amor, salud, abundancia, riqueza…

A modo de resumen, éstas son las fases de luz en que puede dividirse un día según la elevación del sol. 

  • Noche (inferior a -18°)
  • Crepúsculos de mañana (de -18° a 0°)
    • Crepúsculo astronómico (de -18° a -12°)
    • Crepúsculo náutico (de -12° a -6°)
    • Crepúsculo civil (de -6° a 0°)
  • Horas mágicas de mañana
    • Hora azul (de -6° a -4°)
    • Hora dorada (de -4° a 6°)
  • Día (superior a 6°)
  • Horas mágicas de tarde
    • Hora dorada (de 6° a -4°)
    • Hora azul (de -4° a -6°)
  • Crepúsculos de tarde (de 0° a -18°)
    • Crepúsculo civil (de 0° a -6°)
    • Crepúsculo náutico (de -6° a -12°)
    • Crepúsculo astronómico (de -12° a -18°)
  • Noche (inferior a -18°)

Crepúsculo Civil (Ocaso Civil al atardecer)

  • Vespertino: desde la puesta del Sol hasta que su altura es -6º (6 grados por debajo del horizonte).
  • Matutino: desde que el Sol tiene una altura de -6º y la salida del astro.

Típicamente, es el intervalo habitual en que, con el Sol bajo el horizonte, en las ciudades no se requiere iluminación artificial.  Este período de tiempo tiene una duración promedio de unos 30 minutos, pero puede ser más largo o más corto, dependiendo de la época del año y de la posición del observador en el globo terrestre (latitud).

Con el Sol a -6º, se ven con cierta facilidad las estrellas de primera magnitud y los planetas que pudieran estar sobre el horizonte. Aparece Venus , el planeta más brillante como se observa desde la Tierra,, se conoce como la “estrella de la mañana” o “estrella de la tarde”, debido a su visibilidad durante el crepúsculo civil. Venus esta relacionado con la magia amorosa, por lo que este momento es el mas propicio para este tipo de rituales.

Las horas mágicas

220sintra
Playa en Sintra, Portugal durante la hora azul.

 Las horas mágicas son un concepto más difuso y no tan matemático como los diferentes crepúsculos, ya que no tienen una definición exacta. De hecho, tanto la hora dorada como la hora azul se solapan con el crepúsculo civil. El tiempo se considera especial debido a la calidad de la luz en esta hora del día. Las horas mágicas – hora dorada y hora azul – son consideradas, sobre todo por los fotógrafos de naturaleza, como las mejores horas para realizar fotografías. Se trata de un momento durante el cual la luz es muy suave, muy difusa y con poca intensidad. Son las horas mas adecuadas para conectar con los elementos y los elementales.

Durante el crepúsculo civil, los colores del cielo cambian rápidamente hacia el azul y hay que adaptarse a las condiciones con rapidez.

La hora dorada es el periodo de tiempo en que la luz coge tonos rojizos, naranjas, amarillos o, como su propio nombre indica, tonos dorados, teniendo una temperatura de color cálida. Sigue siendo una luz suave, difusa y con poco contraste, al estar el sol a baja altura. Por el tipo de luz que existe durante este periodo de tiempo, al no producirse fuertes sombras ni altas luces, es ideal para fotografía de paisaje. Esta relacionada  con los elementales del Fuego y de la Tierra. Momento ideal para rituales de quemas.

La hora azul, se caracteriza por una luz azulada y fría, es fácilmente reconocible sobre todo en días nubosos porque el cielo plano nublado comienza a teñirse de azul. La hora azul proviene de la expresión francesa L’Heure Bleue. Esta relacionada con los elementales del Agua y del Aire. Momento ideal para rituales de agua, baños, limpias, riegos y vaporizaciones.

La hora azul de la tarde coincide con la parte final del crepúsculo civil y ocurre justo después de la hora dorada. En cambio, la hora azul de la mañana coincide con la parte inicial del crepúsculo civil, ocurriendo justo antes de la hora dorada.

9008
Durante el crepúsculo náutico, el horizonte es claramente visible, pero la iluminación artificial debe ser utilizado para ver objetos terrestres con claridad.

Crepúsculo Naútico (Ocaso Naútico al atardecer).

  • Vespertino: desde la puesta del Sol hasta que su altura es -12º.
  • Matutino: desde que el Sol tiene una altura de -12º hasta la salida.

Con el Sol a -12º se pueden ver con cierta facilidad las estrellas náuticas de primera y segunda magnitud, y son fáciles de reconocer las principales constelaciones. La importancia de los astros para los marinos, radica en que en el pasado se usaban para determinar la posición de la embarcación, midiendo la altura de las estrellas con un sextante. Además cuando el Sol está a 12º por debajo del horizonte, es el límite aproximado de luz que permite ver la línea del horizonte marítimo.

Crepúsculo Astronómico (Ocaso Astronómico si es atardeciendo).

  • Vespertino: desde la puesta del Sol hasta que su altura es -18º.
  • Matutino: desde que el Sol tiene una altura de -18º hasta la salida.

Con el Sol a -18º de altura, se pueden detectar a simple vista las estrellas de sexta magnitud. Se toma una altura aún inferior a los otros crepúsculos (-18º), para garantizar que la luz del Sol no interfiera con las observaciones astronómicas.  Es ese momento en que no es totalmente de noche, pero desde luego tampoco de día. Durante los días de luna nueva y los días cercanos a éste, el crepúsculo astronómico cobra especial importancia. Cuando éste finaliza (durante el anochecer) se tiene oscuridad total, siempre y cuando se tenga la suerte de no tener contaminación lumínica. Es el momento ideal para empezar a fotografiar u observar todo tipo de objetos astronómicos, ya sean planetas, galaxias (como la nuestra, la Vía Láctea), nebulosas, etc.

La duración del crepúsculo, cualquiera sea, depende del día del año y de la latitud del observador. Para un observador situado en el ecuador, la duración es casi la misma en todo el año. Si el observador se encuentra en un polo terrestre, el cálculo de la duración deberá tener en cuenta que el día y la noche duran 6 meses aproximadamente. Para latitudes intermedias, un valor típico de la duración del crepúsculo civil es de media hora.

Las horas de luz diurna son las horas entre que termina la hora dorada de la mañana y empieza la hora dorada de la tarde, es decir, cuando el sol tiene una elevación superior a 6°.

La horas nocturnas es el periodo de tiempo entre que termina el crepúsculo astronómico y empieza el siguiente, esto es cuando el centro del sol tiene una elevación menor a -18°. Hay ausencia total de luz solar, aunque los días de luna, ésta nos seguirá iluminando el paisaje.

Cuando empiezas a querer afinar con la energia ctónica o vital de la Madre Tierra, las horas mágicas (la hora azul y la hora dorada), los diferentes crepúsculos y ocasos son importantes. Los conceptos pueden ser liosos. Espero haberlos aclarado para que puedas identificarlos, y lo mejor de todo, sentirlos  y a partir de ahora mires el cielo con ojos mágicos.  Pongamos a nuestro servicio esta maravillosa magia blanca que reside en la naturaleza aprendiendo a dirigir esa energía que se nos entrega cada día como el mejor de los regalos.

crepc3basculo

LA MUJER DEL CREPÚSCULO

ORACIÓN Y CANTO

Guardiana de los sueños del mañana,
Madre de la noche poblada de estrellas,
Muéstrame cómo vivir mi verdad
Y llevar mis sueños a la luz.

Enséñame cómo utilizar mi voluntad,
Viviendo la verdad de mi interior,
Descubriendo todas las partes de mi
Donde luz y sombra se armonizan.

Déjame cantar la canción del futuro
Que atañe a todo lo que será,
Sosteniendo las leyes naturales,
Para las criaturas, piedras y árboles.

Madre, te veo en el atardecer
Y te oigo en la lluvia.
Me muestras el conocimiento interno
Mediante los dulces estribillos de tu corazón.

-Jamie Sams
The 13 Original Clan Mothers.
Editorial Harper Collins

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s