El Santuario Exterior, un Jardín Sagrado

14947779_361482724202622_3557741358645730821_n
Mi altar a la Virgen Blanca, la Blanca Paloma en el Santuario Exterior de mi Jardín Sagrado.

Acércate a la naturaleza. Acerca la Madre Tierra a tu hogar. Aunque vivas en un piso siempre puedes crear un pequeño santuario que represente  la imagen del Paraíso, donde conectar con la energía de Gaia .  La energía de la Abuela Luna y la Madre Tierra equilibran tu naturaleza emocional pero necesitan de un ambiente de paz y equilibrio para desarrollarla.

Crea tu propio  jardín sagrado donde puedes mantener a diario unos hábitos de protección y purificación  a través de energía de  la Madre Tierra (Magia Verde) y la Abuela Luna (Magia Lunar). Ten algún lugar privado de descanso a cielo abierto, donde aprendes a relajarte y a meditar, donde buscar la paz interior y tendrás la verdadera seguridad que necesita tu YO Superior para sentirse bien.

“Todo cuanto hagamos en nuestra vida es un ritual y tiene un simbolismo muy personal y cada uno le da el valor que tiene en su corazón, por ello es importante saber sumergirse en las profundidades de nuestro propio universo, conocerlo, comprenderlo, amarlo, aceptarlo, respetarlo, para así sanarlo y entrar en armonía con cada elemento…”

En nuestro mundo, la abuela Luna ilumina el cielo de la noche y coordina los ciclos de la vida de todas las cosas vivas, para que la vida continúe en esta Tierra. Ella es la medida de los ciclos temporales y de las conexiones e influencias celestes y terrestres. Es un instrumento de Dios y sigue las instrucciones del Creador.  Encuéntrate con Ella, busca su guía y su consejo, envuelta en perfume  de las aromáticas de tu jardín puedes abrirte al Amor, sanando viejas heridas y encontrando respuestas a tus preguntas

Un jardín es un espacio compuesto de seres vivos, se necesita responsabilidad, tolerancia, constancia y colaboración para mantenerlo sano, cuyo pago es sustancioso al generar belleza, espacio de esparcimiento, contemplación y templanza.

Crea en tu hogar  un espacio sagrado. Cada día al atardecer -anochecer ve un ratito a tu santuario exterior, situado en el jardín,   para despedir la energía del padre sol , y saludar la energía de la abuela luna.  Estas agradecida y manifiestas un profundo reconocimiento a la madre naturaleza . El objetivo es purificar la mente  en el exterior antes de entrar en casa a descansar. El santuario de nuestro jardín es el lugar ideal para realizar las quemas de meditación y proyección energética.

El espacio Sagrado es un entorno que creamos, espiritual y energético, donde todo lo que hagamos dentro de este espacio se beneficia de la luz del espíritu y la ayuda y asistencia de los ancestros. Este espacio no sólo nos reconforta por el mero hecho de estar en él, sino que es un puente entre el mundo espiritual y el físico, los ancestros pueden ayudarnos mejor, interactuar sin dificultades al contener el espacio sagrado la energía suficiente para permitir la inspiración, comunicación, y trabajo que se vaya a realizar. Es decir, en este espacio confluyen las energías espirituales y de la Madre Tierra. Ahí donde se crea el espacio sagrado sólo hay luz, es todo luz.

¿COMO CREARLO?

Un jardín cuidado  es un gran campo de energía vital que nos pertenece.  Los elementales que la protegen, nos la entregan generosamente cuando la necesitamos  Si físicamente pudiéramos ver ésta energía, la veríamos como vibraciones de luz   que vienen a nosotros y nos envuelven, nos abrazan.  Es el Amor que irradia nuestro  jardín. Respiramos en esta luz y la absorbe nuestro YO Superior.

La Madre Tierra nos habla, pero absortos en las voces mundanas, pocos la escuchan. Nuestro jardín es un Santuario de la Madre Tierra, donde ella es la maestra.  El jardín es el aula, nosotros somos los alumnos.  Las actividades que realizamos en el Santuario Exterior nos conectan totalmente con  la energía ctónica  y poco, a poco  tendremos conciencia de una mayor conexión con la magia de la naturaleza.

Para empezar podemos disponer de tres plantas en el jardín, terraza o balcón  en macetas o tres plantas directamente en el suelo.

  • La planta  Doncella esta representada por plantas jóvenes de floración de temporada, como el rosal, el jazmín. la margarita, geranios, claveles, verbenas, alegrías, begonias, fucsias, etc…
  • La  planta Madre debe ser un frutal, un  cítrico (naranjo o limonero), un manzano, un peral, una parra,  o un granado pequeño, ya que la granada es el símbolo frutal de la Virgen Maria, el último avatar de la Gran Madre.
  • La planta Anciana, es un arbusto aromático de gran poder, generalmente el laurel. El laurel plantado el Santuario Exterior es un árbol noble y protector, de mucha energía que atrae suerte, éxito y realización material y espiritual . Pero también puede ser  romero, tomillo, salvia, ruda, lavanda, incienso, etc…

El áloe vera y el  árbol de jade, son plantas que pueden ser una alternativa única si falta espacio en la terraza o balcón. El clavel de aire es ideal para un balcón y bloquea las envidias de vecinos.

Finalmente colocar el símbolo de la Madre Tierra, la espiral , la forma geométrica  creadora de la Madre Naturaleza. Puede ser  una concha o una caracola (esta ultima ademas  es el símbolo de la abundancia). Quizás puedas disponer de un tocón , una rodaja de un árbol que haga además de mesita (anillos de crecimiento visibles) para las quemas o una piedra natural donde se puede labrar la espiral con paciencia.

espiral-720x340

Todo es  creatividad personal y adecuarse al espació según la necesidad o las posibilidades.  Mas plantas como el clavel de aire (elemento aire) , un acuario (elemento agua) , focos de luz solar (elemento fuego) , una mesa, una silla, cojines…  hasta convertirlo en un pequeño paraíso privado donde entrar en armonía con la Madre Naturaleza y los elementos.

MI JARDÍN SAGRADO ES… MI JARDÍN DEL SILENCIO…
UN LUGAR EN DONDE HOY EN DÍA EN MI VIDA ¡SOLO OCURREN LOS MILAGROS!

De la tierra, el silencio; al aire, la idea; el ciclo continúa. La vida sigue gracias a la observación y contemplación de la naturaleza porque nos permite aprender para seguir creando, manifestando, ideando. En las horas de silencio y meditación en la intimidad de nuestro santuario, eliminamos las toxinas que intoxican nuestras vida y recuperamos la energía vital. Es el silencio lo que te permite aclarar las ideas, proponerte metas, armar estrategias para el buen desempeño de las labores de trabajo, de tu vida privada y de todas las cosas que quieras lograr. El hecho de poder  introducirse en el silencio de  la naturaleza ya es un síntoma de vitalidad.

Las antiguas tradiciones siguen siendo fuente de sabiduría y remedios ancestrales para poder ayudarte en tiempos difíciles.

¡DESCUBRE EL PODER DE NUESTRA MADRE TIERRA!

Síguenos en Facebook

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s