LA LAGUNA INTERIOR

moonfalls

El AGUA cae del cielo, penetra en la tierra y reaparece en la superficie bajo la forma de fuentes, arroyos, ríos, que desembocan en mares y océanos. Es fuente de vida. Es libertad y fluidez. Sin ataduras.

“Vacía tu mente, se amorfo, moldeable, como el agua. Si pones agua en una taza, se convierte en la taza, si pones agua en una botella se convierte en la botella, si la pones en una tetera se convierte en la tetera. El agua puede fluir o puede aplastar. Se como el agua. Amigo mío, el agua que corre nunca se estanca, así es que hay que seguir fluyendo”. — Bruce Lee

El agua fluye: nunca opone resistencia. Bordea, se sumerge, se eleva majestuosa formando crestas en las olas. Ya sea líquida, sólida, gaseosa, su esencia es siempre pura; hasta cuando se evapora desde la ciénaga más hedionda… El agua no teme ser: desconoce el miedo… Su acción, simple y paciente, es capaz de desgastar desde las más altas montañas hasta las más remotas profundidades de los océanos.

Cuando conectamos con el Elemento Agua, en nuestro interior estamos activando un lago mágico  al cual acudir a pedir deseos, hacer consultas, pedir orientación mágica y espiritual y también sanación energética y espiritual.  Al observar nuestro reflejo nos enfrentamos a los monstruos que duermen bajo el agua, en el Yo inconsciente, nuestras emociones mas ocultas se nos hacen evidentes.

Somos 70 % agua, nuestra esencia es agua, y el elemento Agua nos habla y nos conecta con esa esencia. Con nuestras grandes cuestiones existenciales: ¿Cual es mi misión en esta vida? Cuál es mi propósito? ¿Para que estoy aquí?”

El elemento Agua nos conecta con nuestro derecho primario y fundamental de vivir esta vida. Nos conecta con el derecho y el pacto que hicimos al nacer. Elegimos nacer y vivir esta vida.


Conocer cualquier elemento es conocer sus cualidades

El agua es el principio femenino universal, de las emociones del inconsciente, de todas las sustancias, el agua es el de más completa interpretación.  Su valor es irreemplazable. Trabajar con el agua es atrever a sumergirnos y descubrir lo que hay en el fondo de nuestro corazón. Es dejarnos llevar por la intuición y percibir los sutiles cambios de la naturaleza.

El elemento agua representa la materia en forma de fluidos y el principio de cohesión de la física. Es mutable, maleable, vulnerable, inestable y fluido. Tiene características femeninas, ya que es húmedo y otorga vida, es receptivo, frio y pasivo. Es el elemento de la curación y del amor, purifica, limpia, contiene.

El Agua como Elemento, conlleva lo lógico y lo racional frente al universo de lo resentido, de las emociones, de las sensaciones y del instinto. El Agua nos conecta sobre todo con el plano de los sentimientos, las emociones, el amor, los sueños, el inconsciente y el poder de la intuición.  El elemento agua está relacionado con la inspiración espiritual, con la meditación, los estados de trance y la imaginación creativa.

El Agua es la protectora del cuerpo. Lo provee de su alimento más básico. También lo protege  del movimiento del elemento aire y el calor del elemento fuego. El agua como elemento tiene cualidades que el hombre debe imitar es imprevisible, creativa e inesperada. Es pleomórfica, es decir posea la facultad de adaptarse a cualquier forma sin perder su característica fundamental.

Es importante tomar las cualidades del agua cuando uno se siente demasiado caliente, sin conexión a tierra, demacrado, deshidratado, áspero, carente de autoestima, obstruido e inmóvil, irritable con una lengua afilada, transparente y vulnerable o si el corazón se ha vuelto demasiado duro. Sumergirse en la Laguna Interior. Entrar en el elemento agua alivia todo el dolor y la inflamación en el cuerpo.

Cuando estamos en determinados lugares muy concurridos o simplemente muy cargados energéticamente suelen presentarse desarmonías en nuestro cuerpo físico, emocional o mental. Lo mejor que podemos hacer es descargar la electricidad excedente para volver a estar en sintonía con la paz y la armonía. Una manera muy rapida de lograrlo es visualizar el elemento agua entrando en contacto con nuestro cuerpo, sumergirnos en nuestra laguna interior o simplemente colocandonos bajo una cascada y dejar que el agua arrastre a la tierra nuestra energía oscura , recuperando la luminosidad.

El flujo de energía es vital para sentirnos vivos, y el agua lo demuestra en su versatilidad, flexibilidad y fortaleza. Imitando al elemento Agua en su comportamiento, fluiremos de manera continua con el fin de mover energía en el cuerpo físico y energético. Nos permitirá remover bloqueos energéticos, y conectarnos con el sentimiento de libertad y desapego. Con el fin de conectar energías, esta práctica realizada de manera repetitiva nos traerá muchos beneficios en el día día. Como dicen los sabios...”la base del sufrimiento es el apego”, y aquí tenemos la práctica ideal para la liberación del espíritu libre. Somos Agua.


La Visualización Creativa de “La Laguna Interior”

Como empezar a conectar con la Laguna Interior, nuestro propio elemento Agua:

Una de las formas más fáciles es crear un espacio interior apoyándonos en el agua y la memoria positiva que la mayoria de seres humanos tenemos de este elemento vital, desde el momento mismo en que estábamos flotando las aguas interiores de nuestra madre.

1. Debes sentarte cómodamente y relájarte  o bien recuéstate en el piso o en una cama (también se puede realizar esta armonización en la bañera). Cierra los ojos, y relaja todo el cuerpo. Al empezar las primeras conexiones, ayuda poner los pies en un barreño con agua natural . También puedes sujetar un vaso de agua lleno hasta la mitad cuenta hasta 20 siendo consciente de que es lo que llevas en la mano y creando una conexión con este. Si es menester puedes sumergir los dedos en el vaso y señalar el segundo, quinto y sexto chakra, los más íntimamente relacionados con este elemento. A medida que se practica este ejercicio la conexión con el elemento agua es mas fácil e inmediata, sin necesidad de utensilios de conexión. Ya no necesitaras un espacio ni una postura concreta.

2. Visualizate abriendo una puerta , entrando en un nuevo espacio de su mente. Imagine que camina dirigiéndose al agua. Mira al suelo, arena, cesped, flores… mientras avanza. Siente el suelo bajo sus pies descalzos y escucha el ruido del agua que penetra lenta y profundamente en su ser. Sienta la  brisa ligera a través del aire que te trae el olor del  paisaje, la tierra húmeda  y el roció de la hierba. ¿Qué ves? ¿Cómo influye el agua en las cosas que ves?

3. Has llegado a la orilla de la laguna. Entre en el agua despacio, paso a paso, sumérjase sin miedo. Toma conciencia de que el tiempo cronológico ha dejado de transcurrir; se siente fuera de el, flotando en las aguas calmas y templadas.  Pero no importa si está en calma o embravecida, deja que tu mente escoja por si misma desvelando tu estado anímico

Puedes nadar en el agua, manteniéndose a flote observando el paisaje de su jardín privado: los colores, las flores, los pájaros, los peces, las mariposas… los arboles, la hierba, las piedras , una cascada…. También puedes disfrutar de una agradable y purificadora lluvia sobre su piel . En el transcurso de la meditación permite que vaya cambiando de forma e incluso color.

Observa desde el agua la existencia del paisaje que su mente va creando  para tu placer. Arboles, flores,  rocas, una cascada, el cielo… la luz del sol… El agua clara, transparente, peces, pajaros, abejas, mariposas , un espacio amoroso que te pertenece

4. Especialmente “siente” el agua , “escucha” el agua y “huele” el agua, como si estuviera realmente allí. Siente como fluye y como entra por el vientre, cabeza y pies. Estos serán los canales por los que el agua fluirá desde el interior hasta el exterior. Déjate mecer por las suaves olas, sintiéndote liviano y sereno. Relájate porque nadie mas puede entrar en este paisaje interior  sin su permiso.

5. Podemos mantenernos en esta meditación entre 10 y 15 minutos. Hay que salir como  se ha entrado, cerrando la puerta de este  jardín, del Edén , este paraíso privado, hasta la próxima vez. Muy suavemente abrir los ojos.

Puedes permanecer en este estado mientras te parezca placentero e interesante, ya sea durante cinco minutos o durante media hora. Repítelo cada día o tan a menudo como puedas. El agua limpia, el agua permite y deja fluir, limpia y repara. Tampoco puede detenerse, solo se puede encauzar. Pura energía para canalizar.

La visualización creativa es  una forma natural de utilizar el poder de los pensamientos, que son capaces de atraer  convertir la imaginación en realidad; es una forma de moldear tu mundo ideal. En la Laguna Interior se produce una armonización total del cuerpo, mente y espíritu a través del elemento Agua que  aporta diferentes bendiciones

  • Limpieza energética del cuerpo físico y etérico.
  • Sanación energética del campo mental y emocional
  • Eliminación de bloqueos y cortes energéticos
  • Calma e inhibición dolores, crónicos y agudos. Tensiones musculares y nerviosas (contracciones, mialgias…)
  • Aumenta la vitalidad
  • Disminuye  el nerviosismo y ansiedad.
  • Ayuda a controlar  los estados de perturbación emocional, el insomnio y estrés en sus varias manifestaciones

Este ejercicio con el elemento agua puede  mantenernos frescos si las circunstancias lo requieren. O recuperamos la calidez del cuerpo en momentos de frialdad descontrolada. También  relaja nuestras tensiones interiores, alivia  el estrés emocional y calma el dolor físico. Los lamas tibetanos usan la meditación  con el elemento agua para mantener su temperatura corporal cuando permanecen estaticos,

Como habrás comprobado, el proceso básico es relativamente sencillo. Sin embargo, para llevarlo a cabo de un modo verdaderamente eficaz es preciso, por lo general, una  práctica regular y poder de captación de las sensaciones emocionales positivas del elemento agua sobre nuestro cuerpo. Todo es cuestión de practica. Cuando hacemos de la visualización de la Laguna Interior un hábito, podemos sentir la magia y pasan cosas sorprendentes. Experimentarás lo que tengas que experimentar en ese momento y llegaras a percibir  lo que tu alma necesita en su camino evolutivo.

Hay variaciones del ejercicio que iré comentando en otros artículos.

El amigo me ha dicho: 
– Tú eres la gota de mi océano.
No hables.
Sumérgete.
Y tu alma,
como una concha,
se llenará de perlas.

(Djalab Od-Din Rumí, Odas místicas)


MAS INFORMACIÓN: 

Visualización creativa contra el miedo

ADVERTENCIA: En caso de que tenga cualquier problema de salud, ya sea físico o psicológico, acuda primero a su médico de cabecera. Las terapias alternativas o espirituales solamente son un complemento no la solución.

Anuncios

2 comentarios en “LA LAGUNA INTERIOR

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s