La Dama Verde

Según la tradición mágica, las Damas Verdes, son seres reales y maravillosos que provienen de la unión simbiótica  de humanos con espíritus de la naturaleza evolucionados . Al morir su parte humana, se transforman en hadas, si se dan ciertas circunstancias .Para algunos estas  hadas de origen humano son almas de los druidas y hechiceras que murieron, lo que explica su contacto y conocimiento de la naturaleza. La mas conocida, Morgana de Avalon era una hechicera druida que se convirtió en hada. Los druidas eran los sacerdotes y los profetas de los antiguos celtas que habitaron la Galia y las islas británicas desde el siglo II a.C. hasta el II d. C. Los druidas estaban muy instruidos en temas como la astrología, la magia y las cualidades de plantas y animales.

EL HADA VERDE

10387605_322313937951252_7304803457173786146_n
Detrás de aquellos ojos, el agua. Sí, porque las hadas de ojos verdes tienen una profunda relación con el agua. No sólo me refiero a las sirenas y a las ninfas, también a las korrigans, lamias, xanas, lunias, janas y ondinas, gojes, alojes, asrai, glaistig y selkies, entre otras.

¿Alguna vez hemos penetrado en un bosque sintiéndonos observados por mil ojos invisibles?, o, ¿Hemos rehuido instintivamente a sentarnos en una piedra del borde de un camino para buscar otra mucho mas alejada?.¿ Has tropezado y caido de bruces sobre un charco de agua ? Puede que un elemental este protegiendo el bosque de la presencia humana, seguramente sea la Dama Verde que lo rige.

luminosos y transparentes, como las gotas de la lluvia que resbalan sobre las hojas de los árboles después de una tempestad de verano”.

Gustavo Adolfo Bécquer “Los ojos verdes”

En la hermosa leyenda de Bécquer, “Los ojos verdes” un joven noble, llamado Fernando de Argensola, se adentra en un bosque siguiendo a su presa de caza, un ciervo. No escucha a su joven montero y se adentra en un territorio vedado a los humanos y mira a una criatura considerada maligna, de inmensa belleza, etérea, encantadora y se enamora de su visión. Este amor le produce la pérdida de color en la piel y el ánimo sombrío.

Fernando recuerda que al entrar en este territorio encantado todo es frescura placentera y sonidos llenos de poesía que acarrean las aguas. Este paraje maravilloso es su lugar de eterno retorno, va allí todos los días sólo para ver si la encuentra nuevamente. Hasta que una tarde la encuentra, peinando su larga cabellera dorada, metida en el agua y con unos ojos que han clavado su mirada en el centro del corazón del joven, unos ojos de un color imposible, ojos verdes… El joven encantado con la mirada de aquel ser encantador y maligno, no escucha las advertencias de sus consejeros de alejarse del lugar y hechizado por las palabras de amor de esta hermosa mujer, la sigue hasta las profundidades de su morada:

“Fernando dio un paso hacia ella…,otro, y sintió unos brazos delgados y flexibles que se liaban a su cuello, y una sensación fría en sus labios ardorosos, un beso de nieve,…y vaciló,…, y perdió pie, y cayó al agua con un rumor sordo y lúgubre.

Las aguas saltaron en chispas de luz y se cerraron sobre su cuerpo, y sus círculos de plata fueron ensanchándose, ensanchándose, hasta expirar en las orillas”.

e771b3028b4e73e5d902156ece507ba86350c5f6_hq

Será que detrás de sus ojos se encuentra la violencia de la naturaleza, su energía implacable, el eterno femenino? ¿Será que en ellas habitan los remanentes de la paradoja, el límite entre lo humano y lo divino, lo sagrado indiferenciado, aquello que por su dualidad es incontrolable y por tanto cada vez más ajeno a esta sociedad, a esta destructora y controladora humanidad?

A diferencia de otras hadas no se muestran generosas con los mortales y, si en alguna ocasión ayudan a un hombre, es siempre a cambio de un favor. Y aunque uno piense que más vale alejarse de ellas, se las ve tan hermosas, tan hermosas y dulces, que uno cree que no se les ocurrirá hacerte daño. Aunque si antaño fueron burlonas e incluso mortales para el ser humano, más adelante aprendieron a convivir con algunos humanos, llegando incluso a ayudarles.

driades (16)
Ellas se vuelven temibles y son capaces de enfermar o enloquecer a quien se atreva a irrumpir en alguno de sus secretos.

La mayoría de las hadas, viven en comunidades, dirigidas por la Dama Verde; pero esta última cuando envejece  prefiere vivir sola. Tal es el caso de la dama verde Caerphilly, que recorre los castillos mas antiguos y toma forma de hiedra cuando alguien se acerca.Originariamente como espíritus de los bosques,  suelen ser bastante esquivas, y básicamente son solitarias. Si lo desea, puede dejarse ver, pero por lo general solo se percibirá su rostro, rodeado de las verdes hojas de la enredadera o la hiedra que la alberga y oculta

Son etéreas, casi invisibles y se camuflan con largas túnicas de color verde, evitando encontrarse con los humanos. Se asemejan a los humanos, con unos ojos almendrados de color verde,  una mirada fascinante y una voz penetrante, especialmente atractiva cuando entonan sus cánticos, en particular, las marinas. Son altas, rubias, aladas, hermosas y adornadas con joyas. Su belleza es un calvario para los mortales que caen presa en sus garras. Saben cómo enamorar a los hombres, haciéndolos sufrir.

Las Damas Verdes son conocidas por su sedentarismo, ya que es la única especie de hadas con sus dominios bien delimitados, acostumbrando a habitar castillos, palacios (normalmente de hielo, cristal o coral), rodeados de jardines y llenos de todo tipo de maravillas, lugares de acceso casi imposible aunque, ya que ellas no suelen abandonar su territorio, lo común suele ser que los humanos terminen llegando a ellos de misterioso modo.

Poseen una gran inteligencia lo cual le permite comunicarse con todos los seres de su territorio en diferentes lenguajes, incluso el musical y el de las plantas. No son agresivas a no ser que las ataquen. En ese caso lanzan hechizos muy poderosos.

Se pueden mostrar femeninos y masculinos , damas u hombrecillos verdes.  Pueden incluso tomar forma humana o semihumana y hablar con las personas. Son sabios y elegantes y su sabiduría es de miles de millones de años, lo que les permite conocer perfectamente el lugar, a los hombres, el comportamiento humano y la trascendencia de cualquier momento.

Pueden parecer ángeles y seres sobrenaturales increíbles  si quieren confundirnos, pero también pueden ser simplemente formas astrales con mucha fuerza e individualidad como los orbes. En los lugares sagrados cargados de energia ctónica, estos guardianes casi siempre son ángeles alados preciosos, incluso algunos se muestran como vírgenes que han podido ser vistas o sentidas en muchas ocasiones.

Se muestran como desean por lo que no hay una forma clara, pero antes de entrar en un bosque o una montaña o un lago, es importante pedir permiso a los guardianes de ese lugar.

Si nos interiorizamos al hacer esta petición, podemos verles y escucharles, nos pueden mostrar los lugares más especiales e incluso nos pueden invitar a entrar para sanarnos y limpiarnos.

 7b7a0e60f6bfde2873add89e352b7666Se las puede encontrar en múltiples lugares pero, normalmente, se las agrupa en dos familias:

Damas Verdes de la Tierra (Señoras de los Bosques, de los Abismos, de las Selvas, de los Desiertos, de los Prados, etc.) Las Damas Verdes de la Tierra visten ostentosamente, portando joyas, lucen peinados indescriptibles en sus cabellos y rara vez muestran sus pies, pues pueden asemejarse a pies de oca.

Dentro de las Damas Verdes de la Tierra se encuentran las de los prados, de menor estatura que las de los bosques pero, igual de hermosas. Viven camufladas entre la hierba con sus brillantes atuendos y su paso es ligero y grácil. Se las considera burlonas e incluso dañinas para el hombre en algunas ocasiones. Otras más generosas son las de los desiertos, que crean oasis reales para los caminantes desesperados de esas tierras áridas.

Las Damas Verdes del Agua (Señoras del agua dulce, de los rios, de las fuentes, de los lagos, de las cascadas, etc.). Las Damas Verdes del Agua, acostumbran a ir desnudas, luciendo sus pechos nacarados . También tienen debilidad por las joyas y los peinados. Suelen convivir con las ninfas del agua dulce en, ríos, pozos, arroyos, lagos… encarnan a la deidad protectora de estos lugares.  Entre ellas destacan  las Damas Verdes de los hielos viven en los espejos que deja la escarcha sobre la hierba, en los cristales que dibuja la nieve sobre las hojas, en la capa de hielo que se transforma en camino sobre el río y en trozo de granizo que golpea las copas de los árboles. Su estado de ánimo cambia a la par que su hogar, por lo que es efímero aunque siempre ayudan a los perdidos en las tormentas de nieve y se enfurecen con los que rompen el hielo formado en los lagos.


El Dragón Verde 

Cuentan los primeros libros que muchas hadas  subieron hasta la cima del viento y desde entonces, entre los bosques de las mas altas cumbres, moran estas  damas verdes acompañadas de dragones

Las damas se hicieron amigas del viento y viajaban sobre el cereal maduro, insuflando vida a cada paso que daban sobre él. Aparecían montando el dragón, visitando los campos y las huertas.

Los dragones verdes, o dragones de los bosques, son seres de un tamaño bastante aceptable que suelen habitar en zonas con abundante vegetación. Sus escamas son negras en el momento de la eclosión pero, con los años, se vuelven de un precioso verde esmeralda, quedando el dragón totalmente camuflado entre los árboles.

Tras ésto es fácil ver y sentir a estos guardianes. En algunos lugares son tan vistosos y enormes que pueden parecer sentados sobre la cima de una montaña o de grandes estaturas y tamaños. Pero también los hay más pequeños, como de hasta centímetros en caso de pequeños jardines.

Se les puede sentir o presentir como sombras que cruzan rápidamente el bosque, nos rodean o nos vigilan cuando aparecemos en su lugar, y cuando nos reconocen y nos aceptan, entonces se quedan quietos, permitiendo que estemos allí.

Como todas las hadas y elementales de Tierra tiene  un tabu especial que no soportan; la sal.


Ritual para agasajar a la Dama Verde de donde vives o paseas

El reino de las hadas, además de ser uno de los más diversos por agrupar infinidad de especies, encarna los poderes de la Naturaleza.

Es interesante invitar la Dama Verde que reina sobre los elementales de tu territorio, para establecer relaciones de buena vecindad. Puedes comunicarte con ella , a traves de  una meditación profunda.

1. Concéntrate en la oscuridad del ojo de la mente, cierra los párpados para dejar que entre la noche en tu cabeza.

2. Deja que esa oscuridad se tiña de un brillo intensamente verde, el verde de las esmeraldas, que te invada un resplandor mágico. Siente ese mágico verde, el comienzo del fulgor de la entrada de la corte que se arremolina alrededor de ti, bañándote en su belleza, sumergiéndote en su magia. Disfruta, bebe en esa magia por un minuto, que sea un breve espacio de tiempo, pero gózala.

5. Deja que la energía de las hadas te empape, te limpiará y te dará cosas que necesites. Permite que la magia del Reino feérico trabaje en ti. Si caes en una especie de sopor, intenta seguir los pasos de todas maneras. En caso de que no puedas continuar porque la energía es demasiado impactante, déjate mecer, pero NO INVOQUES ni EVOQUES, porque si te duermes, estarás a merced de cualquier ente indeseado que se presente, simplemente deja fluir el deseo de un contacto amistoso con la dama verde del lugar.

6. En esa niebla verde, habla a la Dama Verde o Señor Verde del reino de las elementales, del lugar, de tal manera que esta personalidad se sienta henchida de respeto. Recuerda ella es la reina de los elementales del territorio donde estas:. Invita con calor, cortesía, voluntad y buena aclamación, pero que no se sienta obligada a nada.

7. Saluda y da la bienvenida a tu visitante con dignidad y cortesía, aunque no la veas, esta ahi. Pide su nombre y da el tuyo si así finalmente lo requiere el ser feérico antes de tomar forma. Si el visitante no da ningún nombre, debes terminar la visita. Cuando conoces a alguien en el plano físico que no te dice su nombre, es que algo va mal. Pues lo mismo sucede en estos casos

8. Nunca hagas tratos o llegues a acuerdos con los seres feéricos. Toman comisiones a un alto grado, y confunden los tratos, bien sea a propósito o inconscientemente. Su mundo está sometido a caprichos, y su realidad es, a nuestros ojos, distorsionada, pero para ellos, los extraños somos nosotros.

10. Si lo deseas, pide al ser feérico algo que necesites y que sepas que él puede ver como positivo para ambos, por ejemplo que cuide y proteja también tu casa como hace con el bosque. Pero no hagas tratos. En este punto es apropiado invitarlos a compartir   una infusión, galletitas  o unas frutas, puedes haber preparado una mesa de ofrenda de cortesia, al estilo de buena vecindad. Da las gracias por la visita, y por cualquier ayuda que te dieron y/o ofrecieron.

12.- Quizá este ser sea tu amigo durante un tiempo, o en el transcurso de toda tu vida. Pero ahora, no le canses, ni le provoques desinterés. Es el momento de terminar el contacto. Agradece la asistencia de nuevo, y con cortesía ilimitada, despídete del ser feérico.

Este ritual es muy especial, y aunque te sientas lleno de vida y de magia al finalizarlo, tu energía se verá alterada al haber coqueteado entre dos cosmos. Por favor, es muy importante que no hagas nada salvo descansar y relajarte. El mero hecho de pasear por la ciudad puede causar que cruces erróneamente una calle, o que te suceda cualquier cosa por un despiste. Simplemente, descansa, al menos durante una hora. Y después, no te confíes, fíjate bien en todas las tareas mundanas que realizas, por lo menos hasta haber dormido ocho horas.

Espero que estos consejos os sirvan para lograr aquello a lo que aspiréis, bien sea conocer a las hadas, ratificar su existencia u obtener alguno de sus dones.

 761be1df84822d30f94eb7295a2cea2eaf974119_hq


FUENTES:

  • “Vida, secretos y costumbres del mundo encantado de las Hadas” de Teresa Martín.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s