Ovejas entre hipócritas y fariseos

hqdefault (1)

Como hoy es domingo , dia del Señor , permitirme escribir un sermón sobre hipócritas, fariseos, blanqueadores de sepulcros  y  ovejas indecisas como yo.

Resuenan en mis oídos los aullidos de una manada salvaje que amenazaba esta semana ir… ¡¡¡A por ellos!!!  A por unas ovejas negras que estan intentando salir de una manada domesticada por la corrupción  y el desafecto. Ahora mismo estan recibiendo un castigo feroz solo por querer tener derecho a decidir … por tener derecho a hablar… por tener derecho a expresarse pacíficamente, por tener derecho a existir…

Os hablare de Jesus,  la primera oveja negra

Jesús se queja de aquellos hombres de leyes, “aduaneros de la fe”, amargados y resentidos, que siempre estaban pendientes de ponerle la zancadilla, de ponerlo a prueba para tener de qué acusarlo. Hombres que en algún momento habían gozado de poder y privilegios y a los que poco importaba la vida de los pobres, las injusticias y los derechos humanos.

Personajes que se habían instalado en sus conciencias adormecidas y que acomodados en las trincheras de su egoísta y egocéntrico bienestar y de la letra muerta, se creían con derecho de juzgar y condenar. Jesús les recriminó que se dedicaran a mirar la paja en el ojo ajeno siendo incapaces de ver la viga que había en el propio ojo.

Jesús fustiga el pecado de hipocresía. Aparentar por fuera lo que no se es por dentro, como había condenado los árboles que sólo tienen apariencia y no dan fruto. Jesús desautoriza a las personas que cuidan su buena opinión ante los demás, pero dentro están llenos de maldad. Personas que de palabra se distancian de los actos de corrupción, pero en realidad la siguen practicando en cuanto se les presenta la ocasión.

En Mt 23,1-39, Jesús resume su juicio que tantas veces había proferido sobre los escribas y los fariseos, a fin de prevenir al pueblo contra sus engaños hipócritas. Ya en Mc 12,40 decía:

Guardaos de los sabios a quienes les gusta andar con vestiduras largas y recibir saludos en las plazas, y los primeros asientos en las sinagogas y los primeros sitios en los banquetes; que devoran los bienes (pensiones) de las viudas fingiendo rezar mucho: ésos recibirán mayor condena.

Blanqueador de Sepulcros

La expresión sepulcros blanqueados es una metáfora que emplea Jesús en el Evangelio de San Mateo para comparar a los fariseos con sepulcros blanqueados, relucientes por fuera, pero llenos de podredumbre repugnante y vomitiva en su interior. Esta metáfora y sus variantes, como blanquear sepulcros, blanqueador de sepulcros, etc. se sigue empleando para tachar a alguien de hipócrita, farsante, fariseo, inconsecuente con sus ideas, alguien que predica agua y bebe vino. Sepulcro blanqueado es sinónimo de ocultamiento de la corrupción.

¡Guías ciegos, que coláis el mosquito y os tragáis el camello!

Mateo 23,1-39

Era costumbre en el antiguo oriente que los reyes se llamasen a sí mismos pastores de su pueblo. Era una imagen de su poder, una imagen única: para ellos los pueblos eran como ovejas de las que el pastor podía disponer a su conveniencia

Hace mucho que supere el ego nacionalista para  adoptar un YO SOY UNIVERSALISTA,  pero hoy escribo cansada y triste de que  tenga que decidir entre  fariseos, mientras pienso que TODOS SOMOS UNO, y que todos tenemos un mucho  de hipocritas, pero muy poco del  «Pastor» que se hizo «cordero» para rescatar al «rebaño» y mostrarnos  que  es la libertad.

En 1978 ,  gritaba en mi primera manifestación: “Llibertat , Amnistia  i Estatut de Autonomia” ilusionada  por los aires de democracia que se  abrían en España. Hace ya mucho que descubrí que la democracia del pueblo es una manipulación  de los depredadores, lobos con piel de cordero que nos guían al abismo , con el beneplacito del nuevo pastor. “Atado y bien atado” dejo el anterior régimen,  el rebaño de ovejas a merced de los lobos. Y  me aleje de la política para no convertirme en lobo.

Hoy, puntualmente, vuelvo para defender el derecho a que las ovejas  de mi tierra puedan expresar pacíficamente  sus deseos de libertad y democracia

Hoy, elijo ser otra oveja negra.

Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo, danos la paz”

 

1187299_orig
No es el poder lo que redime sino el amor.

Relacionada: 

Globalización, una manada libre o un rebaño domesticado

“Hemos de tomar partido. La neutralidad ayuda al opresor, no a la víctima El silencio alienta al torturador, nunca al torturado” (E. Wiesel)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s