Soy la mujer que sólo nací.

María Sabina fue conocida como una mujer sabia en todo el mundo, y se convirtió en un icono para muchos seguidores y simpatizantes del movimiento hippie, pero antes que nada, fue una mujer exploradora.  El poeta Homero Aridjis, la llamó “la más grande poeta visionaria de América Latina en el siglo XX”.

mujer-y-mar

Soy la mujer que sólo nací.
Soy la mujer que sola caí.
Soy la mujer que espera.
Soy la mujer que examina.
Soy la mujer que mira hacia adentro.
Soy la mujer que mira debajo del agua.
Soy la nadadora sagrada
porque puedo nadar en lo grandioso.
Soy la mujer luna.
Soy la mujer que vuela.
Soy la mujer aerolito.
Soy la mujer constelación huarache.
Soy la mujer constelación bastón.
Soy la mujer estrella, Dios
porque vengo recorriendo los lugares desde su origen.
Soy la mujer de la brisa.
Soy la mujer rocío fresco.
Soy la mujer del alba.
Soy la mujer del crepúsculo.
Soy la mujer que brota.
Soy la mujer arrancada.
Soy la mujer que llora.
Soy la mujer que chifla.
Soy la mujer que hace sonar.
Soy la mujer tamborista.
Soy la mujer trompetista.
Soy la mujer violinista.
Soy la mujer que alegra
porque soy la payasa sagrada.
Soy la mujer piedra del sol.
Soy la mujer luz de día.
Soy la mujer que hace girar.
Soy la mujer del cielo.
Soy la mujer de bien.
Soy la mujer espíritu
porque puedo entrar y puedo salir
en el reino de la muerte.
Soy la mujer que chupa
soy la mujer que limpia
soy la mujer que cura
soy la mujer hierbera
soy la mujer sabia en lenguaje
porque soy la mujer sabia en medicina

Canto chamánico de Maria Sabina.

MAS INFORMACIÓN:

 

Anuncios

Un comentario en “Soy la mujer que sólo nací.

  1. En su afán por encontrar los términos más adecuados posibles, dijeron que todo lo que existe está dividido en claro y oscuro, a semejanza del día y la noche. De ahí derivan todas las descripciones binarias que se le puedan ocurrir a la mente. Es un comando que refleja la gran dualidad cósmica. A través de su ver, detectaron que el mundo energético está compuesto de extensas zonas de oscuridad salpicadas por diminutos puntos de luz, y percibieron que las zonas oscuras corresponden a la parte femenina de la energía, mientras que las zonas claras corresponden a lo masculino. Continuando su observación, vieron que el acto de creación galáctico tiene origen cuando la oscuridad cósmica se contrae sobre sí misma y de ella surge una explosión de luz, una chispa que se dilata, dando origen al orden del tiempo y el espacio. La ley de este orden es que las cosas tengan siempre un final, lo cual implica que el único y perenne principio del universo es la energía oscura, femenina, creadora y eterna. (Torres, 2004)

    ¡Muy hermoso y profundo el canto chamanico de Maria Sabina! …no lo conocia.
    Gracias.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s