Tao Te King. Capítulos 61 al 70

El Taoísmo es una antigua filosofía, mas tarde convertida en religión, de origen chino basada en el concepto del Dao (pronunciado Tao). El taoísmo es un conjunto de enseñanzas que forman parte de lo que se conoce como “el pensamiento de los grandes sabios de China”, y constituye la única corriente de pensamiento “filosófico” nativa originaria de China pues todas las demás, incluyendo el Budismo y el Confucionismo, tuvieron orígenes o influencias externas.

tao arena_interior

61
Un gran reino es como la tierra baja hacia la cual
todas las aguas fluyen,
Es el lugar de reunión de todo lo que existe,
La Madre del Universo.
Lo femenino con su quietud
Siempre vence a lo masculino,
Porque sabe permanecer debajo.
Si un gran reino se doblega ante uno pequeño,
Podrá conquistarlo fácilmente.
Y si uno pequeño se somete ante uno grande
También será conquistarlo por él.
Por esta razón los que han de conquistar tiene que ceder
Y los que son conquistados lo llegan a ser
porque han cedido.
Un gran reino necesita más gente,
Un pequeño reino necesita servir.
Así cada cual obtiene lo que quiere,
Pero lo propio de un gran reino es rebajarse.


62
El Tao sirve a todos los seres,
Es el tesoro del hombre bueno y el refugio del malo.
Con hermosas palabras se consiguen honores,
Con buenas acciones se logra respeto.
Si un hombre es malo o se equivoca
no lo abandones.
Por eso, el día de coronación del Emperador
O de la posesión de los tres Ministros,
Más vale que el disco de jade o el carro de cuatro caballos,
Permanecer sentado en quietud y penetrar en el Tao.
¿Por qué los antiguos preferían el Tao?
Porque siendo uno con el Tao,
Cuando buscas, encuentras,
Cuando cometes un error, eres perdonado.
Por esto, el Tao es el tesoro más grande del Universo.


63
Practica la no-acción,
Procura no ocuparte en nada,
Saborea lo insípido.
Considera grande lo pequeño,
Multiplica lo poco,
Responde a la injuria con bondad.
Encuentra lo simple en lo complejo,
Realiza la grandeza en las pequeñas cosas.
En el Universo, las cosas difíciles comienzan cuando
aún son fáciles,
Las grandes acciones se emprenden cuando
aún son pequeñas.
Por eso el sabio, sin intentar hacer nada grande
alcanza la grandeza.
El que promete lo fácil es poco confiable,
El que se toma todo a la ligera
siempre encontrará dificultades.
Por eso el sabio considera todo difícil
Y así nunca tiene problemas con nada.


64
Lo que está en paz es fácil de controlar,
Los problemas se evitan fácilmente antes de que empiecen,
Lo frágil se rompe con facilidad ,
Lo pequeño se dispersa sin dificultad.
Enfrenta los problemas antes de que aparezcan,
Ordena las cosas antes de que reine la confusión.
Un gran árbol que apenas se puede abrazar
nació de un minúsculo retoño;
Una torre de nueve pisos se inicia
con un puñado de tierra;
Un viaje de mil millas empieza con un solo paso.
El que actúa, arruina su propósito,
El que trata de agarrar, echa todo a perder.
El sabio no actúa, y por eso no fracasa;
No agarra nada, y por tanto nada pierde.
Los hombres corrientes fracasan
Justo cuando acaban de triunfar.
Por lo tanto, hay que poner cuidado tanto al principio
como al final, para no fracasar.
Por eso el sabio trata de estar libre de deseos,
No acumula objetos valiosos.
Aprende a no aprender,
Regresa por el camino que los demás ya han recorrido,
Y así, sin atreverse a obrar,
Favorece la evolución natural de todos los seres.


65
Los antiguos Maestros que conocían el Tao
no lo usaban para educar a la gente,
Bondadosamente los instruían sobre el no-saber.
¿Por qué es tan difícil gobernar?
Porque el exceso de conocimientos
ha vuelto muy astuto al pueblo.
Por eso los gobernantes que recurren a la inteligencia,
son unos bandidos para el estado.
Los que gobiernan renunciando a la inteligencia,
colman de bendiciones la Tierra.
Existen estas dos opciones;
Conocerlas es poseer la Virtud primordial y misteriosa.
La Virtud primordial y misteriosa es profunda y vasta,
Se transforma con las cosas,
Y así es como alcanza la gran armonía.


66
¿Por qué mares y ríos son reyes de todos los valles?
Porque permanecen debajo de ellos,
Por eso reinan sobre todos los valles.
Por eso el sabio, cuando guía al pueblo,
lo sirve con humildad;
Cuando lo conduce, siempre se pone atrás;
De esta manera, cuando el sabio gobierna
el pueblo no se siente oprimido;
Cuando se para al frente, nadie se siente herido.
Todo el mundo le ayuda, sin cansarse de él.
Como no compite con nadie,
Nadie compite con él.


67
Todos bajo el Cielo dicen que mi Tao
es grande e incomparable.
Porque es grande, no se parece a nada de este mundo.
Si se pareciera a algo de este mundo,
habría desparecido hace tiempo.
Tengo tres tesoros que guardo en gran estima.
El primero es amor;
El segundo, sobriedad;
El tercero, no desear ser el primero.
De la amor surge el coraje;
De la sobriedad, la generosidad;
De la humildad, el llegar a ser el señor de todos los asuntos.
En nuestros días, los hombres evitan el amor,
pero quieren ser valientes;
Abandonan la sobriedad, pero quieren ser generosos;
No creen en la humildad, pero siempre quieren ser primeros;
Esto sólo conduce a una muerte segura.
El amor lleva a la victoria en la batalla
y da fuerza en la defensa;
Es el medio por el cual el Cielo nos protege
como si fuera una muralla.


68
Un buen soldado no es violento,
Un gran guerrero no hace alarde de su fuerza;
La mejor manera de ganar al enemigo
es no enfrentarse a él.
Un gran jefe siempre está al servicio de sus hombres.
A esto se le llama la virtud del no-luchar.
A esto se le llama la habilidad para conducir a los hombres.
Desde tiempos antiguos se conoce
como la Unión Última con el Cielo.


69
Corre un dicho entre soldados:
“Es mejor ser huésped que anfitrión;
Es mejor retroceder un paso que avanzar una pulgada.”
A esto se llama marchar sin movimiento,
Subirse las mangas sin desnudar los brazos,
Capturar al enemigo sin enfrentarse a él,
Empuñar las armas como si no se tuvieran.
No hay peor catástrofe que menospreciar al enemigo,
Menosprecia al enemigo es casi como perder un gran tesoro.
Así, en el campo de batalla, la victoria pertenece
al ejercito que fue obligado a combatir.


70
Mis palabras son fáciles de entender y fáciles
de poner en práctica;
Sin embargo, nadie las comprende ni las pone en práctica.
Mis palabras tienen un origen antiguo,
Mis actos, un señor.
La gente no los conoce
Y tampoco me comprende a mí.
Pocos son los que me comprenden,
Por lo que resalta su valor.
Por eso el sabio viste trajes raídos
mientras guarda una joya en su corazón.

Tao Te Ching – Lao Tse – 61 a 70

El libro del Camino y de su Virtud VII

Continuara…


FUENTES:

Anuncios

2 comentarios en “Tao Te King. Capítulos 61 al 70

  1. Buenos días, te digo como Miguel Blanco, gracias por tender este puente en mi vida, es increíble que esté ahí desde hace tantísimo tiempo y sea tan de hoy en día. No lo conocía, como desconozco tantas cosas y ha sido todo un descubrimiento. Gracias

    Le gusta a 1 persona

    • Me alegro que te haya sido util… Yo el Tao lo descubri en Saint Gaudens, cuando estudie macrobiotica con el maestro Rene Levy . Sin emvargo ha sido con la meditación ue realmente he entendido lo que entonces lei y no comprendi. Son textos que por su simplicidad pero también profundidad hay que leerlos en proceso de meditacion. Es como ver un charco de agua y descubrir que es un pozo de sabiduria. Dentro de unos meses , ampliare contenido. La semana que viene quiero volver al temma de los animales de poder.
      Feliz fin de semana

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s