Tao Te King. Capítulos 71 al 81

tao7

Hoy en día, el taoísmo forma parte de la base cultural China en muchos sentidos. Se expandió a otros campos como la Medicina Tradicional China, las prácticas mágicas, la adivinación y la religión. Hay que tener en cuenta que la filosofía taoísta es diferente al taoismo religioso. El taoismo religioso es una rama posterior al taoísmo filosófico, que busca el acceso al Tao como realidad suprema, tratando de armonizar las fuerzas interiores y las corrientes del Yin y Yang para alcanzar la prolongación de la vida y la inmortalidad del alma. También  algunos monjes taoístas se entrenan con tesón para dirigir su sabiduría a la curación, limpieza y rituales exorcistas entre otros.

La mayoría de chinos, aunque no practiquen activamente el taoísmo como religión oficial, siguen visitando los templos taoístas en ocasiones especiales, para hacer ofrendas,  pedir que se cumplan sus deseos y favores… Es lo que se llama religión popular o extendida, y mezcla rituales y creencias tanto del taoísmo como budismo, confucianismo…

71
Conocer que el conocimiento es ignorancia
es la perfección.
Creer que la ignorancia es conocimiento
es como padecer un mal.
Como el sabio padece este mal
está libre de él.
Al estar cansado de padecerlo,
no lo padece más.


72
Cuando los hombres pierden el miedo al poder,
están a punto de ocurrir grandes desastres.
No limites sus condiciones,
Ni los hostigues en sus labores.
Sólo si no los agobias,
No se cansarán de ti.
Por eso, el sabio se conoce a sí mismo,
pero no se exhibe.
Se ama a sí mismo, pero no tiene arrogancia.
Abandona lo uno y elige lo otro.


73
Quien es valiente y temerario, morirá asesinado;
Quien es valiente y no temerario, mantendrá la vida;
De los dos, uno recibe beneficio y el otro daño.
Algunas cosas no reciben el favor del Cielo.
¿Quién sabe la razón?
El Tao del Cielo no lucha, y sin embargo, vence;
No habla, y sin embargo, responde;
Sabe acudir sin ser llamado;
Realiza sus planes sin apremio.
Vasta se extiende la red del Cielo,
Aunque su malla es burda, nada se le escapa.


74
Si los hombres ya no temen la muerte,
¿De qué sirve amenazarlos con ella?
Pero si fuera posible hacer que la temieran siempre
Y se pudiera aprehender y ejecutar a los infractores de la ley,
¿quién se atrevería a violarla?
Alguien tiene entonces encomendada la tarea de matar.
Tratar de tomar su lugar,
Es como aserrar madera en lugar del carpintero,
Raro sería que no te hirieras la mano.


75
¿Por qué el pueblo sufre de hambre?
Por que el gobierno le exige muchos impuestos,
Por eso se muere de hambre.
¿Por qué se rebela el pueblo?
Porque sus gobernantes hacen demasiado,
Por eso no se dejan gobernar.
¿Por qué el pueblo piensa tan poco en la muerte?
Porque los gobernantes estiman demasiado la vida,
Por eso se toma la muerte a la ligera.
Entonces, no darle tanta importancia a la vida,
Es más sabio que darle tanto valor y estima.


76
Cuando el hombre nace es tierno y débil;
El día de su muerte es rígido, firme y duro.
Al nacer, las plantas y los árboles son tiernos y frágiles;
El día de su muerte están secos y marchitos.
Por eso se dice:
“Lo firme y lo duro son atributos de la muerte;
Lo tierno y lo débil son atributos de la vida.”
Así un ejército fuerte e inflexible perderá las batallas;
El árbol rígido conocerá la muerte.
Lo duro y lo fuerte ocupan el sitio de abajo;
Lo tierno y lo débil están en lo alto.


77
El Tao del Cielo es como tensar un arco:
Lo alto se baja, lo bajo asciende,
Se reduce lo excesivo,
Se aumenta lo que no es suficiente.
El Tao del Cielo quita al que tiene de más
y da al que no tiene suficiente;
La ley de los hombres actúa diferente:
Despoja al que no tiene y da al que
tiene demasiado.
¿Quién, al tener en exceso, es capaz
de ofrecérselo al mundo?
Sólo el que posee el Tao.
Por eso el sabio actúa sin esperar reconocimiento,
Realiza su labor sin esperar provecho,
Nunca trata de exhibir su talento.


78
En el mundo, nada es más suave y blando que el agua,
Pero nada la supera al atacar lo duro y lo fuerte,
En esto no tiene igual.
El agua vence a lo más duro,
Lo débil vence a lo fuerte,
Todos en el mundo saben esto,
Pero nadie es capaz de practicarlo.
Por eso, el sabio dice:
“Sólo el que carga la humillación del pueblo
es capaz de gobernarlo;
“Sólo el que carga los desastres del país
merece ser llamado el rey del universo.”
Las palabras verdaderas a menudo suenan paradójicas.


79
A pesar de la reconciliación, después de una lucha injusta
siempre queda algo de rencor.
¿Cómo evitar esto?
Por eso el sabio cuida su mitad del trato,
Pero no pelea con el otro.
Quien posee la Virtud siempre cumple con su parte,
Quien no posee la Virtud sólo vigila los compromisos ajenos.
El Tao del Cielo no tiene preferencias,
Siempre apoya a los hombres buenos.


80
En un pequeño país que tiene muy poca gente,
Aunque existan máquinas que puedan trabajar
diez mil veces más rápido que los hombres,
Ellos no las necesitan.
Como se toman en serio la muerte,
No buscan viajar lejos.
Aunque tienen barcos y carretas, nadie las usa.
Aunque tienen armas y armaduras, nadie las exhibe.
Los hombres vuelven a usar nudos de cuerda
en vez de la escritura.
Su comida es simple y buena,
Sus vestidos hermosos, pero simples,
Sus hogares seguros y tranquilos,
Alegres sus costumbres.
Aunque el país cercano pueda estar al alcance de la vista
Y se escuche el canto de los gallos y el ladrido
de los perros al otro lado del camino,
Dejan en paz a sus vecinos,
Mientras envejecen y mueren sin conocerse.


81
Las palabras verdaderas no son bellas,
Las palabras bellas no son verdaderas.
Los hombres buenos no discuten,
Los que discuten no son buenos.
Los que saben no son eruditos,
Los eruditos nada saben.
El sabio no acumula cosas;
Mientras más hace por los otros, más tiene,
Mientras más da a los otros, mayor es su abundancia.
Lo propio del Tao del Cielo es dar
sin causar daño;
Lo propio del Tao del sabio es actuar
sin luchar.

Tao Te Ching – Lao Tse – 70 a 81

 

El libro del Camino y de su Virtud VIII


FUENTES:

  • Wikipedia
  • Tao Te Ching: Los libros del Tao. Traducción directa del chino por Iñaki Preciado Idoeta.
  • Libro del curso y de la virtud. Ed. y tr. directa del chino Anne-Hélène Suárez Girard.
  • Dos grandes maestros del taoísmo. Lao Tse/Chuang Tzu. Carmelo Elourdy. Editorial Nacional.
  • Las enseñanzas de Lao Zi. Iñaki Preciado. Editorial Kairós.
  • Tao Te Ching. El Libro del Tao y la Virtud. Traducción directa del chino clásico por Alejandro Bárcens. Charleston: Anamnesis Editorial. 2014. 
  • Tao Te King. Edición de Richard Wilhelm. Barcelona: Editorial Sirio. 2009.
  • Los místicos taoístas. Howard Smith. Edicomunicación.
  • Tao de la Salud, el sexo y la larga vida de Daniel Reid. Edit. Urano
  • La historia de Lao Tsé  de Chen Jian
  • Lao Tzu and Taoism  de Max Kaltenmark
  • Tao Tê Ching. El libro del recto camino  de Lao-Tse
  • Breve historia de la China milenaria de Gregorio Doval Huecas)
  • Asia. A Concise History de Arthur Cotterell)
  • China (Flora Botton Beja)
  • Tao para vivir. Medicina China, Tao Yin y Meditación de Liu Zheng Ángel García Daniel García (Oberon, 2017)

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s