Angela Merkel: La Mujer Sol

West_and_East_Germans_at_the_Brandenburg_Gate_in_1989
La caída del muro de Berlín.

El arquetipo de la mujer revestida de sol,es la creadora. Es aquella que crea desde el alba y nutre hasta el ocaso, donde vuelve hacia la luna, su casa,  para soñar y gestar la nueva criatura que volverá nacer al entrar la mañana.

Angela Merkel es la maxima expresión de este arquetipo. Ella es Frau Europa, la mujer sol que nos desvela el poder  de la acción, la lógica y el intelecto en femenino. Su personalidad es reflexiva y dubitativa, pragmática y posideológica, y con un sentido moral que la alejan del cinismo y de la arrogancia tan característicos de la profesión política masculina.

La mujer que se convertiría en la dama más poderosa del mundo, vivía en Berlín oriental cuando el muro fue derrumbado. Por la noche, cuando cayó la barrera entre “Alemania”, los alemanes bebieron, caminaron y vitorearon, y Angela caminó modestamente por las calles, hablando con los transeúntes, bebiendo una copa de vino y yendo a la cama.

JOSEPH BEAUYS, EL PROFETA DE UNA NUEVA ALEMANIA

 Joseph Beauys decía poco antes de morir que había que inventar un nuevo mundo.  Y justo cuando casi nadie creía que fuera posible, sucedió.

El 9 de noviembre de 1989, cuatro años después de la muerte de Beauys,  todo el “Muro de la Verguenza” desapareció. Los noticieros de todo el mundo abrían con las imágenes de la multitud que, con picos en la mano, derribaba el Muro de Berlín y escribía el primer capítulo del final de la Guerra Fría. Nacia una nueva Alemania y con ella una nueva Europa,

Joseph Beuys no vivió la caída del Muro de Berlín. Pero toda su obra artistica  profetizaba la gran perfomance que fue el derrumbe del “muro de la vergüenza”. 

En 1964, Joseph Beuys, envió a las autoridades una irónica propuesta: hacer el Muro cinco centímetros más alto para que tuviese “una mejor proporción”. La broma no gustó en ninguna de las dos Alemanias y el pintor, entonces profesor de Arte en la Universidad de Düsseldorf, tuvo que explicarse. Su respuesta es un alegato histórico en defensa de la belleza como respuesta al terror. Después de todo, si algo tiene el arte, es un tremendo potencial transformador.

Aún peor que ese Muro de hormigón, advertía entonces Beuys, eran los muros espirituales que lo habían permitido. Y éstos no se derrumban a martillazos.

La contemplación del Muro desde un punto de vista estrictamente armónico, escribió Beuys, “desactiva de inmediato el Muro. A través de la risa interna. Extermina el Muro. Uno ya no queda supeditado al Muro físico”. Aún peor que ese Muro de hormigón, advertía entonces Beuys, eran los muros espirituales que lo habían permitido. Y éstos no se derrumban a martillazos.

“El Muro en sí es totalmente intrascendente. ¡No hablen tanto del Muro!”, aconsejaba el pintor a las autoridades. “Funden una moral mejor para los seres humanos sobre la base de la autoeducación. Y todos los muros desaparecerán”.

Joseph Beuys,

El Muro finalmente cayo, pero no fue suficiente para generar el gran cambio. Hubo mas, mucho mas  hechos inauditos, especialmente la desintegración de la Unión Soviética, que junto a EEUU amenazaban al mundo con un holocausto nuclear.

Y en 2005 surgió la lider que el pueblo alemán mas ha valorado de su historia moderna: Angela Merkel.

merkel2 (1)
Una científica luterana criada y formada en la RDA

MUTTI MERKEL – MAMA ANGELA

Es Mamá Angela – Mutti Merkel. la Madre de Alemania y también la gran dama europeísta: Frau Merkel.

La historia de uno de los fenómenos políticos más fascinantes del siglo XXI comenzó el 17 de julio de 1954, cuando Angela Dorothea Kasner nació en Hamburgo como la hija de Horst Kasner, un pastor luterano y su esposa, Herlind Jentzsch, maestra de ingles. La familia se trasladó pronto a la Alemania comunista (RDA), donde la futura canciller pasó la infancia.

Su padre, el pastor luterano Horst Kasner, eligió el camino inverso al de la mayoría: cruzó del oeste al este para su labor evangélica. En una sociedad controlada al milímetro por los servicios de seguridad, ella no fue de los que peor lo pasaron. Hábil en sus relaciones con las autoridades, el pastor Horst logró que a los suyos la omnipresente Stasi no los molestara.

Algunos de quienes vivieron en aquel ambiente criticaron a Merkel por nunca haber alzado su voz ni rebelarse contra el sistema.  Angela Merkel, es percibida por los alemanes como una mujer discreta, pragmática e incluso fría. En opinión de su biógrafo, Gerd Langguth, Merkel «es una persona cerrada que aprendió bajo el régimen de la RDA [República Democrática Alemana] a no expresar nunca lo que piensa».

A Merkel de un breve matrimonio con el físico Ulrich Merkel le quedó el apellido. La pareja se divorció en 1982. En 1998 se casó nuevamente con Joachim Sauer, catedrático de química en Berlín, un científico alérgico a la vida pública. Merkel es  doctora en Física y especialista en Química Cuántica . No tiene hijos.

Con la Alemania unificada nació la Merkel política.

El día de la caída del Muro no sólo supuso el inicio de la segunda la vida de la canciller, al unificarse Alemania, sino también el comienzo de (hasta la fecha) una inmaculada hoja de servicios en República Federal Alemana.

En el auge de la revolución pacífica que se vivía en la RDA poco antes de la caída del Muro de Berlín, Merkel comenzó a colaborar con grupos opositores al régimen comunista y en febrero de 1990 ingresó en la Unión Cristianodemócrata, la CDU. Comenzó en este momento una meteórica carrera política, al ser nombrada sólo un año después ministra de la Mujer y la Juventud por el entonces canciller, Helmut Kohl.

Merkel se convirtió en leal colaboradora de Kohl. 

Angela Merkel llegó a la política alemana con la doble desventaja de ser mujer y proveniente del Este. Prospero  a la sombra de Helmut Kohl, que la promocionó sin saber que un día sería, como el propio Kohl dijo, “la serpiente que me mordería”.

Kohl se vio  afectado por el estallido del escándalo Flick, una amplia trama de sobornos supuestamente orquestada por el entonces alemán más rico -Friedrich Karl Flick- que repartió “donativos” entre todas las fuerzas políticas parlamentarias durante once años para obtener a cambio jugosos beneficios fiscales (esta trama tuvo una rama española, pues se denunció que el PSOE había recibido un millón de marcos -medio millón de euros- del SPD alemán, algo que el entonces presidente español, Felipe González, negó categóricamente con su famosa frase: “No he recibido ni un duro, ni una peseta. Ni de Flick ni de Flock“..

Angela Merkel, entonces una joven figura emergente de la CDU a la que se llamaba “la chica de Kohl”, llamó en una columna de opinión a emanciparse del patriarca. Fue la estocada final a la era Kohl. La fiscalía alemana abrió una investigación contra el ya excanciller por un presunto delito de malversación de fondos en 2000, pero el caso se cerró sin imputación un año más tarde, tras el pago de una multa. El nombre de Kohl aparecía en la lista de beneficiados de la trama pero él, ante la comisión de investigación parlamentaria, aseguró no recordar nada. La sombra de este escándalo nunca le abandonó completamente.

Tras la invasión de Irak del 2003, Merkel criticó al gobierno alemán por no haber contribuido a evitar tanto despliegue militar y disminuir de formas más pacíficas el poderío de Sadam Hussein.

 Al principio, los hombres en su propio partido la llamaban burlonamente Mutti (Mamá), que era un insulto, pero que ahora se considera un símbolo de confianza. Tampoco desafió a los hombres a su alrededor, hasta que sus propios traspiés se lo permitieron.

En 2005, Merkel asumió el cargo de la Unión Demócrata Cristiana, de centroderecha, al hacer a un lado a su mentor, el excanciller Helmut Kohl. Es la primera mujer que ocupa la cancillería alemana y la primera presidenta de ese país después de la Emperatriz Teófano Skleraina (956-991). A pesar de que la subestimaron por ser una mujer en la política, Merkel probó a los escépticos que estaban equivocados al volverse canciller en 2005. Tras catorce años en el poder y el éxito económico, la líder democristiana ha desplegado una gran presencia internacional que la ha convertido en imagen de marca de su país. Todos los que la menospreciaron no han vivido (políticamente) para contarlo.

El sociólogo Beck la denominó ‘Merkiavelo’ por su “flexibilidad que bien merece el calificativo de “maquiavélica”. Pragmática, mesurada, prudente, metódica, sin ideología y precavida, Merkel también es inescudriñable, evasiva (a veces hasta el hartazgo) y siempre pareciendo controlar la situación. Pero sobre todo, domina la metafisica y la magia cósmica, conoce el caos y conoce el orden, Y sabe reconocer los ciclos naturales de todas las cosas, lo importante de la ecuación es el factor tiempo

Mutti es el apodo que acompaña a la canciller de Alemania, Angela Merkel, desde que, en algún momento de los catorce años que lleva en el poder, alguien reparó en que su estilo de liderazgo –tranquilo, lenitivo y práctico– proyectaba algo de maternal a ojos de la ciudadanía. Su estatus de la mutti (o “madre”) de Alemania es el reflejo de las tendencias que tienen los medios de comunicación y la clase política del país, los cuales siguen dominados por hombres y aún no saben cómo categorizar a una mujer poderosa.

Mama Angela  tiembla y el mundo se preocupa. 

La canciller  es la principal responsable de que Alemania haya recuperado por primera vez desde el fin de la Segunda Guerra el papel de gran potencia no sólo económica, sino también política. Como gobernante, Merkel hizo frente a los más difíciles desafíos, pero nunca toma decisiones extremas, incluso en las circunstancias más adversas. Es la dama de equilibrios perfectos. Siempre, opta por las soluciones posibles antes que las ideales. Nunca pierde la compostura y hasta hace poco no le temblaban las manos.

347425-600-338

Merkel, una gran gestora de crisis.

 El mundo está cambiando y que el orden liberal construido desde la Segunda Guerra Mundial está siendo fuertemente cuestionado.

Mama Angela es la primera mujer que ocupa la cancillería,  la primera mujer en gobernar Alemania  en los últimos 1000 años, y la primera persona de la antigua RDA en acceder a la cancillería de la Alemania unificada.

  • Merkel dirige la cuarta economía por PIB y el país, dirigido por una mujer, más grande del mundo.
  • Ha abierto las puertas en relaciones bilaterales con Polonia, uno las naciones con el que Alemania ha tenido más conflictos políticos en su historia.
  • Ha logrado la reforma más efectiva del Sistema Sanitario en Alemania
  • Es una de las reformadoras del sistema energético alemán,

canadag715a

Especialmente en los momentos de crisis, el liderazgo de Merkel se hace más patente.

Hay una razón por la que se ganó el apodo de Mutti. Es como si toda Alemania, toda Europa, fuera una familia sentada en la mesa discutiendo algo, todos con una opinión diferente. Pero cuando Mutti golpea la mesa y dice que ya es suficiente, todo discusión termina. Ese era su poder hasta ahora.

El liderazgo  de Merkel ha sido capaz de mantener unida a la Unión Europea en momentos drásticos: la crisis del euro, la crisis de la deuda griega, el rescate a Grecia, la crisis de los refugiados, la nueva ola de terrorismo, la anexión rusa de Crimea…

Merkel es un contrasentido politico. Merkel no es una militante de CDU típica.

La Unión Demócrata Cristiana de Alemania  (CDU) es su partido político alemán. Se define a sí mismo como un «partido de centro, demócrata cristiano, liberal y conservador». A escala europea, es miembro del Partido Popular Europeo.  Merkel es, en la política convencional, la líder del centro derecha, pero en la compleja Europa ha sido el gran activo del progresismo racionalista. Merkel ha mostrado una rara habilidad para apropiarse de ideas de otras formaciones y practicar políticas transversales de corte centrista.

El ala más conservadora de la CDU fue acorralada. Merkel, agrega su biógrafa Jacqueline Boysen, también es capaz de “pasar por encima de aspectos éticos, ideológicos o programáticos” de su propio partido. Los conservadores muchas veces asumen posiciones liberales, y la izquierda en no pocas ocasiones toma decisiones conservadoras. En Alemania, Merkel impulsó decisiones como el fin del servicio militar obligatorio o el de la energía nuclear.

Otro Merkel, el prestigioso politólogo Wolfgang Merkel, interpretó recientemente de forma retrospectiva que la CDU pasó de ser un partido de centro derecha a convertirse en un partido solo de centro. Esto, a su juicio, dejó espacio para un nuevo partido a la derecha: la AfD (el populista ‘Alternativa para Alemania’).  La división de la población respecto al tema de la migración y los refugiados se ha mantenido hasta hoy. No solo en Alemania.

Merkel es un contrasentido en muchos aspectos, incluido el religioso.  

Merkel no es una luterana típica, sobre todo es cristiana.  Merkel es una creyente  que tomó su cargo invocando la ayuda de Dios.  ¿Gnostica Cristiana? Posiblemente. Es muy liberal y respetuosa con todas las creencias.

Existe el rumor de que su familia materna es de origen judio. Cuando se celebró en Berlín una manifestación en contra del antisemitismo. La canciller alemana Ángela Merkel declaró que “todo aquel que agrede a un judío nos está agrediendo a todos”.. 

Merkel se ganó el título de líder de oposición al militar en las elecciones de su país en la Unión Democrática Cristiana , un partido mayoritariamente católico y con amplia cabecera masculina del sur alemán, pese a ser todo lo contrario, ya que ella proviene de una familia tradicionalista protestante del norte alemán.

En coincidencia con el enorme valor que los protestantes dan a la libertad de conciencia, en septiembre de 2010 le entregó personalmente un premio a la libertad de expresión al dibujante danés Kurt Westengaard, autor de la polémica caricatura de Mahoma que provocó graves protestas en varios países árabes, en 2006, y le valió amenazas de muerte, que estuvieron a punto de materializarse. La prensa alemana consideró la presencia de Merkel en ese acto como el gesto más arriesgado de la canciller ese año.

Angela Merkel, la hija de un pastor luterano,   carece de convicciones inamovibles o de grandes visiones. Sus ideas son como las leyes científicas: meras hipótesis que mantiene hasta que demuestran ser erradas. Así se entiende su giro frente a la energía nuclear, que pasó de defender a condenar tras la catástrofe atómica de Fukushima, pero también su polémica gestión en la crisis del euro, que marcó su segundo mandato iniciado en 2009: Merkel descartó ayudas a Grecia que luego aprobó, prometió limitarlas a máximos que luego violó y fustigó herramientas como la compra de deuda pública por parte del Banco Central Europeo (BCE) que luego avaló.

Además de los grandes logros económicos y de empleo de Alemania, la canciller conservadora también suma políticas socialdemócratas, como el matrimonio homosexual, la introducción del salario mínimo interprofesional y la obligación de que el 30% de los puestos de consejeras de las grandes empresas estén ocupados por mujeres. Una gran medida feminista para una mujer que dice no ser feminista. Merkel se crió en Alemania Oriental, donde las mujeres trabajaban pero en casa existía un fuerte patriarcado, y quizás por eso no se ha querido convertir en una figura señalada del feminismo.

Alemania es la cuarta economía más grande del mundo y se le reconoce como el país más poderoso e influyente de la Unión Europea.

Angela Merkel representa  al Ejecutivo de gran coalición —conformado por conservadores y socialdemócratas- que gobierna en Berlín y que proyecta su alargada sombra de poder fáctico en toda Europa.

La mandataria, a la que califican como «líder de facto» tiene formalmente menos atribuciones en comparación con los jefes de gobierno en París, Moscú o Washington formalmente, menos poder. Sus 14 años en la Cancillería han dado forma al país, hasta el punto de hablar de una “era Merkel”. Los adolescentes no han conocido otro canciller.

William_Blake_003
El Gran Dragón Rojo y la Mujer revestida con el Sol de Wiliam Blake.

FRAU EUROPA,  LA MUJER SOL

La mención la Mujer Sol es, desde luego, metafórica; al igual que el título del enigmático libro de la Biblia: El libro de las revelaciones o Libro del Apocalipsis, al que hace referencia.
De hecho, revelar significa volver a velar, es decir, esconder algo bajo un nuevo velo; todo lo contrario de lo que actualmente entendemos por revelación; es decir, algo que súbitamente es puesto de manifiesto. En ese caso, la palabra adecuada sería desvelar.

En el cielo no sólo apareció la Mujer Luminosa, sin velos. También un dragón rojo con una diadema en cada una de sus siete cabezas y una cola que arrastraba la tercera parte de las estrellas del cielo, estrellas que arrojó contra la tierra. El dragón, serpiente antigua, quería devorar al hijo que la Mujer esperaba en su vientre y hubo una batalla entre la bestia y los ángeles, y a la Mujer le dieron las dos alas de un águila para que volase lejos del dragón y éste vomitó un río para ahogarla y la tierra se abrió y se tragó el río vomitado por la bestia de las siete diademas.

El Gran Dragón Rojo y la Mujer revestida con el Sol de Wiliam Blake representa la lucha final de los dos titanes de caos y  de luz. La Madre  Luminosa esta gestando la vida y la Bestia Roja espera que surja para destruirla. Ambos se confunden en un abrazo, pero cada cual sabe que es una lucha despiadada donde las formas de hipocresía y diplomacia importan.

Lo más curioso de El Gran Dragón Rojo y la Mujer Vestida con el Sol es la actitud de la humanidad. Sus rostros desesperados no observan a la mujer, sino al Gran Dragón Rojo, al que quizás han invocado para exterminar a la hembra primordial. Más allá de esa dualidad, y muy a pesar de lo fascinante que resulta la imagen del Dragón Rojo, es la Mujer Vestida de Sol la que prevalece, sin importar cuan horribles sean las circunstancias.

Apareció en el cielo una gran señal: una mujer vestida del sol, con la luna debajo de sus pies, y sobre su cabeza una corona de doce estrellas. Y estando encinta, clamaba con dolores de parto, en la angustia del alumbramiento.

También apareció otra señal en el cielo: he aquí un gran dragón escarlata, que tenía siete cabezas y diez cuernos, y en sus cabezas siete diademas; y su cola arrastraba la tercera parte de las estrellas del cielo, y las arrojó sobre la tierra. Y el dragón se paró frente a la mujer que estaba para dar a luz, a fin de devorar a su hijo tan pronto como naciese.

Y ella dio a luz un hijo varón, que regirá con vara de hierro a todas las naciones; y su hijo fue arrebatado para Dios y para su trono.

Apocalipsis 12:3-4

¿La bandera de Europa es la corona de la Virgen?

La exégesis católica supone que esa mujer es la virgen María, y que su hijo, Jesús, es la presa que ansía el Gran Dragón Rojo (Satanás o Lucifer). Sin embargo, la imagen de una criatura imposible que desea devorar a los recién nacidos se asemeja mucho más al mito griego de Cronos devorando a sus hijos.

La luna bajo sus pies y  las doce estrellas  identifican a Europa. La bandera europea está formada por 12 estrellas amarillas dispuestas en círculo sobre fondo azul. Las estrellas representan los ideales de unidad, solidaridad y armonía entre los pueblos de Europa. Algo que la gran dama del norte ha demostrado sobradamente defender. El número de estrellas no tiene nada que ver con el número de países de la UE, aunque el círculo sí es un símbolo de la unidad. Doce es el símbolo numérico de la perfección y la plenitud, como debería ser la unión entre los pueblos.  Pero simbologías del 12 hay las que queramos: meses, horas, zodiaco, vueltas que da la luna a la tierra, apóstoles de Jesús, hijos de Jacob y tribus de Israel, dioses del Olimpo, Vía Crucis, las tablas de la ley romana, los mandamientos cristianos, los trabajos de Hércules, … vamos, para no parar.

Aunque se defina esta bandera como un símbolo laico y alejado de cualquier vertiente religiosa, la verdad es que Arsène Heitz,, el artista que la diseño, unos años antes de fallecer confirmó que su fuente de inspiración para crear la bandera fue la imagen de la Virgen María como aparece representada en el libro del Apocalipsis, con una corona de doce estrellas sobre su cabeza. A todo esto se le añade que la bandera se aprobó el 8 de diciembre, día de la Inmaculada. Las doce estrellas doradas se encuentran posicionadas verticalmente, es decir, con una punta dirigida hacia arriba, representación del hombre.

El primer edificio público en el que se desplegaron las 12 estrellas sobre fondo azul fue una catedral, en forma de vitral coronando a la Virgen: Estrasburgo. Un vitral ofrecido por el Consejo de Europa para sustituir al reventado por los bombardeos de 1944.

Para los agnósticos es tremendamente perturbador, pero qué deciros de los protestantes que rechazan el culto a María por considerarlo contrario al párrafo del Éxodo que dice “”No tendrás dioses ajenos delante de mí”; recordar que Margaret Thatcher decía que la Unión Europea era una conspiración católica. Angela Merkel es luterana, debe de haber tenido que superar muchos prejuicios para alcanzar tanta imparcialidad.

 El valor más importante que quiere compartir esta bandera con todos los pueblos que la integran es el respeto y la convivencia pacífica. De ahí que el color azul  para representarlo sea el de elementos de la naturaleza como el mar o el aire, los cuales deben compartir los países europeos entre ellos. Ese es su verdadero valor y significado..

Immanuel-Kant
Immanuel Kant (1724-1804).

El Liberalismo de Merkel

El gran pensador clásico liberal fue Immanuel Kant.

Llamada también Frau Europa, la mujer más poderosa del mundo, Angela Merkel, de 64 años, ahora es la líder indiscutible del continente europeo; la dama luminosa, agotada, pero determinada defensora imperturbable de una Unión Europea asediada y garante de los valores liberales de Occidente.

El liberalismo político es aquel que busca construir un marco jurídico mínimo dentro del que todos los ciudadanos puedan convivir: vive y dejar vivir. El liberalismo  tiene una base metafísica y constituye un instrumento para la promoción de la dignidad humana. Nace de una visión humanista de su realidad. De la idea que el hombre tiene una misión espiritual que cumplir en la tierra.  A este respecto, los franceses se han mantenido fieles a la concepción original e histórica del liberalismo. No es casualidad que el término francés laissez faire se use en todo el mundo como sinónimo de una economía que funciona libremente.

Hay una creciente conciencia de la íntima relación entre la ideología liberal y lo que ha sido calificado como «el milagro europeo», es decir, el desarrollo del crecimiento económico sostenido que ha caracterizado a Europa y sus retoños en todo el mundo, incluyendo Estados Unidos. Aunque en cada país han adaptado el concepto filosófico a sus propios intereses económicos y sociales.

El liberalismo angloamericano es diferente a los liberales germanos. Los primeros tienen como maestro al fundador del Capitalismo moderno Adam Smith,  escocés y discípulo de Locke y Hume . Los liberales alemanes tienen como maestro al humanista  cosmopolita Inmanuel Kant. entre otros, sin olvidar la influencia de El Capital de Carl Marx

Fiel al espíritu de la Ilustración, Kant llevó a cabo un esfuerzo importante por demostrar que el uso de la razón (práctica) es la única vía correcta para lograr la convivencia pacífica, tanto entre los individuos, como entre los pueblos y naciones. El resultado más destacado de dicho esfuerzo se encuentra en las líneas del breve ensayo Hacia la paz perpetua, escrito en el año de 1795, nueve años antes de la muerte del ilustre filósofo.

Merkel, la primogénita de una familia religiosa en un Estado oficialmente ateo, creció en el sobrio ambiente del seminario de Waldhof, un gris complejo en las afueras de Templin, al norte de Berlín, en el que los religiosos atendían a centenares de discapacitados. Ella comentó alguna vez lo mucho que aprendió al tratar a diario con estas personas. En Waldhof, la joven Merkel escuchaba atentamente las conversaciones de sus mayores, que giraban en torno de la teología y la filosofía de Immanuel Kant y otros pensadores de la prolífica escuela alemana.

Toda la cultura y el arte que adornan a la humanidad, así como el más bello orden social, son frutos de la insociabilidad, en virtud de la cual la humanidad se ve obligada a autodisciplinarse y a desarrollar plenamente los gérmenes de la Naturaleza gracias a tan imperioso arte

Immanuel Kant,

Inmmanuel Kant sigue estando presente en todos los debates éticos y morales. El principio de la moralidad, esa idea de la buena voluntad, de la máxima universal para todos, la búsqueda de los mecanismos formales en la moral,  Pero Kant no sólo escribió obras tan abs­tractas, también escribió opúsculos centrados en temas tan concretos como la paz perpetua, en su idea de que los países podían alcanzar un equilibrio, prefigurando la idea de una alianza de naciones, en la cual cada uno de los países renuncia a una parte de su soberanía para poder vivir en conjunto y en armonía como un solo país. Dicho de otro modo, hay una serie de temas, como las Naciones Unidas y grandes instituciones internacionales que responden a principios kantianos, lo sepan o no.

Nos identificamos con la mentalidad de Kant cada vez que queremos que algo se haga universal, que un beneficio, un logro de la so­ciedad, sea para todos. El pensamiento kantiano está detrás cuando pretendemos que la sanidad y la educación sean universales, o anhe­lamos que todos colaboremos en el respeto del medio ambiente. En otras palabras, aquellas cuestiones que van más allá de los gobiernos y de las ideologías responden a la visión de Kant, quien explicó su visión sobre el mundo desde su vida extraordinariamente tranquila, rutinaria, nada espectacular, desde donde fue estableciendo las bases de las grandes revoluciones intelectuales de la modernidad.

La república berlinesa de Angela Merkel es una Alemania europea, libre, civilizada, democrática, se rige por las leyes y tiene conciencia social y ecológica. No es perfecta, ni mucho menos, pero es tan buena como cualquier otro gran país de Europa, y la mejor Alemania que ha existido jamás.

Tenaz, cálida en las distancias cortas y muy directa. Así es como definen sus allegados a Merkel, la primera mujer en convertirse en presidenta de Alemania y protagonista cada día de cientos de titulares políticos y económicos.

Merkel siempre desconcierta. En los medios de comunicación, Angela Merkel se confunde con el Dragón Rojo, pero ella no es la bestia que quiere dominar el mundo. Ni el dragón rojo refleja  este color, sino que es  el colorido tórrido del fuego de sus dos cabezas supuestamente enfrentadas y que perpetúan las guerras  mundiales, para alimentar sus propias bocas. El fuego del dragón, solo existe cuando se apodera de otras superficies o del ser humano


FUENTES:

3 comentarios en “Angela Merkel: La Mujer Sol

  1. Si, una gobernante magnífica, de ella deberíamos aprender en España, porque aquí la política hace tiempo que es vergonzosa y la gente que no se manifiesta en contra, peor. Un país como España en la cola de tantas cosas importantes, ecología, transición energética, agricultura sostenible, educación honesta y de verdadera calidad…no lo que en realidad venden.
    En fin, gracias por otro artículo más ,de los que siempre aprendo. Siempre es positivo observar que en esta tierra aún quedan grandes personas
    Un abrazo

    Me gusta

    • Befana, gracias a ti por seguir este blog de forma tan participativa… El primer “Canciller de Hierro” y político alemán, artífice de la unificación alemana y una de las figuras clave de las relaciones internacionales durante la segunda mitad del siglo xix dijo sobre España:

      La nación más fuerte del mundo es sin duda España. Siempre ha intentado autodestruirse y nunca lo ha conseguido. El día que dejen de intentarlo, volverán a ser la vanguardia del mundo.

      –Otto Von Bismarck

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s