Ufología ancestral: “The Watchers”. Los “Observadores” en los textos bíblicos.

Interesante articulo de un compañero de WordPress

Lampuzo

Si una cosa he percibido en mi trato con los seguidores de la ufología, es su general sentimiento de ser “vigilados” por una o varias razas de pobladores de sofisticadas naves interestelares y que , según sus afirmaciones, pululan por éste, por otro lado,  parco e insignificante en proporción y situación, sistema solar de la Vía Láctea. Dentro de su ínclita relación de fehacientes testimonios, tanto antiguos como modernos, existe la posibilidad de encontrarse excelsas tecnologías y sofisticados comportamientos invasivos de sometimiento biológico y social, entremezclándose con una apreciable variedad de personajes bíblicos y de otras mitologías que desde los cielos mantienen un férreo control sobre la evolución del ser humano. Unos entes que podrían ser denominados como “Observadores”.

(En relación a la interpretación de Daniel de la profecía onírica del rey Nabucodonosor II…) En cuanto al îr (observador) que el rey vio, un malach hakodesh (espíritu divino), descendiendo de…

Ver la entrada original 2.695 palabras más

La Biblia en perspectiva feminista. Mercedes Navarro Puerto

Dirijo estre mensaje a la autora de este interesante blog… Eukleria…

“Ayer precisamente escribí un articulo en mi blog “El Santuario del Alba” sobre como cuestiono cualquier libro sacralizado y su Verdad Absoluta: Estoy muy acorde con tu escrito, las partes mas creíbles , bondadosas y sabias de la Biblia son por ejemplo, los libros de Judit, Ester, Tobías. Personajes como Rut o el Cantar de los cantares son liberadores del Amor que nos mostrara posteriormente Jesús. En contraposición con el dios vengador y terrorífico de otros pasajes del antiguo testamento o la sutil manipulación patriarcal de San Pablo sobre la vida y mensaje de Jesus, escrito por los Apostoles que nunca fue excluyente. Permiteme rebloguear y difundir tu articulo entre los seguidores de mi blog. Gracias”

elizabeth_stantonLA BIBLIA DE LA MUJER               Elizabeth Cady Stanton

  Mercedes Navarro Puerto. RdL
 La Biblia de la mujer fue el resultado de un experimento que no carece de interés: preguntarse por qué aparecen las mujeres en los textos bíblicos si no se las valora, y por qué no están, en cambio, cuando su presencia resultaría lógica.

Nada menos que un siglo antes de que la prestigiosa biblista Elizabeth Schüssler Fiorenza (Universidad de Harvard; En memoria de ella; Pero ella dijo), propusiera por primera vez a las mujeres la hermenéutica de la sospecha como punto de partida para una lectura feminista y liberadora de la Biblia, otra Elizabeth, la que hoy nos ocupa, a la cabeza de un grupo de expertas lo hizo directamente: leyó la Biblia desde la crítica y la sospecha feminista. La Biblia de la mujer fue el…

Ver la entrada original 1.591 palabras más

El ciclo de los supercontinentes

Interesante post sobre Gaia escrito por un compañero de Word Press: Le felicito y reblogueo el articulo al blog “El Santuario del Alba” para recomendarlo a mis seguidores.

Hombre Geológico

La Tierra es nuestro hogar y seguramente lo sea hasta que nos extingamos como especie. Pero nuestro planeta, lejos de ser estático, es un planeta que está muy vivo, un planeta dinámico que reacciona a los cambios y donde nada permanece eternamente. La composición de la atmósfera y los Cambios Climáticos Globales son dos ejemplos claros de ello, pero hay todavía otro suceso que llama mucho la atención por lo espectacular que son los cambios que protagoniza. Estoy hablando del movimiento de los fragmentos continentales, que se separan y colisionan cada cierto tiempo para dar lugar a diferentes continentes y supercontinentes.

Mapamundi.png Aunque en la actualidad se habla normalmente de seis continentes (América,  Europa, Asia, África, Antártida y Oceanía), el número de fragmentos continentales de grandes dimensiones ha cambiado a lo largo de la historia geológica del planeta (créditos: proyección Robinson de la superficie del planeta, obtenida de agustialbareda.wordpress.com)

Ver la entrada original 3.337 palabras más