La Liebre y el Conejo: Símbolos de la Diosa Lunar

ostara-
Las liebres y los conejos están vinculados a la vieja divinidad Tierra Madre, al simbolismo de las aguas fecundantes y regeneradoras.

La liebre se equipara menudo en simbología con el conejo, ambos son animales lunares o que representan a la Luna, tanto por ser principalmente un animal nocturno y por su fecundidad.

Los conejos y las liebres pertenecen a la familia de los leporidae. Son mamíferos que se reproducen con gran facilidad, por lo que han estado asociados en todas las culturas con la fecundidad y la desenfrenada sexualidad, lo que dio lugar a que en la Edad Media se los relacionase con la lujuria. Leer más »

La Legendaria Lilith, la Primera Mujer.

lilith

La tradición ha presentado a Lilit (Lilith) como una diosa del mal, una deidad femenina en forma de duende noctívago, demonio súcubo que visita a los hombres por la noche, mujer poderosa emancipada del común de los mortales y origen del mal que existe en el mundo. Lilit es un ser del que sabemos muy poco porque casi nadie ha querido investigar por temor y por el misterio que a lo largo de la historia ha producido su imagen.

Leer más »

El Santuario Exterior, un Jardín Sagrado

14947779_361482724202622_3557741358645730821_n
Mi altar a la Virgen Blanca, la Blanca Paloma en el Santuario Exterior de mi Jardín Sagrado.

Acércate a la naturaleza. Acerca la Madre Tierra a tu hogar. Aunque vivas en un piso siempre puedes crear un pequeño santuario que represente  la imagen del Paraíso, donde conectar con la energía de Gaia .  La energía de la Abuela Luna y la Madre Tierra equilibran tu naturaleza emocional pero necesitan de un ambiente de paz y equilibrio para desarrollarla.Leer más »

Las Trece Lunas Celtas

Mujer mirando a la luna

El mundo antiguo está cubierto de magia, mitos y leyendas que nos revelan entre sombras verdades eternas, misterios sagrados que esconde la naturaleza. Uno de los pueblos amantes de la Luna fue la celta. El centro del culto astrológico de los celtas era la luna, reina de los misterios de la noche y símbolo del espíritu femenino. La Tierra era venerada a su vez como generadora de toda fecundidad y ambas estaban representadas por la Gran Diosa.

Leer más »