Pontos y Thalassa, Espíritus Primigenios del Mar Mediterráneo

Rackham_shipwreck
Thalassa se defiende en la fábula de Esopo, “El granjero y el mar”

En la mitología griega , Thalassa o Tálasa era el espíritu primigenio del mar Mediterraneo.  Sus hermanos fueron la Tierra (Gea) y el Cielo (Urano). Su nombre latino era Mare, de donde deriva el vocablo mar. Se la representa como a una mujer hecha de agua, saliendo de este elemento.   El equivalente masculino de Thalassa  es Pontos y en ocasiones se les considera amantes o incluso matrimonio.

Leer más »

Te Recuerdo Mediterráneo

contaminació-mar-672x372

Mientras el disco homónimo de Serrat cantaba tu belleza, tu luz y tu olor, recuerdo haberme ocultado entre las dunas y cañaverales de tus despobladas playas para disfrutar de mi primer amor. Recuerdo el acto rebelde de bañarme desnuda en noches de luna llena y el éxtasis de un día al ver aparecer una tortuga marina para desovar . Era 1975 y el plástico aún no había invadido nuestras vidas, tampoco intoxicaba tus límpidas aguas.

Eras THALASSA, la “Mare Nostrum”. “Mare” divina de playas solitarias, yo flotaba en tus aguas cristalinas abandonada a las  suaves caricias de tus olas maternales, jugando que estaba muerta en tus brazos.Leer más »

CHINA: El Hacedor de Lluvia

lluvia-.jpg

Cuentan que en el pasado en las tribus y en los pueblos había una persona que se encargaba de una función primordial de todas, la de Hacedor de Lluvias. En las sociedades que dependían directamente de la agricultura por temporal, las sequías significaban muerte, enfermedades y años de sufrimiento. La expectativa de lluvia cuando ésta faltaba se convertía en la espera de un milagro que podía cambiar radicalmente la existencia. Y por supuesto, alguien capaz de hacer llover se volvía la persona más valiosa para ese mundo.

La falta de lluvias comporta la sequía de nuestros pantanos y pérdida de nacimientos de agua y manantiales. Además de calor insoportable e incendios descontrolados de bosques y areas rurales. Por tanto yo creo que esta figura debería recuperarse.Leer más »

Tierra de Cementerio

cementerio-ohlsdorf-1
Cementerio Ohlsdorf, en la ciudad de Hamburgo,

Algunas civilizaciones antiguas quemaban a sus muertos en piras funerarias o en barcas flotando en el mar. En la actualidad, cada vez mas, el fuego es un elemento importante en los ritos funerarios de gran parte del mundo pero hay mucha gente que sigue prefiriendo la costumbre de enterrar en la tierra a sus muertos. Yo soy una de ellas, por muchos motivos. Uno de ellos es porque  así, enterrando a los muertos,  se cierra el círculo, el ciclo de la vida en la Naturaleza: del suelo venimos y al suelo vamos para volver a nacer.

Leer más »

Elementales: Las Lamias Vascas

Escultura de una Lamia en Mondragón (Guipúzcoa).
Escultura de una Lamia en Mondragón (Guipúzcoa).

Las Lamias Vascas (lamiak o laminak) son entidades mitológicas casi siempre femeninas que forman parte de la cohorte de sirvientas de Mari. El imaginario vasco las confunde a veces con ninfas o brujas. Como la diosa a veces, se distinguen por la peculiaridad de poseer extremidades de animales, pata de cabra o pata de oca. Esta idea de mujeres con pies de animal, en forma de garras, de gallina o ganso se remonta al III milenio a.C. En la zona costera tienen cola de pez. Poseen, también una gran belleza, se las suele describir igualmente con una larga cabellera, por lo general rubia.

Leer más »

El Culto a las Aguas en la Península Ibérica

luna004El medio acuático ha inspirado a los hombres de todas las épocas un sentimiento de veneración. En la mayoría de las culturas, la cosmovisión que explica el origen del mundo, atribuye al agua un destacado y fundamental papel en el marco de los cuatro componentes primarios que el hombre antiguo distinguía en la naturaleza: tierra, agua, aire y fuego.

El culto a las aguas en la Península Ibérica existe desde la prehistoria. El agua ha jugado habitualmente un papel importante en la liturgia religiosa, desde el mundo prerromano, bien sea por su carácter purificador, iniciático (formando parte de ritos de paso como ocurre con el bautismo), curativo o adivinatorio. A determinados manantiales, pozos o corrientes de agua se les han atribuido, tradicionalmente, especiales propiedades curativas, bien sea por los elementos disueltos en ella o por el sentido mágico que se les presume. Así, en algunos de estos lugares, la existencia de un suministro de agua constituyó un elemento, lo suficientemente atractivo, como para convertirlo en espacio de reunión e, incluso, para la celebración religiosa.

Leer más »

Elementales: Las Ninfas de las Aguas

2hada0ywLas Ninfas eran divinidades femeninas greco-latinas que habitaban en mares, bosques, árboles, montañas y grutas. Personifican a las fuerzas naturales de los bosques, las fuentes, el mar y los ríos, y presiden en ellos el crecimiento y la fecundidad de los reinos vegetal y animal. Esto quiere decir que eran divinidades ctonicas de la naturaleza.

Ninfa, en griego, significa “la que está cubierta y velada”, y designa a la novia o recién casada. Son, pues, las ninfas Dríades y Melíades, así como las Náyades (ninfas de las fuentes y los ríos), uno de los orígenes de la asociación del agua con los ritos de fertilidad y fecundidad.  Las ninfas están en su mayoría en la flor de la juventud, tienen temperamento amoroso, y a menudo se unen a los dioses y a los hombres. A su vez, eran capaces de profetizar sobre el destino de los hombres y mediante las aguas curar sus males.

Leer más »