La Luna LLena y el Calendario de los Indios Norteamericanos

espiritu loboLas tribus indígenas acostumbraban seguir el curso de las estaciones y les daban nombres distintivos a cada una de las lunas llenas que se repetían a lo largo de los meses del año. Sus nombres eran aplicados al mes entero en el cual ocurría cada una de ellas. Había algunas variantes en cuanto a los nombres de las lunas entre unas tribus y otras, pero en general eran los mismos nombres comunes que usaban las tribus de Nueva Inglaterra hasta las que estaban establecidas muy cerca del lago Superior. Los colonos europeos siguieron utilizando aquella misma costumbre, incluso crearon algunos nombres propios para designar a estas lunas llenas. El mes lunar tiene sólo 29 días de duración en promedio; la fecha de la Luna llena se suele “correr” o cambiar de un año a otro, es decir, no cae en la misma fecha cuando de nuevo se repite el mes al año siguiente.

Leer más »

El Águila para los nativos de América

aguila12_nEl Águila para los nativos de América…

El águila es admirada por  los Nativos de América, no solo como mensajera del Gran Espíritu, pero también como símbolo del poder de la naturaleza , de la supremacía o majestuosidad, de sus misterios, pero también de la sabiduría, coraje y fuerza. Algunas otras aves rapaces, como el cóndor y el halcón, son también asimiladas al águila, especialmente en América del Sur.Leer más »

Tonantzin (II) Coatlicue, la Madre Tierra Azteca

Coatlicue_(Museo_Nacional_de_Antropología)_MQ-3
Coatlicue, Museo Nacional de Antropología.

En los pueblos mesoamericanos, las deidades femeninas estaban relacionadas con la vida, la fertilidad y la tierra. Tonāntzin (del náhuatl: tonantzin = nuestra madre venerada; de to, nuestro + nan, madre + tzin, venerar’) en la cultura y mitología mexica es el término que se le designaba a distintas divinidades femeninas de origen telúrico,.

Tonantzin (1) representaba “La Tierra”, de donde surgimos y a donde volveremos, cuando cumplamos con nuestro proceso evolutivo decían los aztecas. Tonantzin para los mexicas, era la madre de todo lo que existe, de los hombres y lo más importante, parte de la pareja divina que creó al mundo y a todos los seres vivos. Yaocíhuatl significa diosa o mujer guerrera. Ambas advocaciones, Tonantzin y Yaocíhuatl, son títulos añadidos al nombre de varias deidades femeninas, principalmente para Coatlicue y Cihuacóatl.