Dioniso, el Dios de los Excesos y del Éxtasis.

hqdefault (3)
Dionisio (o Dioniso) era el famoso dios del vino, también conocido como Baco. Su nombre incluso hoy es sinónimo de excesos, locura, éxtasis y liberación; padre de la agricultura, el teatro y por qué no también de la borrachera,

Leer más »

Anuncios

El Dios Celta Cernunnos

Pan
El dios astado Cernunnos es uno de los principales dioses de la cosmogonía celta. Protector tanto de la presa como del cazador, es también un dios de la abundancia, la fertilidad y la renovación, y, por tanto, asociado al mismo tiempo a la vida y a la muerte. Simboliza la fuerza, el poder y la perennidad.

Leer más »

El macho cabrio, Akerbeltz, el señor de los aquelarres del norte.

El aquelarre Francisco de Goya, 1797–1798 Óleo sobre lienzo a partir de un fresco • Romanticismo 43 cm × 30 cm Museo Lázaro Galdiano, Madrid, España
El aquelarre
Francisco de Goya, 1797–1798
Óleo sobre lienzo a partir de un fresco • Romanticismo
43 cm × 30 cm
Museo Lázaro Galdiano, Madrid, España

La mitología del pueblo vasco se desarrolla en un entorno animista y mágico.  Gran parte de los seres que componen el mundo están animados por espíritus o genios que trascienden la naturaleza humana. El macho cabrio, Akerbeltz, el señor de los aquelarres del norte, mitad hombre mitad bestia, señor de las bestias y protector de la vida salvaje es la representación del viejo dios Cornudo del neolítico europeo.

La diosa Mari al igual que otras divinidades femeninas cantábricas las anjanas, las xanas y las mouras y sus descendientes griegas (moiras) y romanas (parcas) es, entre sus múltiples funciones, una hilandera del destino, que cose dentro de su cueva frecuentemente ayudada por Akerbeltz, en cuyos cuernos enrolla el hilo.  Este conocido genio toma forma de macho cabrio negro, como indica su nombre. A veces nos muestra su lado benévolo, pero otras nos enseña su cara oscura. Cuando nos muestra su lado bueno adquiere características parecidas a Mari, convirtiéndose en jefe de otros genios. Su carácter maléfico ha sido recogido en la obra de los artistas plásticos de todos los tiempos; y, así, se le representa en grabados y pinturas que simbolizan escenas cargadas de misterio, en las que el macho cabrío ocupa el centro del conciliábulo.

Leer más »